CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

Te va a costar reengancharte a 'House of Cards'

La quinta temporada de la serie política de Netflix arranca el 30 de mayo, pero tal vez no quieras anular todos tus planes para quedarte en casa viendo la tele ese día.

hoc504unit00167r1.jpg

Robin Wright y Kevin Spacey en la quinta de House of Cards.

David Giesbrecht/Netflix

Es objetivo decir que House of Cards ha cambiado el medio. La serie de Netflix se estrenó hace cuatro años y demostró dos cosas: que la televisión de calidad es un formato perfecto para intérpretes consagrados (Kevin Spacey, Robin Wright), guionistas (Beau Willimon) e incluso cineastas (David Fincher); y que no es suicidio televisivo poner todos los episodios de una serie a disposición del consumidor un mismo día.

El estreno anual de House of Cards marcaba casi una tradición en muchos hogares: el fin de semana perfecto para quedarse en casa y devorar cuantos más episodios de esta sátira política mejor. Pero la serie creada por Willimon empieza a notar los achaques de la edad.

Para empezar, los productores de House of Cards tienen la manía discutible de arrancar sus nuevas temporadas sin un necesario resumen de aquello que vimos (y a duras penas recordamos) en años anteriores. Seguir House of Cards no es sencillo: a las tramas y maquinaciones políticas hay que sumar un elevado número de personajes, cada uno con sus propios intereses a servir. Pero si además estás tratando de recordar quién es alguien o qué pasó hace meses o años, las cosas se complican aún más.

hoc504unit03732r2.jpg

Paul Sparks y Robin Wright en la quinta de House of Cards.

David Giesbrecht/Netflix

Sí, mi opinión acerca este primer episodio de la quinta de House of Cards (Netflix no nos permite reseñar el resto de la temporada hasta dentro de unos días) sería posiblemente mucho más amable si la serie hubiera arrancado con un "Previously on House of Cards". Esto es lo que me hubiera gustado ver en él (si no has visto la cuarta temporada y no quieres saber spoilers, deja de leer):

  • Frank Underwood está en plena campaña presidencial contra el gobernador de Nueva York, Will Conway (Joel Kinnaman). Claire es la candidata a vicepresidenta.
  • ICO -- un grupo ficticio de terroristas radicales que la serie usa como símil del Estado Islámico -- secuestra a una familia de estadounidenses y exige negociar su liberación con Conway. Underwood se acaba metiendo por en medio. ICO libera a la madre e hija secuestradas pero asesina al padre.
  • Claire Underwood tiene un affaire (de esos tan adultos que tienen los Underwood) con el escritor Thomas Yates (Paul Sparks).
  • El periodista Tom Hammerschmidt (Boris McGiver) ha escrito un artículo desvelando algunos de los escándalos de los Underwood. A consecuencia de eso Remy Denton (Mahershala Ali) y Jackie Sharp (Molly Parker) deciden desaparecer.
  • El jefe de gabinete Doug Stamper (Michael Kelly) se siente culpable por haber hecho que Frank Underwood recibiera una donación de órganos que no le correspondía. Doug dona dinero a la fundación de la viuda del hombre que no hubiera muerto si él no hubiera intercedido y acaba iniciando una relación con ella.
  • La muerte y desaparición de Rachel (Rachel Brosnahan) -- la prostituta y ex amante de Doug -- continúa sin resolver.

House of Cards sigue siendo de consumo obligado para ciertos seriéfilos, sobre todo los adictos a la política que (como yo) están empeñados en ver paralelismos o guiños entre el gobierno Underwood y el gobierno Trump. El primer episodio termina con el presidente Underwood rompiendo la cuarta pared, mirando al espectador y diciéndole:

"You have nothing to be afraid of" (No tienes nada de lo que preocuparte).

Es difícil no sentir cierto escalofrío y pensar en todas las cosas por las que sí hay que preocuparse con determinados tipos de gobierno. Las interpretaciones de Spacey y Wright continúan siendo simplemente perfectas. Y nadie niega la calidad cinematográfica de esta serie.

Pero en una era dorada televisiva, iniciada en parte gracias a House of Cards -- donde abundan los títulos de calidad y las propuestas diferentes -- no sé hasta qué punto el drama de Netflix sigue siendo relevante e imprescindible para los adictos a la televisión.

La temporada 5 de House of Cards tiene 13 episodios y se estrena en Netflix el 30 de mayo, un martes. Algo que rompe con la tradición habitual de estrenar la serie en viernes.


¿Quieres seguir toda nuestra cobertura de cine, televisión y entretenimiento? Dale "Me Gusta" a nuestra página especial en Facebook.