​Es oficial: HTC comienza a colocar anuncios en BlinkFeed

La compañía dice estar probando la efectividad de la publicidad para promocionar aplicaciones o accesorios, y que los usuarios pueden optar por no recibirla.

blinkfeed-monetization.png
HTC comienza pruebas de monetización de BlinkFeed.Foto de HTC

HTC ha comenzado a mostrar publicidad dentro de su lector de noticias BlinkFeed en EE.UU., Reino Unido, Alemania, Taiwán y China, según informó la empresa a través de su propio blog.


El fabricante taiwanés explica que los usuarios verán un número limitado de anuncios y promociones relevantes de la red de publicidad AdNetworks, de la cual también son socios Yahoo y Twitter, así como autopromociones de accesorios y dispositivos.

"Estos anuncios son nativos, por lo cual aparecerán como un típico post de BlinkFeed y no como un banner o anuncio extra", explicó HTC en su blog. "Implementaremos una forma para que los usuarios puedan optar por no recibir estas promociones, pero esperamos que, al ser nativas y limitadas, ayuden a descubrir aplicaciones, productos y servicios".

HTC escribió que estos anuncios son una prueba, y aunque no especificó si había fecha de finalización de la misma dijo que mediría su efectividad de cara a mantenerlos en el futuro. La compañía dijo además que por ahora no se plantea el lanzamiento de este formato publicitario en más países.

Esta nueva medida de la empresa traería nuevos ingresos muy necesarios para una compañía que tuvo su primer balance de cuentas positivo a principios de este año, después de al menos cuatro de pérdidas millonarias.

HTC ha lanzado una gama de dispositivos bajo el nombre HTC One que ha evolucionado año tras año, y que, a pesar de tener galardones de diseño y prestaciones muy buenas, no ha logrado calar en el público que sigue prefiriendo marcas como Apple y Samsung. De hecho, estas dos empresas se mantienen en los primeros lugares de ventas en todo el mundo, seguidas de la fusión Lenovo-Motorola y de Huawei.

Esta misma semana HTC salió al paso de rumores sobre una posible compra por parte de Asus, otro gigante taiwanés que ha pasado de producir piezas para computadores y móviles a producir los suyos y a venderlos muy baratos.