CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Juguetes y juegos

'He aprendido que nada es urgente': Jaime Camil

El actor mexicano nos habla de su carrera, su familia, su colaboración con la empresa Osmo, su participación en 'Coco' y su relación con la tecnología.

dsc00044

El actor mexicano Jaime Camil.

Osmo

Con su Rogelio de la Vega en la serie Jane the Virgin, Jaime Camil ha llegado a Hollywood para quedarse. Este año también ha protagonizado el musical Mamma Mia! en Los Ángeles y pone su voz a uno de los personajes de la película de animación de Pixar, Coco.

Hablamos con el intérprete mexicano sobre su carrera y su colaboración con la empresa de contenidos interactivos para niños Osmo, con quien Camil ha trabajado doblando al español a uno de los personajes de sus juegos: Mo.

Háblanos de tu colaboración con Osmo...

Me compré el aparato. Llegó y dije: "Eso es espectacular. ¿Quién inventó esto? Seguramente ganaron varios premios". Cuando Mo -- el monstruo naranja -- pinta contigo y agarra lo que tú pintaste de la pantalla y juega con ello... es increíble. Además es educacional, con matemáticas, gramática, palabras... Y como ahora mismo los niños usan mucho el iPad, compré 10 aparatos para dárselos a mis sobrinos, a amigos míos que tienen hijos... Aquí la compañía se enteró que yo estoy compartiendo sus aparatos y les he dado un shout-out en mis redes sociales, y me contestaron: "Oye qué lindo, gracias por el shout-out". Entonces nos hacemos amigos.

¿A quién se le ocurrió que le pusieras voz a Mo en español?

Esto fue lo que a mí me prendió: mi hija, que está ya olvidando el español por más que intentamos hablar en español, ya está con el inglés. Esto es una forma de que mi hija reconecte con el idioma de una forma divertida y entretenida. Y entonces como soy shameless (risas), como yo no tengo vergüenza, les dije: "Oye, pues yo con todo gusto les hago la voz ¿eh?". Y me tomaron la palabra. Nos metimos a un estudio en Los Ángeles ocho horas, porque mis tiempos eran muy reducidos por Jane y mis compromisos de trabajo. Yo pensé que iba a ser una sesión de tres días. Para mi sorpresa, en una sesión de ocho horas sacamos todas las frases de Mo en español.

jaime-mo-logo-1024

Mo y Jaime Camil.

Osmo

¿Qué influencia has visto en tus hijos?

Solamente cuando hicimos un poco de footage, el b-roll (metraje adicional) que necesitábamos, que Osmo quería tomarme a mí y a mi hija jugando, trajeron un pedacito de Osmo en español y a mi hija le dio mucha emoción y le gustó mucho. Siempre que hago proyectos animados -- tengo una pequeña participación en Coco, tengo una voz en Elena of Avalor -- pues los tomo por mis hijos más que nada. Por la felicidad que les provoca a mis hijos.

¿En qué te basas para hablar de un producto en tus redes sociales? Es algo que haces a menudo...

No son anuncios pagados. Yo cuando conozco una compañía y hago negocios con ellos, me tratan bien, me dan un buen servicio y me dan un superdeal... Pues oye, somos una sociedad inclusiva, ¿no? Si tú me dices: "Oye, quiero comprar una carreola", y yo tengo conocimiento que una empresa te puede ayudar y por experiencia propia veo que es fidedigna y que es una empresa honorable y que te va a tratar bien, por supuesto que les doy un shout-out. De hecho, quiero que sepas que soy un gran consumidor de CNET. Me encanta toda la tecnología y lo nuevo. De hecho [el día del lanzamiento del iPhone X] estuve media noche, tres horas, frente a mi computadora para comprar el iPhone X.

¿Y qué teléfono tenías antes del iPhone X?

El iPhone 8. 

Además de tu teléfono hay algún otro dispositivo tecnológico que te encante...

Sí, claro, tengo el iPad Pro. Soy niño Apple desde que tengo uso de razón, diría yo. Desde que salió la Macintosh, la cuadrada, la que era como una torrecita. Siempre he estado con Apple, es una compañía que admiro y respeto mucho. Así que tengo todo lo de Apple, tengo el iPad, tengo los AirPods, tengo mi computadora nueva, la que tiene la barra arriba que puedes mover con el dedo.

¿Tratas a veces de hacer una desintoxicación tecnológica?

Por mis hijos, claro. [Los teléfonos y computadoras] son unos aparatitos muy buenos. Son unas grandes herramientas para trabajar, pero también son del diablo. Tienes que aprender a desconectarte y conectarte más con la familia.

¿Cómo lo haces?

Lo silencio [el teléfono], lo pongo en una mesa. Y cuando nadie me está haciendo caso -- porque mis hijos están en el trampolín y no quieren saber nada de papá por cinco minutos -- simplemente checo el teléfono [para ver] que todo esté bien, que no sea nada de trabajo. Pero también he aprendido que nada es urgente. Si hay alguna urgencia de trabajo, el mundo no deja de caminar. Y eso lo aprendí un día que olvidé mi teléfono en un viaje de trabajo y pasé como 24 horas sin teléfono. Cuando regresé, el mundo seguía. Nadie se había muerto. Nadie necesitaba una respuesta inmediata de mi parte. Todo podía esperar.

Eres muy activo en redes sociales. Imagino que es una buena forma de estar en contacto directo y no filtrado por la prensa con tus fans...

Es una forma de que tú tengas la voz. Algunos medios de comunicación en América Latina tienen el poder, un poco como diario. Pueden hablar cosas muy buenas de ti, celebrarte, pero también difamarte. Esta es una forma de que tengas una comunicación directa con los fans. Es maravilloso, pero las redes sociales deben funcionar no solamente para eso. Pongo una foto mía con mis hijos y tiene muchísimas reacciones y likes. No tanto cuando pongo el hashtag #60diasconmexico y pongo: "Apoyemos a los hermanos damnificados". Me gustaría un mundo ideal que en el que ambas publicaciones tuvieran el mismo impacto. No, nada más las que son un poco más banales y superficiales.

En Coco interpretas al padre del niño protagonista. ¿Cómo fue trabajar para Pixar?

Estaba yo haciendo Broadway, estaba en Nueva York haciendo Chicago y llegó la invitación. De hecho mi primera sesión fue en Nueva York, con (los directores de Coco) Lee Unkrich, el director de Toy Story 3, y Adrian Molina. Y fue increíble. La felicidad que le provoca a mis hijos es increíble. Pero ser parte permanente de la historia de vida de Pixar es algo que es un honor grandísimo. Y aparte es una película que tiene que ver con México, mi país, y con una de las celebraciones más importares de nuestra país como el Día de Muertos. Lee Unkrich y Adrian Molina realmente hicieron una investigación a fondo y fidedigna de lo que es el día de muertos, de cómo se celebra, qué son las cosas simbólicas y tradicionales de esta celebración. Y no fue poner nada mas piñatas en el techo y gritar fiesta y tacos en cada parlamento, porque es una película de México.

CNET pop: Nuestro espacio en Facebook Live para hablar de cine, series y cultura popular.

No te pierdas toda nuestra cobertura sobre cine, series y frikismo en general en la sección de cultura popular de CNET en Español.