CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Tecnológicas indias se preparan para enfrentar normas migratorias más estrictas

Compañías de ese país modifican sus estrategias de visado a medida que el gobierno de EE.UU. empieza a aceptar las solicitudes de visas el próximo mes.

gettyimages-545163481.jpg
Getty Images

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aún no ha firmado una orden ejecutiva sobre las nuevas reglas para la solicitud de visas de trabajo, H-1B. No obstante, las empresas de tecnología indias ya se están preparando para enfrentar normas más estrictas cuando el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) empiece a aceptar las solicitudes para los permisos de trabajo el 3 de abril.

Tata Consultancy Services de India solicitará solamente el 15 por ciento de la cantidad total de visas que usualmente solicita, mientras que Infosys, una firma de consultoría, tecnología y servicios de subcontratación, ha decidido no solicitar visas H-1B para los empleados que tengan menos de cuatro años de experiencia, según reporta The Economic Times.

Mindtree, una empresa que provee servicios de soporte técnico, seguirá la misma estrategia de Infosys, mientras que la quinta empresa de subcontratación más grande de India, Tech Mahindra, solicitará visas de forma "proporcional a sus necesidades de negocios", según reporta la agencia de noticias Bloomberg.

Se propusieron revisiones a las normas de solicitud de visas H-1B a principios de este año. Las revisiones solicitadas incluyen el aumentar el salario mínimo a más de US$130,000. Si estas revisiones son aprobadas, las empresas de tecnología en EE.UU. tendrán que cambiar sus prácticas de contratación para así darle prioridad a los solicitantes locales antes de tornar la vista a los solicitantes de países extranjeros

Dicho esto, el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, le ha asegurado a las empresas indias que el gobierno de Trump le dará una aproximación "cabal" a la política de visas.

La visa H-1B fue presentada en los años 90 y le permite a las empresas estadounidenses que no podían encontrar personal a nivel local a contratar trabajadores extranjeros. El programa recibió críticas en años recientes que sostienen que las empresas explotan el sistema para contratar a trabajadores extranjeros a menor paga y así llenar puestos que pudiesen ser destinados para trabajadores estadounidenses.

La industria de la tecnología abarca la mayoría de las solicitudes de visa H-1B aprobadas, llevándose del 64.5 por ciento al 66.5 por ciento de las solicitudes aprobadas en 2014 y 2015, respectivamente, de acuerdo con USCIS. El 70.9 por ciento de las visas aprobadas es de ciudadanos indios.