CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Móvil

Huawei abandona una demanda contra Estados Unidos por la incautación de equipo

La acción se da luego de que el gobierno estadounidense devolviera el equipo de telecomunicaciones del fabricante chino incautado por el Departamento de Comercio en septiembre de 2017.

huawei-p30-19

Huawei considera que la devolución del equipo "como una admisión tácita de que la incautación en sí misma fue ilegal y arbitraria".

Angela Lang/CNET

Huawei abandonó el martes una demanda en contra del Departamento de Comercio de Estados Unidos y otros organismos oficiales luego de que el gobierno estadounidense devolviera un equipo de telecomunicaciones que había incautado en septiembre de 2017. La demanda había sido interpuesta en junio, por separado de la demanda que el fabricante chino había interpuesto en contra del veto general de su equipo en el país.

La incautación del equipo incluyo hasta servidores, switches de Ethernet y otras herramientas de telecomunicaciones cuando iban de vuelta a China luego de ser probadas en California, dijo Huawei. Casi dos años después, la compañía china interpuso la demanda debido a que el gobierno no había decidido si era necesaria una licencia de exportación.

"Luego de una incautación prolongada y sin explicación, Huawei decidió abandonar el caso luego de que el gobierno estadounidense devolviera el equipo, lo que Huawei ve como una admisión tácita de que la incautación fue ilegal y arbitraria", según dice  la declaración de Huawei.

Reproduciendo: Mira esto: Especial Huawei: Su nuevo sistema operativo y otras preguntas...
21:25

El Departamento de Comercio, que declinó hacer algún comentario, agregó a Huawei a una lista negra tras un decreto emitido en mayo por el presidente Donald Trump que, básicamente, prohibía equipo del fabricante chino en cualquier red de comunicaciones en Estados Unidos. 

Las medidas exigían que las compañías estadounidenses obtuvieran licencias para hacer negocios con Huawei, cuyo equipo  era materia de preocupaciones de seguridad nacional debido al vínculo entre la compañía y el gobierno chino. Dichas compañías deberán conseguir licencias para vender cualquier cosa a Huawei una vez que la recientemente extendida exención termine.