CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Con la HomePod, parece que Apple al fin tomará en serio a Siri

La asistente virtual de Apple se ha quedado rezagada detrás de Google Assistant y Alexa, de Amazon, pero eso puede cambiar pronto.

James Martin/CNET
Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

Atrapada en su casa durante un día lluvioso, la actriz estadounidense Zooey Deschanel, en pijama de manga larga de color rosa, mira por la ventana y comienza una conversación con su iPhone.

"Vamos a pedir a domicilio sopa de tomate", dice en inglés. El teléfono responde rápidamente en una voz amable con una lista de restaurantes cercanos cuyas críticas mencionan sopa de tomate y entregas a domicilio.

screen-shot-2017-06-06-at-6-49-45-pm

La actriz Zooey Deschanel en un comercial de Siri en 2012.

Apple

Ese comercial de Apple, que salió al aire en 2012, mostró la nueva asistente de voz Siri como una visión de una asistente digital inteligente y siempre preparada. Sin embargo, Siri nunca fue tan capaz como el anuncio sugería, y la asistente virtual se ha quedado atrás a medida que los consumidores gravitan hacia Alexa de Amazon y Google Assistant.

Pero cinco años más tarde, Siri ha tomado más relevancia como parte integral de la HomePod de Apple, la bocina inteligente de US$349 que la empresa planea empezar a vender en diciembre. Este momento podría dar a Apple una razón para cumplir con esa promesa inicial de lo que Siri podría llegar a ser, ayudando a los usuarios frustrados a finalmente obtener mejores respuestas.

Pero esto no es del todo seguro y puedes resultar algo decepcionante. Tal vez incluso nunca llegue es sopa de tomate a tu domicilio.

"Hasta cierto punto, puede ser casi un accesorio", dijo el analista de Ovum, Francesco Radicati, sobre la jerarquía de Siri en la cartera de Apple. "Es probable que la mejoren más, pero no será tan grande como lo es Alexa para Amazon o la asistente virtual para Google, porque para Apple, el dispositivo lo es todo y es el final de todo".

Apple simplemente no tiene suficiente incentivo para seguir mejorando Siri, de acuerdo con Radicati. En contraste, dijo, Google está utilizando a su asistente para reforzar su tecnología de búsqueda y aprender más acerca de sus usuarios para vender más anuncios. Amazon, por su parte, puede utilizar Alexa como un nuevo canal de compra de voz para su tienda en línea. Apple, cuyo principal negocio es vender hardware, realmente no necesita Siri para lograr ese objetivo.

A pesar de que Apple lanzó a Siri tres años antes de que Amazon presentara a Alexa, la asistente inteligente de Apple está ahora claramente rezagada ante la competencia. Stone Temple, un experto en marketing digital, publicó un estudio en abril en el que les hizo las mismas 5,000 preguntas a Siri, Google Assistant, Alexa y Cortana de Microsoft para probar sus conocimientos generales. Siri respondió a solo 22 por ciento de las preguntas y de esas solo respondió correctamente a 62 por ciento. Siri también proporcionó la mayor cantidad de respuestas equivocadas.

Alexa, mientras tanto, respondió a menos preguntas, 21 por ciento, pero lo hizo de forma correcta 87 por ciento de las veces. A Cortana le fue mejor y Google Assistant fue el ganador indiscutible.

Vale la pena señalar que Siri es aún más limitada porque Apple esperó hasta el año pasado para comenzar a conectar su asistente virtual a aplicaciones de terceros y la empresa exige que los desarrolladores acepten protocolos de seguridad más estrictos para usar su plataforma HomeKit. Eso significa que Alexa de Amazon se conecta ahora a muchos más aparatos.

Tal vez consciente de que Siri no es tan inteligente como asistente, Apple le resto énfasis durante la presentación de la HomePod el lunes durante su conferencia mundial de desarrolladores, o WWDC 2017. Los ejecutivos de Apple, en cambio, se centraron en las cualidades del dispositivo como un altavoz de alta gama, mencionando su "conciencia espacial", una serie de altavoces de agudos que forman una red de transmisión y una bocina de bajos de 4 pulgadas. También utilizaron ese argumento para justificar el precio de la HomePod, que está muy por encima de los US$180 de la Echo original, la bocina de Amazon, y los US$130 del altavoz de Google, y siete veces más que los US$50 de la Echo Dot, la versión pequeña de la Echo.

Esa decisión podría agradar a los aficionados al audio -- ni la Echo de Amazon ni la Google Home salieron bien en las pruebas de sonido realizadas por CNET -- pero podría decepcionar a los usuarios de Siri que esperaban un cambio.

"El equipo de Siri ha trabajado muy duro para adaptar y aumentar la prominencia del dominio de la música en Siri y para que entienda más acerca de las preguntas que vamos a hacer sobre música", dijo a los asistentes a la conferencia Phil Schiller, vicepresidente principal de marketing mundial de Apple. "Ya que Siri está integrada allí y puedes hablar con ella, los equipos trabajaron duro para hacer también que fuera una asistente buena y útil".

Aunque Alexa tiene ahora más de 10,000 comandos, muchos de ellos no son muy útiles. Incluso los que se destacan sufren para ganar visibilidad en la Alexa Skills Store, un desafío inherente cuando se habla de aplicaciones de voz. Eso le da a Apple la oportunidad de concentrarse en solo un puñado de comandos en la HomePod, que puedan ser utilizados en dispositivos Apple y que funcionen muy bien, dijo el analista de Gartner, Brian Blau.

Esta estrategia de menos-es-más podría funcionar muy bien para los fans de Apple, pero Blau añadió que no sabremos qué tan buena será Siri en la HomePod hasta el próximo año, después de que los desarrolladores creen aplicaciones para el dispositivo.

"Espero que a Siri le vaya bien en la HomePod en las acciones relacionadas a contenidos [de audio y video], y no tanto en las preguntas abiertas que requieren un índice completo y la navegación por Internet", dijo Pat Moorhead, presidente de Moor Insights & Strategy.

Pero todavía estamos en una etapa inicial del desarrollo de las asistentes de voz y las bocinas inteligentes, por lo que Apple tiene una oportunidad de marcar la pauta en este mercado a pesar de las limitaciones actuales de Siri.

Además de eso, Siri no es la única que no está a la altura de sus anuncios publicitarios. Todas estas asistentes inteligentes todavía dan respuestas inexplicables, responden en momentos equivocados y a menudo molestan a sus usuarios.

"Todas son muy malas", dijo Blau. "Todas tienen un largo camino por recorrer."