CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
OPINIÓN Celulares

El Huawei P10 es un gama alta discreto con una cámara escandalosa

[Opinión] Después de tres semanas de uso, el P10 me parece un teléfono á la James Bond: discreto, con clase y con todas las armas para vivir un día más.

P10… Huawei P10

Óscar Gutiérrez/CNET

De alguna forma, Huawei encontró la manera de hacer que el Huawei P9 del año pasado fuera más bonito en la iteración de este año que conocemos como Huawei P10. Pero Huawei no solo ha hecho un teléfono más bello, también lo ha convertido en una bestia. 

El teléfono tiene todo para ser considerado uno de los mejores de este año, resaltar en su categoría de gama alta y ser la mejor opción para esas personas que quieren un celular de gama alta, pero tienen un presupuesto ajustado, por lo que los Galaxy S8, LG G6 y HTC U11 están fuera de su alcance.

Destacarse en un mercado tan atiborrado no es fácil, y mucho menos para una empresa como Huawei que si bien es bastante popular en China, no lo es en otras regiones. Pero Huawei lo ha logrado gracias al diseño y a una magnífica cámara fabricada junto con la alemana Leica. Todo esto combinado para traernos un celular lleno de sorpresas que parece más bien una navaja suiza.

El diseño: elegante por donde se vea 

El P9 del año pasado me gustó mucho, pero el P10 de plano sobrepasó mis expectativas. Desde que se saca de la caja -- una muy bonita, en tono blanco con detalles plateados de la marca --, el teléfono llama la atención por ser negro completamente al frente y con un acabado mate en su espalda. 

La decisión de hacer que el lector de huellas esté al frente, y no atrás como en el P9, hace que el P10 luzca bonito e incluso sexy. La espalda, gracias a esto, es completamente lisa y la potente cámara de Leica, a pesar de ser de doble lente, no es protuberante como la del iPhone 7 Plus, por ejemplo. La zona donde está la cámara trasera es de vidrio, algo que le da una elegancia aún mayor por la combinación de aluminio y vidrio -- ambos, en negro.

Es imposible negar que el Huawei P10 se parece mucho al iPhone 7 y a otros teléfonos que comparten parecidos. El P10 hasta tiene esas pequeñas franjas en un tono más suave en la parte alta y baja de su espalda que actúan como antenas para potenciar las redes inalámbricas. 

Los delgados biseles a los costados de la pantalla y el atractivo botón en tono rojo hacen un excelente juego para que el diseño del Huawei P10 sobresalga

Óscar Gutiérrez/CNET

Con pantalla apagada, el celular hasta podría hacerse pasar por un iPhone. Lo que los hace diferente (entre otras cosas), es el pequeño botón de bloqueo/encendido ubicado en su costado y que, definitivamente, es lo que más me gusta del diseño del Huawei P10. El botón no es la gran cosa y tampoco ofrece una funcionalidad sorprendente (como los Xperia de Sony que es ahí donde tienen el lector de huellas). Es un detalle y un aspecto tan minúsculo que marca diferencia en el diseño. 

Siguiendo por su cuerpo, el P10 todo lo hace bien. En la mano, a pesar de ser un celular de 5.1 pulgadas, se siente muy cómodo. Huawei no se sumó a la tendencia de eliminar biseles en los gama alta, como sí hicieron sus rivales. Lo que Huawei hizo fue curvear las esquinas y hacer que los marcos a los costados de la pantalla (más no la frente y quijada del celular) fueran más delgados; esto ha hecho que la pantalla de 5.1 pulgadas se agradezca en un cuerpo tan relativamente pequeño. 

Si el P10 hubiera perdido los biseles, nadie se hubiera molestado. Pero viendo lo atractivo que es el teléfono a pesar de tenerlos, tampoco molesta verlos. Puede que el Galaxy S8 y el G6 sean más vistosos por sus diminutos biseles, pero el P10 es súmamente elegante. 

El desempeño: lo esperado en un gama alta

El Huawei P10 tiene un procesador fabricado por la compañía y su batería es bastante grande como para durar gran parte de tu día

Óscar Gutiérrez/CNET

El Huawei P10, a diferencia del Galaxy S8 y LG G6, no ejecutan una versión de algún chip de Qualcomm. En realidad, Huawei hace algo que me encanta: se preocupa por el hardware y software, muy al estilo de Apple. Por ello, la fabricante china crea su propio procesador. 

El P10 utiliza el Kirin 960, un procesador con ocho núcleos, cuatro de 2.4GHz y otros cuatro de 1.8GHz de velocidad. Con estos números, el teléfono tiene todo lo necesario para ofrecerte el poder suficiente para ejecutar aplicaciones con fluidez, ejecutar Android 7.0 con la interfaz modificada y abrir, cerrar y moverte entre apps sin importar qué tan pesadas o exigentes puedan ser.

Me considero una persona que usa los celulares y todo dispositivo que tiene a mano a fondo. Por ello, el desempeño del P10 me ha dejado encantado. El celular no solo cumple en lo que necesito en rapidez de ejecución de apps, sino que lo hace con creces. Las aplicaciones no se traban, puedo cambiar rápidamente entre aplicaciones y el celular es fluido; también puedo ejecutar la cámara y ésta se abre instantáneamente con todas las funciones activadas. A pesar de ejecutar tareas demandantes, el celular apenas si se calienta. Un calentamiento que ni es molesto y es entendible. Incluso cuando ejecuto la multiventana (al tener dos apps abiertas al mismo tiempo) el teléfono cambia entre apps rápidamente y sin chistar. 

