CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Impossible Foods producirá muchas más hamburguesas de laboratorio

La fabricante de hamburguesas sin carne abre una planta de producción a gran escala y planea producir 1 millón de libras de carne falsa cada mes.

if-burger.jpg

Esta hamburguesa está hecha completamente de proteínas vegetales, pero luce, sabe y huele mucho como carne de verdad.

Impossible Foods

No es fácil hincar el diente en una de las hamburguesas sin carne de Impossible Foods. Después de todo, sólo puedes comer una en ocho restaurantes en todo EE.UU.

El miércoles, sin embargo, la compañía dijo que traerá su hamburguesa imposible (Impossible Burger) a 1,000 restaurantes al final del año. Para que eso suceda, la firma está abriendo una fábrica del tamaño de una cuadra. El objetivo: hacer por lo menos 1 millón de libras de carne de hamburguesa falsa cada mes.

"Se puede pensar en esto como el lugar de nacimiento de toda una nueva industria que va a transformar el sistema alimentario", dijo Pat Brown, ex profesor de bioquímica de Stanford, quien fundó Impossible Foods en 2011 y sirve como su presidente ejecutivo. Brown habló durante un evento de prensa en la nueva instalación, que está ubicada en un barrio industrial de Oakland, California, y debería alcanzar la producción máxima antes de 2018.

Impossible Foods es una de varias startups de tecnología que esperan convencer a la gente de que coma sustitutos de carne y lácteos.

Aunque Impossible se centra en las hamburguesas, su rival Beyond Meat vende de todo, desde proteínas vegetales hasta tiras de pollo. Otro competidor, Ripple Foods, vende leche a base de plantas. Otro, Hampton Creek, ofrece una mayonesa vegana llamada Just Mayo.

En lugar de comercializar sus productos a los veganos y vegetarianos, Impossible Foods y sus cohortes están tratando de tentar a los amantes de la comida y la carne. La idea es que no sólo estos falsos productos cárnicos sean más saludables, con menos antibióticos y hormonas, sino que también son menos intensivos en recursos y más respetuosos con el medio ambiente.

Por ejemplo, Impossible Foods dice que la producción de una de sus hamburguesas requiere sólo una cuarta parte del agua y el 5 por ciento de la tierra que requiere una hamburguesa convencional y que el proceso emite sólo el 13 por ciento de los gases de efecto invernadero.

"La forma en que estamos produciendo carne ahora es increíblemente destructiva", dice Brown. "Nuestra misión es reducir el impacto ambiental del sistema alimentario". Las hamburguesas de Impossible se hacen de un puñado de ingredientes, incluyendo proteína del trigo, proteína de la patata y aceite de coco.

Muchos de estos productos se han utilizado en hamburguesas vegetarianas antes, por lo que la verdadera salsa secreta de la hamburguesa imposible es una sustancia natural llamada leghemoglobina (conocida también como heme, en corto).

Impossible es la primera empresa de alimentos que agrega heme a sus productos veganos en un esfuerzo por replicar el sabor, el color y el aroma de la carne animal. Heme es lo que hace roja la sangre animal, y se encuentra en todos los seres vivos, incluyendo las plantas. Cuando las hamburguesas imposibles se cocinan en una cacerola, segregan un jugo rosado que se asemeja a la sangre, y también emiten el olor de la carne quemada.

Para el paladar sin discernimiento, es este componente lo que hace difícil diferenciar entre la carne falsa y lo que viene de las vacas.

Hasta ahora, la hamburguesa imposible se ha vendido en solamente ocho restaurantes de lujo, incluyendo el Momofuku Nishi en Nueva York; Jardiniere en San Francisco y Crossroads Kitchen en Los Ángeles. Impossible Foods dijo el miércoles que está agregando tres nuevos restaurantes del Área de la Bahía de San Francisco a su lista: Kronnerburger, Public House y Vina Enoteca. Los precios varían en estos restaurantes de US$12 a US$19 por una hamburguesa con guarnición.

Pero esto es sólo el comienzo para Impossible Foods. Una vez que la empresa tenga su nueva fábrica funcionando a plena capacidad, espera que eventualmente sus hamburguesas imposibles estén disponibles en supermercados y mercados internacionales. Impossible Foods también está desarrollando más carne a base de plantas y productos lácteos, como aves de corral, pescado y carne, dijo Brown.

"No necesitas animales para fabricar una carne deliciosa y sin compromisos", dijo.