CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Huawei pide a EE.UU. pruebas tras acusaciones contra sus productos: AP

El gobierno de Estados Unidos ha dicho que Huawei es una amenaza de seguridad para su país y para otros países aliados; ahora, Huawei pide que lo demuestre.

Óscar Gutiérrez/CNET

El presidente de Huawei, Ken Hu, dijo esta semana que Estados Unidos y otros gobiernos que le acusan de ser una amenaza de seguridad deben demostrar sus pruebas.

Según The Associated Press, Hu dio estas declaraciones durante una conferencia de prensa frente a periodistas de todo el mundo invitados a las oficinas centrales de Huawei. El ejecutivo dijo que prohibir el uso de tecnología de Huawei en telecomunicaciones "puede dañar a los consumidores al disparar los precios y ralentizar la innovación".

"Si tienen evidencia, deben mostrarla", dijo Hu, según citas de AP. "Tal vez no a Huawei y tal vez no al público, pero a las operadoras, porque esas son las empresas que compran productos de Huawei". 

El temor de los gobiernos surge a raíz de una ley china que requiere que las compañías cooperen con las agencias de inteligencia e indica que las fabricantes de equipo de telecomunicaciones quizá tengan que modificar sus productos, según AP. 

Este temor se ha disparado este año debido al surgimiento del 5G, una tecnología de comunicación celular que supone mayores tasas de velocidad para mejorar la comunicación de autos autónomos, robots de fabricación, dispositivos médicos y plantas de poder. Huawei es una de las pocas empresas listas para proveer de hardware listo para redes 5G.

El comentario de Hu llega como un llamado de atención luego de que múltiples países se están uniendo a Estados Unidos para prohibir el uso de infraestructura de telecomunicaciones de Huawei. Hu dijo que prohibir los productos de Huawei puede disparar los precios de sus rivales en un 15 y 40 por ciento debido a la ausencia de competencia. 

Esta semana, la agencia de seguridad informática en República Checa emitió un comunicado alertando sobre el uso de tecnología de Huawei y ZTE —también de origen chino— debido al sistema político y legal en China y de compañías con oficinas centrales en ese país. 

Durante los últimos meses, Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda ha bloqueado o limitado el uso de productos Huawei en su territorio. Japón dijo estar analizando la opción de seguir los pasos de estos países y el banco japonés SoftBank ha comenzado a sustituir el hardware de Huawei por el de Nokia y Ericsson, según ZDNet. Reino Unido también analiza opciones para evitar el uso de productos de Huawei.