CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cultura tecnológica

'Guardians of the Galaxy Vol. 2': una dosis de humor en el espacio

[Reseña sin 'spoilers'] Aunque resulta algo larga, la secuela de los héroes galácticos de Marvel apela al humor, la cultura pop y una cuidada propuesta visual para seducir al espectador.

Parte de los guardianes: Gamora (Zoe Saldana), Nebula (Karen Gillan), Star-Lord/Peter Quill (Chris Pratt), Drax (Dave Bautista) y Rocket (voz en inglés de Bradley Cooper)

Marvel Studios

Al igual que muchas secuelas, Guardians of the Galaxy Vol. 2 es más larga, tiene más personajes, eleva las escenas de acción y sube la complejidad de la trama.

Es un bombardeo de imágenes que puede fatigar al espectador cuando alcanza sus escenas finales. Pero estos excesos no aminoran una realidad: Guardians of the Galaxy Vol. 2 es también la película más divertida del Universo Cinematográfico Marvel.

Es, además, la más lograda a nivel visual. Guardians of the Galaxy Vol. 2 se disfruta mejor en 3D. Sin duda, el filme es un buen ejemplo de cómo emplear esta tecnología para crear una experiencia inmersiva, de gran belleza plástica.

Muchas películas basadas en historietas se preguntan cómo lucirían estos personajes en un mundo real. Los ejemplos más notables son Logan (2017) y The Dark Knight (2008). Pero Guardians 2 busca la vía opuesta: saca provecho precisamente a sus orígenes en papel, al colorido de la página impresa.

La película es un delirio de colores, una space opera con planetas, trajes y personajes que estallan cromáticamente en la pantalla. Es una tendencia a la que también parece haberse subido otros filmes basados en cómics, como Valerian and the City of a Thousand Planets (2017) y Thor: Ragnarok (2017).

Buena parte de la eficacia de Guardians of the Galaxy Vol. 2 estriba en que la película va directo al grano y no reinventa la fórmula que funcionó tan bien con la anterior entrega, en 2014. Los guardianes siguen siendo los mismos.

Como ya no es necesario presentarlos, el guionista y director James Gunn acentuó los elementos que distinguen a cada uno de los protagonistas: Rocket es ahora 100 por ciento más irascible; Baby Groot es 100 por ciento más adorable; Drax es 100 por ciento más irreverente y desenfadado.

Esto no es malo, en sí. Guardians of the Galaxy Vol. 2 no necesita explicar a sus personajes. De allí que la historia transcurra con fluidez, sin desvíos. El foco del guión está en la aparición del Ego (Kurt Russell), quien se revela a los Guardianes como el padre de Peter Quill/Star-Lord (Chris Pratt).

Este hecho argumental es la estrella sobre la que gravitan el resto de las historias secundarias del filme. Podría decirse que el concepto de familia y los vínculos afectivos que de ella se derivan -- ¿quién es más padre, el biológico o el que cría? -- terminan erigiéndose en el centro emocional de la película.

Más llamativa e innovadora que la historia es la propuesta visual de la película. La composición de los encuadres es de las mejores vistas hasta ahora en un filme de Marvel Studios. En ocasiones, los personajes lucen pequeños, minimizados por la magnificencia de los decorados.

Los efectos 3D amplían esta sensación de barroca hiperrealidad. Burbujas de colores flotan en el planeta de Ego. En otro planeta, la nieve intensifica la sensación de aislamiento de Youndu (Michael Rooker).

Este alarde visual opera en equilibrio con el humor que domina casi todas las escenas. Guardians of the Galaxy Vol. 2 no se toma a sí mismo en serio, y continuamente le recuerda al espectador que está ante una experiencia divertida e irreverente.

Sí, es una space opera, pero con grandes dosis de comedia -- Drax (Dave Bautista) es el comic relief de la película -- y con decenas de referencias a la cultura pop (algunas no se pueden comentar aquí pues equivalen a spoilers). Hits musicales de los años 70, alusiones a series de TV y estrellas de la pantalla chica desfilan por la pantalla a un ritmo frenético.

La película cuenta con cinco escenas post-créditos, varios Huevos de Pascua (Easter Eggs) insertados entre los textos de los créditos finales y algunos cameos de actores famosos. Así que se recomienda quedarse hasta el final.

Es esta capacidad para reírse junto con el espectador lo que hace de la película una experiencia amena (aunque ofrece más en la forma que en el fondo).

Guardians of the Galaxy Vol. 2 se estrena el próximo 5 de mayo en Estados Unidos.


¿Quieres seguir toda nuestra cobertura de cine, televisión y entretenimiento? Dale "Me Gusta" a nuestra página especial en Facebook.