La industria de la música reporta su mayor crecimiento en 15 años

El dinero proveniente de los servicios de 'streaming' dio a la industria un tremendo empujón en 2015, aunque no estamos gastando tanto en música como antaño.

Taylor Swift le negó a Spotify sus canciones en 2015, pero el 'streaming' impulsó el crecimiento de la industria musical.

Foto de Twitter.com/taylorswift13

¿Se acuerdan de 2015? Pues resulta que ese año fue el año más exitoso que la industria de la música ha visto en 15 años, según las cifras más recientes.

Eso es, al menos, en términos de crecimiento. La gente ya no gasta tanto en música como lo hacía en los días embriagadores de la década de 2000, antes de que la música digital, la piratería y el streaming dieran al mercado un vuelco de cabeza. Pero la cantidad de dinero gastado por los aficionados a la música está creciendo. En 2015, los ingresos de la industria crecieron un 5 por ciento, llegando a casi US$19,000 millones.

Las cifras provienen de la firma de análisis de la industria Futuresource, que examinó los ingresos procedentes de las ventas de CD, vinilo y otros medios físicos; de servicios de suscripción como Spotify y Apple Music, y de medios de pago por descarga incluyendo iTunes.

En lo que va de 2016, la música por streaming ha alcanzado nuevos niveles de legitimidad, sobre todo después de que finalmente la música de los Beatles llegara a Spotify, de que Apple Music reportara ya 13 millones de suscriptores de paga y de que grandes bandas y actos musicales se lanzaran en la plataforma Tidal.

Sin embargo, cabe aclarar que la música por streaming no ha sido acogida por todos en todo el mundo: los alemanes y los japoneses, por ejemplo, todavía gastan la mayor parte de su presupuesto para música en CDs.