CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

Ni las piernas de Kate del Castillo salvan la segunda temporada de Ingobernable

[Reseña con pocos 'spoilers'] El drama mexicano de Netflix ha estrenado ya su segunda temporada. Pero te va a costar seguir su compleja trama política, sobre todo si te enganchaste a Ingobernable simplemente para ver a Kate del Castillo en una serie de tintes telenoveleros.

Ingobernable, temporada 2

Kate del Castillo en la segunda de Ingobernable.

Juan Pablo Gutiérrez/Netflix

Si la forma de arrancar la primera temporada de Ingobernable nos pareció la de una telenovela política bien escrita y con mucha intriga, las cosas han cambiado un poco tras ver los dos primeros episodios de la segunda temporada que Netflix puso a nuestra disposición. 

El drama mexicano protagonizado por Kate del Castillo comienza justo después del final de la temporada pasada. Una presentadora de televisión practica antes de la transmisión del telediario cómo se pronuncia el apellido "Urquiza". Y es que las fuerzas del orden están a punto de atrapar a la exprimera dama, Emilia Urquiza (Del Castillo), atrincherada en el interior de una vivienda de Ciudad de México. La detención de la presunta asesina del presidente de México, con el que Emilia estaba casada, se retransmite en directo por televisión. 

Antes de que aparezcan los títulos de crédito introductorios tendremos tiempo de admirar el pelo perfectamente peinado y ondulado y la cantidad justa de maquillaje natural que lleva Emilia, pese a su condición de huída de la justicia. La cámara se mantendrá pegada a su rostro. Hasta que finalmente un plano nos muestre desde el aire el barrio de Tepito. En él te van a llamar la atención las explosiones claramente producidas con efectos especiales poco convincentes.

Ingobernable, temporada 2

Kate del Castillo en la segunda temporada de Ingobernable.

Juan Pablo Gutiérrez/Netflix

En esta nueva temporada de Ingobernable hay demasiadas tramas e intrigas políticas que desarrollar, además de personajes ya existentes a los que se suman los de nueva adquisición. Todo ello en un título en la que sospechamos que la mayoría de espectadores simplemente quieren ver a Del Castillo en su papel de falsa acusada por la muerte de su esposo, Diego (Erik Hayser).

Por un lado está el golpe de estado encubierto que el ejército, liderado por el general Almada (Hernán del Riego), está ejecutando sin que se acabe de saber quién mueve sus hilos. A eso hay que sumar la insurrección del barrio de Tepito y cómo sus vecinos, de entre los que Chela (Aida López) destaca como pocos, se empeñan en mantener como propio. El padre de Emilia y sus traiciones volverán a tener protagonismo. María (Alicia Jaziz), la hija de Emilia, y su desaparición jugarán un papel muy importante esta temporada. Un sinfín de personajes nuevos y de motivaciones ambiguas harán acto de presencia consiguiendo que cada vez sean más las preguntas que nos surgen sobre la compleja trama política de esta serie.

Reproduciendo: Mira esto: Las series en español en Netflix que más han dado de...
2:50

Con tanta conspiración política queda poco tiempo en realidad para los embrollos sentimentales. Y no ha habido mucha ocasión para ver cómo progresa la tumultuosa relación entre Emilia y Canek (Alberto Guerra). La serie ha encontrado el recurso de mostrarnos escenas del pasado de Emilia y Ana Vargas-West (Eréndira Ibarra) para conseguir introducir momentos más ligeros en los que se nos exponen recuerdos de la vida de ambas con Diego. Pero estos flashbacks son el único ingrediente un poco más ligero, o menos trágico, que la serie ha podido ofrecer hasta el momento.

Si hay algo que salva esta segunda temporada de Ingobernable es su protagonista en realidad. Del Castillo urde oraciones imposibles como "Me quieren romper pero no se los voy a permitir" o "Vas a pagar por todo lo que has hecho, aunque me cueste la vida. Vas a pagar, papá". Del Castillo también está simplemente estupenda. Y los creadores de esta serie lo saben y lo explotan. La intérprete mexicana tiene toda una secuencia en el primer episodio de la segunda temporada simplemente en camiseta. Luciendo sus piernas perfectamente esculpidas y que tantas horas en el gimnasio le deben haber supuesto. En el segundo episodio de esta segunda temporada, la actriz va un poco más allá y se luce en un plano en el que aparece de espaldas de cuerpo entero y completamente desnuda.

Pero ni esas piernas atléticas de Del Castillo consiguen rescatar la serie. Habrá que ver si en episodios sucesivos de esta temporada la trama se agiliza (y se aligera) y volvemos a engancharnos a esta telenovela política.

La temporada 2 de Ingobernable se estrena en Netflix a nivel global el 14 de septiembre de 2018.

No te pierdas toda nuestra cobertura sobre cine y series en la sección de cultura popular de CNET en Español.