CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

His Dark Materials en HBO: Un viaje mágico algo diferente a los libros

[Reseña sin 'spoilers'] Philip Pullman, autor de la exitosa trilogía de libros de fantasía en la que se basa esta serie, brinda legitimidad como productor ejecutivo y añadiendo detalles fundamentales a la historia de los personajes más importantes.

la-materia-oscura-2-5cf95f59ad81a

Dafne Keen es Lyra, la protagonista de 'His Dark Materials'.

HBO

En las tres novelas de Philip Pullman que forman la trilogía deHis Dark Materials, cuando una persona es separada de su daemon (un animal o insecto que acompaña a su humano toda la vida, como una conciencia exterior) sufre terriblemente.

Sin embargo, aunque la nueva serie de HBO inspirada en estas novelas se ha separado de su fuente original, los resultados no sufren.

Más bien, sus creadores han sacado provecho de lo que ofrece la televisión: la capacidad de mostrar físicamente los mundos y las personas y aprovechar la oportunidad de entrar en algunos detalles que los libros ignoran, sobre todo en cuanto a la historia personal de ciertos personajes clave. Todo esto le da una nueva dimensión a la narrativa.

Toda adaptación de un libro a la pantalla genera la misma discusión sobre la fidelidad hacia la obra original. Pero tras ver dos episodios de la serie de HBO (y haber leído los tres libros este mismo año), His Dark Materials de HBO es como ver la misma historia —con los mismos personajes—, pero desde una perspectiva diferente. No es una copia fidedigna de las novelas, sino algo más ad hoc al formato de televisión que funciona extremadamente bien tanto para los fanáticos de las novelas o para alguien que no sepa de qué tratan.

Pullman es productor ejecutivo de la serie, lo cual se refleja en los excelentes cambios y adiciones: todos cuadran en el contexto de la historia y suman a la narrativa. His Dark Materials es una trilogía compleja, que mientras más avanza más elaborada se vuelve (muero ya por ver a los seres y mundos extraordinarios del tercer libro). Aunque estos primeros episodios no han traicionado esos elementos, los creadores han tomado decisiones interesantes, como decirnos desde un principio que veremos muchos mundos diferentes, mientras que en los libros nos enteramos de eso hasta el final del primero. Quizá estas revelaciones tempranas decepcionen a los fans, pero ayudan a entender mucho mejor lo que está pasando y las posibles consecuencias de cada acción.

Dafne Keen (Logan) es Lyra, la protagonista absoluta de los libros y de la serie. En los libros su origen es un gran secreto; en la serie, lo descubrimos desde el principio. Eso ayudará a subir el perfil de algunos personajes que las novelas olvidan por cientos de páginas, como Lord Asriel (James McAvoy), quien realmente tiene un papel clave aunque casi no se nombra en la primera novela. En la historia, Lyra vive en Jordan College, en la ciudad de Oxford, pero en un mundo diferente y desconocido para nosotros, los espectadores. Lyra, quien se cree huérfana, vive protegida por los académicos del lugar y juega entre sus oxidados techos de latón y sus criptas oscuras y misteriosas con su mejor amigo Roger, otro huérfano que trabaja en la cocina. A Lyra siempre la acompaña su fiel daemon Pantalaimon, quien, como todos los seres que pertenecen a un niño, cambia de forma constantemente (en el instante que el individuo se vuelve adulto el daemon establece su forma definitiva).

Un buen día, varios niños de los alrededores de Oxford desaparecen, incluido Roger. Ante la confusión, llega a la universidad una elegante mujer llamada Marisa Coulter (Ruth Wilson) quien de la nada invita a Lyra a vivir y trabajar para ella. Lyra acepta, pero antes de partir el director del instituto le regala un instrumento dorado que parece un compás, explicándole que éste tiene el poder de decirle la verdad. También, le pide a la niña que nunca divulgue que tiene el artefacto en su poder, sobre todo a la misteriosa mujer —el aparato le da su nombre al primer libro, The Golden Compass.

Lyra y la señora Coulter se mudan al Londres de ese extraño mundo —donde en vez de aviones hay zepelines, por ejemplo. Mientras, un grupo de giptanos (que son los gitanos de esas tierras) siguen el rastro de Billy, un niño del clan que está entre los desaparecidos, también hasta Londres. Hallar a los niños y entender qué están haciendo con ellos cruzará los destinos de todos estos personajes —y sumará muchos más, por lo menos si la serie se apega un poco a los libros— y en estos vericuetos el poder del compás y el de los otros dos artefactos que le dan su nombre a la segunda y tercera novela, jugarán un papel definitivo. (Joi Johannsson es la voz el oso polar Iofur Raknison, Lin-Manuel Miranda es el aventurero texano Lee Scoresby y Ruta Gedmintas es la bruja Serafina Pekkala).

5390d639973523b810bb1101d673aaa81bccf07409d0b9255a2b596caa62e6b1d169efb73dab0d8ac76e163f65c0eccc.jpg

Ruth Wilson, izquierda, como la enigmática señora Coulter.

HBO

Una de las claves de la trilogía de His Dark Materials es la crítica a la religión y la introducción de elementos fantásticos con una lectura espiritual y mística (¿qué otra cosa son los daemons sino el espíritu o la conciencia?). La Iglesia está representada por el omnipresente Magisterio, una poderosa institución que se empeñará en que los protagonistas de esta historia (incluyendo a Lyra, la señora Coulter y Lord Asriel) no descubran lo que es el Dust (polvo), la sustancia más importante del universo, que aparentemente une a los diversos mundos que lo crean y a los seres que los habitan.

El espectacular diseño de la producción, el destacado elenco y los sutiles pero eficientes efectos especiales (en particular, la creación de daemons que hablan, pero que no están innecesariamente humanizados) recuerdan que nadie produce series como HBO, la casa de Game of Thrones, Westworld y, recientemente, Watchmen. HBO está a otro nivel, y Apple y Disney tendrán que gastar mucho dinero para alcanzar esta calidad en las producciones que ofrezcan en sus incipientes plataformas de streaming.

Algo que ha quedado claro en los dos primeros episodios de His Dark Materials es que los papeles de las protagonistas llevarán mucho peso, como en las novelas. Keen, quien se destacó en la película Logan, convence tanto en sus interacciones con su daeomon Pantalaimon y como en su intensa interacción con la complicada señora Coulter. Este último personaje, un ser de claroscuros exquisitos que es clave en las tres novelas, está en las muy buenas manos de Wilson, una actriz que con el movimiento de una ceja puede pasar de adorable a terrorífica.

Si leíste los libros de Pullman, te servirán como excelente guía y referencia para la serie de televisión aunque, como quedó constancia desde los primeros episodios, la serie no ofrece una lealtad ciega a ese material. Si nunca has leído los libros, te encontrarás con una historia compleja, elaborada y enredada llena de acción y vueltas de tuerca con una fuerte dosis de crítica religiosa. Pero, para todos, His Dark Materials en HBO ofrece el entretenimiento de calidad al que ya nos tiene tan acostumbrados el canal de cable haciendo un excelente uso de los materiales originales —sean oscuros o no.

His Dark Materials se estrena el 3 de noviembre en HBO.