CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Computadoras portátiles

Intel da un impulso de poder a sus chips Core i de octava generación

La empresa dice que sus procesadores de última generación mejorarán en 40 por ciento el desempeño, con un enfoque en la resolución 4K y la realidad virtual, entre otras cosas.

Intel

A Intel le preocupa mucho que posiblemente estés usando una computadora de cinco años de edad. La empresa dice que por lo menos 450 millones de computadoras alrededor del mundo que aún están en uso podría tener cinco o más años.

Por ello, una de las grandes promesas de los procesadores de octava generación de la serie Core i que acaba de anunciar es que estos nuevos chips son dos veces más rápidos que los que tienen las laptops de cinco años de antigüedad. Eso no es tanto, porque en los últimos cinco años hemos visto mejoras titánicas en el desempeño de los procesadores para laptops, computadoras de escritorio, híbridas y tabletas.

Algo potencialmente más interesante es la promesa de Intel de mejorar hasta 40 por ciento la séptima generación actual de chips serie Core i, que muchas fabricantes de PC apenas han integrado a sus modelos más recientes. Intel le llamó un salto en desempeño que sucede "una vez en una década" durante una reunión con periodistas.  

Actualización de Kaby Lake 

Cada generación de nuevos CPU de Intel recibe un nombre de código, pero posiblemente los chips de octava generación se dividan entre (por lo menos) dos. Estos primeros procesadores de la octava generación, que según Intel están "diseñados específicamente para las delgadas y ligeras híbridas 2 en 1 premium" conservarán el nombre de código Kaby Lake de la séptima generación, aunque se les llamará Kaby Lake R, de "refresh" (actualización o refrescamiento, en inglés).

8th-gen-intel-core-i7-badge

Intel

Los siguientes chips de octava generación quizá serán parte de un nombre de código que ya se ha revelado: Coffee Lake. Estos usarán los mismos procesadores de 14 nanómetros (nm) que la generación anterior, la cual es una medida de los transistores que se usan para fabricar semiconductores. El esperado paso a partes más pequeñas de 10nm no se anticipa sino hasta 2018, aunque Intel ya ha dado varias pistas sobre sus planes futuros, y estos también podrían ser parte de la octava generación.

Intel espera lanzar sus CPUs para computadoras de escritorio a fines de 2017, y más procesadores para portátiles a principios de 2018, por lo que habrá que esperar para que la empresa divulgue más información sobre los procesadores de menor poder, como los Core M y los Core i3, así como de los de mayor capacidad, como los chips Core i9.

El futuro es 4K

Sin un cambio en el nombre de código ni en el proceso 14mn, ¿cuál es la novedad? Intel ha indicado lo siguiente como las razones por las que el consumidor debería querer un CPU de octava generación en su próxima laptop:

  • Hasta 10 horas de reproducción en 4K UHD de video local
  • La edición de fotos o creación galerías interactivas será hasta 48 por ciento más rápido frente a la generación anterior de chips.
  • Editar video será 14.7 veces más rápido.
  • Las nuevas gafas de realidad mixta de Windows podrán reproducir cierto contenido incluso solamente con la tarjeta de gráficos estándar integrada.
  • La respuesta del app de Windows Ink al usar un lápiz óptico será mejor.
  • La capacidad integrada de gráficos podrá funcionar con hasta tres pantallas externas 4K al mismo tiempo.
  • Una nueva función llamada Intel Online Content activará la verificación de seguridad de dos pasos, incluso en los chips de generación, usando tu propia laptop para dar uno de esos pasos.
8th-gen-intel-core-u-series-front

Intel/John Schulz

Intel dice que los chips de octava generación ayudarán a impulsar el crecimiento de la grabación y edición de video en 4K y 360 grados. También, el soporte que ofrecen para la ola de gafas de realidad mixta que vienen en camino es especialmente interesante, en lo que empresas como Acer, Lenovo y HP, entre otras, trabajan en aparatos de ese tipo. Sin embargo, la falta de una tarjeta de gráficos dedicada de Nvidia o AMD en esas gafas limitarán su uso a cosas simples como los videos 360.

Los gráficos integrados no recibirán una mejora en esta ola de nuevos CPU, aunque Intel cambiará el nombre de su tarjeta HD 620 a UHD 620 (UHD se refiere Ultra High Definition, o 4K). Algo que prácticamente tampoco ha cambiado son los estimados de vida de batería. En lugar de mejorar mucho el desempeño de la batería, Intel dice que el poder de la octava generación vendrá sin afectarla.

Intel dice que por lo menos se está trabajando en unas 145 computadoras con procesadores de octava generación; se espera que 80 de éstas lleguen en las Navidades.