¿Te encantó esa foto en Instagram? hazla malvavisco y cómetela

Boomf te deja comerte en deliciosos malvaviscos esas obras de arte fotográfico que has capturado en Instagram.

Boomf Instagram marshmallows
Toma un bocado delicioso de tus fotos favoritasFoto de Mint Digital

Algunas fotos de Instagram son tan guapas que hasta se antoja comerlas, sobre todo cuando reflejan gloriosas creaciones gastronómicas. Pues ahora puedes metértelas a la boca... literalmente. Con un poquito de ayuda de Boomf tus sueños comestibles en Instagram se harán realidad.

Empieza por conectar tu cuenta de Instagram con Boomf. El servicio, una empresa con sede en Londres, toma las imágenes de Instagram que hayas elegido y las imprime en malvaviscos comestibles. Imagina las posibilidades. Puedes ser lo más "meta" posible y comer malvaviscos impresos con imágenes de malvaviscos. Puedes incluso quemarlos en una deliciosa fogata.

Cada paquete consta de nueve malvaviscos de tu elección de imágenes y cuesta alrededor de US$25 y ahora ya está disponible en prácticamente todo el mundo. Boomf recomienda evitar imágenes con grandes áreas oscuras porque los detalles se pierden un poco en la impresión.

Cada malvavisco viene en sabores de vainilla natural y tiene aproximadamente un tamaño de 1.5 pulgadas cuadradas, lo suficientemente grande como para tomar un bocado, pero lo suficientemente pequeño como para que flote en tu chocolate caliente. Los dulces duran buenos un máximo de tres meses. Para tu información, como la mayoría de los malvaviscos, éstos no son vegetarianos.

Se necesita de una compañía inusual para crear un producto tan inusual, por lo que no es ninguna sorpresa que Mint Digital sea el cerebro detrás de esta operación. El estudio es el responsable de otros proyectos locochones como el proyector Projecteo Instagram y el Molly, un robot dispensador de dulces.

Boomf ofrece ya envíos internacionales. Mira aquí abajo un video sobre cómo funciona esta deliciosa idea.

Close
Drag