CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

Huawei no abandonará EE.UU. pese a 'sospechas sin fundamento'

El presidente ejecutivo del negocio de consumo de Huawei dijo a CNET que no cerrará sus operaciones en EE.UU., a pesar de las preocupaciones de seguridad nacional del gobierno estadounidense.

Josh Miller/CNET

Uno pensaría que después de lanzar el Huawei P20 Pro, un teléfono de gama alta con tremendas especificaciones que desafían al Galaxy S9, el tercer fabricante de teléfonos inteligentes del mundo se deleitaría en la gloria y esperaría a que las ventas por adelantado llegaran rápidamente.

huawei-p20-and-p20-pro-5073

El Huawei P20 Pro, izq., tiene tres cámaras traseras

Josh Miller/CNET

Pero para la empresa china Huawei esos pedidos anticipados del importante mercado de EE.UU. nunca llegarán: el teléfono no será vendido aquí por ningún minorista importante o proveedor de servicios inalámbricos. Aún así, el presidente ejecutivo del grupo empresarial de consumidores de Huawei, Richard Yu, dice que su compañía no se está retirando de los Estados Unidos.

"Estamos comprometidos con el mercado de EE.UU. y con ganarnos la confianza de los consumidores de EE.UU. Al mantenernos enfocados en ofrecer productos e innovación de primer nivel", dijo Yu a CNET en un correo electrónico. "Nunca pondríamos en peligro esa confianza".

Los comentarios marcan una respuesta desafiante a las vagas advertencias hechas por funcionarios estadounidenses que han paralizado efectivamente la capacidad de Huawei de poner sus teléfonos frente a los consumidores de este país. En enero, AT&T se retiró de un plan para vender el Mate 10 Pro, un importante teléfono Huawei de gama alta. Según otros reportes, Verizon también rompió un acuerdo para ofrecer el teléfono, tras una fuerte presión política.

CNET también fue el primero en informar que Best Buy, la minorista de productos electrónicos más grande de EE.UU., dejaría de vender los teléfonos Huawei.

Huawei, que fabrica equipos de red de operadores además de teléfonos, ha sido criticada por el gobierno de Estados Unidos. Los jefes de la CIA, el FBI y la NSA aconsejaron sin rodeos a todos los estadounidenses a que no compraran ni utilizaran los productos y servicios de Huawei durante un testimonio abierto en el Congreso en febrero, por la preocupación de que los productos Huawei sean utilizados para espiar a los estadounidenses.

Yu desestimó esas inquietudes.

"Las preocupaciones sobre el riesgo de seguridad se basan en sospechas infundadas y son francamente injustas", dijo Yu. "Damos la bienvenida a una discusión abierta y transparente si está basada en hechos".

Huawei ha promocionado sus relaciones con otros operadores y países de todo el mundo.

Huawei's consumer products CEO Richard Yu shows the TalkBand N1. When they're not plugged into the ears, a magnetic clasp lets them snap around the neck like a necklace.

Richard Yu, en 2014.

Stephen Shankland/CNET

"Trabajamos con 46 de los 50 [mayores] operadores globales", dijo Yu a CNET, "y hemos mantenido un registro de seguridad muy sólido porque la seguridad es una de nuestras principales prioridades".

Además, promocionó que Huawei emplea a más de 1,000 personas en 13 oficinas a lo largo de Estados Unidos.

Si bien Huawei podría crecer más y más rápido con las ventas en EE.UU., la compañía dice que puede pasar al siguiente nivel incluso sin los compradores estadounidenses.

"Incluso sin el mercado de Estados Unidos seremos el número uno en el mundo", dijo Yu a principios de esta semana.

Pero una entrada en Estados Unidos sería de gran ayuda. Con un 11.6 por ciento del mercado mundial de teléfonos inteligentes, EE.UU. es el segundo país más importante, detrás de China -- que tiene un 30.4 por ciento, según IHS Markit. India, el tercer mercado de teléfonos inteligentes, tiene un 8.5 por ciento. 

"Huawei tendrá éxito sin EE.UU. gracias a sus diseños e innovaciones", dijo Wayne Lam, analista de IHS Markit. "Todavía hay otros mercados globales donde pueden ingresar y tener éxito". 

Pero incluso cuando Huawei no necesita estar en EE.UU., sí quiere estar aquí. 

"Reconocemos que no somos una marca conocida en EE.UU. y necesitamos construir nuestra marca aquí", dijo Yu. "Nuestro primer paso es ganar la confianza de los consumidores".