Quizá me hubiera gustado ver que Huawei colocara Android 7.1.1, porque el celular aún ejecuta Android 7.0 y para estos días ya existen celulares de gama media o baja con Android 7.1.1 como el Moto E4 Plus. Solo espero que el P10 no tarde en recibir 7.1.1 y esté listo para Android O en el otoño.

La batería, una de capacidad de 3,200mAh y acompañada de un cargador de carga rápida por medio del puerto USB Tipo C, no me ha dejado del todo complacido. Lo desconecto de su carga rápida a las 6 de la mañana y para las 3 o 4 de la tarde ya tengo que desembolsar el cargador para recargar la batería y así poder llegar al final del día a las 10 u 11 de la noche. 

También hay carencias

A pesar de lo mucho que me ha gustado el P10, también tiene sus puntos débiles. El P10 tiene una batería que no alcanza a llegar a mi día completo y no es resistente al agua -- una característica que ya se esperan automáticamente en celulares de gama alta como en los Galaxy S8 y LG G6. Quizá sea por razones del espectacular diseño, o simplemente porque Huawei no lo ha querido hacer, pero lo mejor es que mantengas a tu P10 lejos del agua. 

Luego está el tema de los biseles. No puedo dejar de imaginarme el mismo diseño del P10, con esa sobria espalda en acabado mate, su increíble cámara Leica y un panel frontal con mínimos biseles. Quizá este año el P10 mantuvo los biseles por el lector de huellas, pero ojalá para el próximo año se reubique y, ahora sí, el P10 luzca más despampanante. 

Al final, todo lo compensa su cámara Leica

La cereza del pastel y mi característica favorita de cualquier teléfono la tiene el P10 en su espalda -- su potente cámara firmada por Leica. Como amante de la fotografía, debo admitir que uno de mis sueños es tener una cámara de esta marca y lo más cercano que estaré (posiblemente) es usando la cámara en este P10. 

El modo automático de la cámara captura imágenes nítidas y bien definidas, sobre todo en escenarios bien iluminados como un día soleado o bajo la sombra pero con una buena luz matutina. 

Las imágenes son la misma foto, solo que con diferente apertura. Comenzando por la izquierda se muestran las fotos con menor apertura. Haz clic en la imagen para ver más detalles.

Óscar Gutiérrez/CNET

El desenfoque (o efecto de bokeh) ha sido mejorado con respecto al P9, por lo que este efecto ahora es mucho más natural. Me encanta que aun después de tomar la foto, se pueda manipular el punto de enfoque y la cantidad de apertura del lente. 

El modo monocromático del Huawei P10 hace imágenes espectaculares, como ésta de mi perro Steve

Óscar Gutiérrez/CNET

Otra de las cosas que más me ha gustado es el modo Monocromático de la Leica, que pone a trabajar solo uno de los dos lentes. Esto hace que las imágenes se capturen en blanco y negro de forma nativa, sin modificar colores. De hecho, ese lente que captura las fotos monocromáticas está hecho 100 por ciento para tomar fotos en blanco y negro (el otro lente es el que captura a color). 

El teléfono tiene más sorpresas. La cámara trasera esconde un modo profesional que permite modificar el ISO, el balance de blancos, la apertura, la compensación de luz y el enfoque. Todo esto se puede modificar a placer para tomar imágenes como si se tratara de una cámara DSLR. Toma nocturna, Pintura con luz, Cámara rápida, Cámara lenta, Nota de audio en imagen o video, escaneo de documento e incluso se puede configurar una marca de agua si crees que tu creación fotográfica puede ser robada por tanta creatividad. 

Otro de los aspectos que me ha encantado de la cámara es que permite guardar archivos de hasta 20 megapixeles y en formato RAW, ideales para editar imágenes en aplicaciones compatibles como Snapseed o Lightroom desde la comodidad de tu computadora. 

Sin duda, el Huawei P10 tiene mi cámara favorita en un teléfono inteligente. 

Conclusión: una bella y bestia

Esa sobria, mate y atractiva espalda del Huawei P10

Óscar Gutiérrez/CNET

Pese a sus grandes biseles, el Huawei P10 es una hermosura en cuanto a diseño; cumple con creces en el área de desempeño y su cámara es fenomenal. El teléfono cumple en todos los campos que para mí son necesarios en un celular: un impecable diseño, ser cómodo de usar, una cámara fenomenal y un confiable sistema operativo.

Toda mi vida ha sido marcada por usar un iPhone como teléfono principal, pero las fabricantes de Android están desvaneciendo esa brecha que existía entre el iPhone y sus rivales. Samsung y LG ya lo hicieron este año con celulares preciosos sin biseles; y Huawei no se queda atrás con un teléfono que no necesita de eliminar sus biseles para ser atractivo y que es el más elegante de los tres. 

Por si esto fuera poco, el precio del Huawei P10 lo hace también una excelente opción. En México, el teléfono cuesta 14,499 pesos, por lo menos 2,000 pesos menos que sus competidores de la gama. En Estados Unidos se puede conseguir por alrededor de US$600.

¿El Huawei P10 debe ser tu siguiente teléfono? Si la fotografía es lo tuyo y no te importa no tener el diseño más novedoso pero sí elegante, puede que el P10 sea lo mejor para ti. Si prefieres un diseño más llamativo con pantalla sin biseles, quizá debas voltear hacia otros lados.