CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Deportes

Este hombre burló a la muerte colgado con una sola mano en un planeador

Nunca sabrás cuántas ganas tienes de vivir hasta que te montas en un aparato para volar y no tienes el arnés puesto. Esta es la historia del turista Crhis Gursky.

"Hola, mi nombre es Chris Gursky y hoy voy a morir". 

Ese podría ser el inicio de la película que este youtuber grabó y que se ha vuelto viral.

Gursky estaba en su primer día de vacaciones en Suiza y decidió practicar ala delta, volando en un aparato construido para planear sin motor. El despegue y aterrizaje se efectúan a baja velocidad, por lo que es posible realizarlos a pie.

No es la primera vez que este norteamericano graba su experiencia como turista. En su canal de YouTube, Gursk3, existen varios videos de su visita a diferentes lugares fuera y adentro de Estados Unidos. Obviamente ninguno ha sumado tantas reproducciones como el que vamos a ver al final de esta nota.

Volvamos entonces a Suiza. Por su falta de experiencia, Gursky planificó volar acompañado. Sin embargo, a su maestro se le olvidó repasar la regla básica de cualquier deporte extremo: revisar que su copiloto estuviera enganchado al aparato.

Una vez que ambos estaban en el aire, se percataron de que Chris solo tenía una manera de permanecer en el aire: con las manos. ¡Houston, tenemos un problema!

La diferencia entre morir y vivir era la fuerza de Gursky. Peor aún: como no había un territorio despejado para aterrizar, el aparato, por acción del viento, se despegaba más y más del suelo.

Finalmente, después de dos minutos que parecieron una eternidad, el norteamericano logró pisar tierra. Bueno, lo más apropiado sería decir que rodó. Aunque obviamente el campo verde parecía una alfombra en comparación de las nubes que le aterrorizaron antes.

"Por dos minutos y 14 segundos tuve que esperar por mi vida!", le dijo el protagonista de esta historia al Daily Mail. "El aterrizaje fue duro, pero viví para contarlo". 

Pero Gursky no salió ileso: se fracturó la muñeca y recibió unos cuantos golpes. Eso no le impidió compartir su experiencia en un video que comienza con una advertencia muy graciosa: "estas imágenes pueden ser perturbadoras para algunas personas, incluida mi esposa".

Así que estás advertido, a continuación el testimonio en primera persona: