CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Seguridad

'Hackers' van por las plantas nucleares de EE.UU: reporte

Se ha hallado 'malware' en falsos documentos destinados a robar la información de ingenieros, según un informe visto por 'The New York Times'.

La planta nuclear Wolf Creek cerca de Burlington, Kansas, fue una de las instalaciones que está en la mira de los piratas informáticos.

Wichita Eagle

Durante los últimos meses, los hackers se han apoderado de las redes de computadoras de compañías que operan instalaciones de energía nuclear en los EE.UU., según un nuevo informe de funcionarios federales de ese país.

Una de las empresas objetivo fue la Wolf Creek Nuclear Operating Corp., que opera una instalación nuclear cerca de Burlington, Kansas, según un informe conjunto publicado la semana pasada por la FBI y el Departamento de Seguridad Nacional y descrito por The New York Times. El informe llevaba una advertencia ámbar urgente, la segunda calificación más alta por la gravedad de la amenaza, informó el Times.

Las organizaciones que manejan la energía, la infraestructura nuclear y otras infraestructuras críticas de la nación se han convertido en objetivos frecuentes de ciberataques en los últimos años. En una orden ejecutiva de 2013, el presidente Barack Obama calificó a los ciberataques como "uno de los desafíos de seguridad nacional más serios que debemos enfrentar".

Donald Trump firmó una orden ejecutiva en mayo diseñada para reforzar la ciberseguridad de Estados Unidos al proteger las redes federales, la infraestructura crítica y el público en línea. Una sección de dicha orden se centra en la protección de las redes de servicios públicos como la electricidad y el agua, así como en los sistemas financieros, de salud y de telecomunicaciones.

El informe del gobierno no indicó si el objetivo de los ataques cibernéticos fue el espionaje o la destrucción física, pero los investigadores concluyeron que los hackers parecían estar cartografiando los sistemas informáticos para futuros ataques. El origen de los ataques tampoco está claro, pero fuentes dijeron al Times que las técnicas de los hackers se parecían a las utilizadas por un grupo ruso de piratas informáticos conocido como Energetic Bear, que ha estado vinculado a ataques al sector de la energía desde 2012.

El informe se produce en medio de la creciente preocupación de que el gobierno ruso hackeó las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre para asegurar la victoria del republicano Trump.

Los hackers enviaron falsos currículos que contienen malware a ingenieros de alto nivel que mantienen un amplio acceso a sistemas críticos de control industrial, según el informe del gobierno. Cuando los destinatarios hacían clic en los documentos, los hackers podían robar su información, informó el Times.

Una portavoz de Wolf Creek no quiso hacer comentarios sobre el ciberataque, pero dijo que "no hay absolutamente ningún impacto operacional" porque las redes corporativas y operacionales se mantienen separadas.

"Los sistemas de seguridad y control para el reactor nuclear y otros componentes vitales de la planta no están conectados a redes de negocios o a Internet", dijo la portavoz de Wolf Creek, Jenny Hageman, en un comunicado. "La planta continúa operando con seguridad".