CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Tecnología automotriz

Intel paga US$15,000 millones por firma enfocada en autos autónomos

La compra de Mobileye, anunciada el lunes, busca impulsar los propios esfuerzos de Intel en la creciente industria de los vehículos de conducción autónoma.

Intel Mobileye Partnership

Intel y Mobileye han trabajado juntos con anterioridad, incluyendo en un proyecto de autos autónomos con BMW.

Christof Stache/AFP/Getty Images

Intel sabe cómo comenzar una semana -- con una adquisición enorme en un segmento en pleno auge de la industria de la tecnología.

La gigante de microprocesadores anunció que llegó a un acuerdo para adquirir Mobileye, una empresa israelí de tecnología enfocada en el desarrollo de tecnología para automóviles autónomos. La adquisición, según múltiples reportes, está valorada en US$63.54 por acción, o alrededor de US$15,000 millones en total. Intel espera cerrar el acuerdo en menos de un año, y las juntas de ambas compañías ya lo han aprobado.

La adquisición resultará en una sola unidad de conducción autónoma que combina Mobileye con el Grupo Automatizado de Conducción de Intel. La filial tendrá su sede principal en Israel, y será liderada por el profesor Amnon Shashua, actualmente presidente y director general de tecnología de Mobileye.

"Mobileye ofrece la mejor visión computarizada para vehículos de la industria automotriz y un fuerte impulso con los fabricantes de automóviles y proveedores", dijo Brian Krzanich, presidente ejecutivo de Intel, en un comunicado. "Juntos, podemos acelerar el futuro de la conducción autónoma con un rendimiento mejorado en una solución cloud-to-car (nube a auto) a menor costo para los fabricantes de automóviles".

Como señala Reuters, la adquisición de Intel es la compra más grande del mundo de una empresa dedicada exclusivamente a la tecnología de conducción autónoma. Mobileye es un proveedor con mucha demanda, pues cubre aproximadamente el 70 por ciento del mercado de la tecnología moderna de asistencia al conductor.

Intel y Mobileye no son exactamente extraños. Las compañías ya se habían asociado anteriormente con otras firmas del sector automotriz. Mobileye, por ejemplo, hizo una alianza con Delphi para investigación y desarrollo de autos autónomos en donde Intel ofrecía los procesadores. Las dos también se asociaron con BMW, que asegura que sus vehículos incorporarán un modo de autoconducción en 2021.

Con la colaboración de Laura Martínez.