​Huawei quiere destronar a Samsung y Apple en móviles

Richard Yu, director de Huawei, dijo al 'Wall Street Journal' que ser el número uno es difícil y tomará tiempo, pero que son pacientes.

Andrew Hoyle/CNET

Huawei ya ocupa el tercer puesto de las fabricantes de teléfonos más importantes en todo el mundo, pero la compañía china quiere el primer lugar.

"Queremos ser el fabricante de teléfonos número 1 a nivel mundial", dijo Richard Yu, director de Huawei, durante un evento auspiciado por el periódico The Wall Street Journal. "Es una carrera a larga distancia, y tenemos la paciencia".

De acuerdo con Gartner, Huawei cerró el primer trimestre de 2016 con el 8.3 por ciento del mercado de teléfonos inteligentes en todo el mundo, lo que le valió para ser el tercero en el ranking. El primer puesto lo ocupa Samsung, con un 23.2 por ciento; Apple le sigue con el 14.8 por ciento. Sin embargo, Huawei fue la única de las tres fabricantes que aumentó su cuota con respecto al mismo período de 2015.

Huawei es una de las fabricantes que han venido con la Ola asiática, junto con Xiaomi, Lenovo y Oppo, a conquistar occidente. Gartner pone a Oppo y Xiaomi en el cuarto y quinto puesto del ranking, respectivamente. Oppo creció hasta acaparar el 4.6 por ciento y Xiaomi, el 4.3 por ciento. Lenovo, si bien no aparece en la lista, está utilizando la sinergia con Motorola para conquistar Europa y América.

"Nuestro crecimiento es gracias principalmente al segmento premium." agregó Yu. "Si quieres ser el vendedor líder, tienes que mandar en el mercado de gama alta".

En fechas recientes, Huawei lanzó al mercado su par de teléfonos gama alta, los Huawei P9 y P9 Plus, que destacan por tener doble cámara trasera y tecnología de la firma alemana Leica que se especializa en objetivos y fotografía.

Pero los teléfonos no son la única razón para el éxito de Huawei. Según el Journal, la firma china destinó US$9,200 millones en 2015 para investigación y desarrollo, una cifra superior a los US$8,100 millones de Apple. Sin embargo, aún por debajo del despilfarro de US$12,500 millones de Samsung.

Close
Drag