CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Ciencia

La inmersión submarina más profunda revela los efectos de la inmundicia humana

Viaja unos 35,853 pies bajo el Océano Pacífico y encontrarás una bolsa de plástico.

20-underwater-limiting-factor-mariana-trench-c-atlantic-productions-for-discovery-channel

El submarino Limiting Factor se sumergió en lo más profundo del planeta Tierra —y se topó con basura.

Discovery/Five Deeps Expedition

La inmersión en el mar con tripulación más profunda jamás registrada nos mostró hasta qué punto ha llegado nuestra basura.

A fines de abril, el explorador estadounidense Victor Vescovo viajó 10,928 metros (35,853 pies) hasta el fondo de Challenger Deep, en la Fosa de las Marianas, en el Océano Pacífico, que se cree que es el punto más profundo del planeta. La exploración fue parte de la Five Deeps Expedition, que está graficando las cinco áreas más profundas del océano.

El equipo científico identificó al menos tres nuevas especies de animales marinos durante esta serie de inmersiones, incluido un tipo de anfípodo de apéndice largo. Desafortunadamente, Vescovo también vio una bolsa de plástico y envoltorios de caramelos durante su inmersión de cuatro horas en el sumergible de Limiting Factor, informó la cadena CNN.

"Es casi indescriptible lo emocionados que estamos todos por lograr lo que acabamos de hacer", dijo Vescovo en un comunicado después de concluir las inmersiones. "Sentimos que acabamos de crear, validar y abrir una puerta poderosa para descubrir y visitar cualquier lugar, en cualquier momento, en el océano, que es un 90 por ciento sin explorar".

Vescovo también superó el récord Challenger Deep de James Cameron: el director del Titanic quien alcanzó una profundidad de 10,908 metros (35,787 pies) en 2012.

La Expedición Five Deeps se transmitirá en una serie documental de cinco partes en el Discovery Channel a fines de 2019.

El mes pasado los científicos revelaron también que el carbono radioactivo de las pruebas nucleares de los años 50 y 60 llegó a los puntos más profundos del Océano Pacífico. En el lado positivo, Australia está comprometiendo alrededor de US$157 millones al año para preservar su Gran Barrera de Coral de los estragos del cambio climático.