Grandes pantallas para ver el gran juego de 2016

¿Sigues buscando una excusa para comprar ese enorme televisor al que hace tiempo le echaste el ojo? La gran final de la NFL es el pretexto perfecto. Aquí te mostramos nuestros TVs favoritos y algunos tips para comprar televisor en 2016.

El día del gran partido está a la vuelta de la esquina, y con éste llega una avalancha de ofertas en televisores que nos ofrecerán algunos de los precios más bajos del año.

Desafortunadamente en este juego hay más de dos equipos involucrados. El mercado de los televisores es abrumador, atiborrado de competidores en busca de tu dinero. No es fácil elegir al ganador sin ayuda, pero para eso estamos nosotros

Estas son nuestras tres opciones favoritas de nuevos televisores para que disfrutes del partido como un rey (o una reina), en orden de precio ascendente. Y si no te gusta la opción principal, échale un ojo a nuestro pilón.

Bueno

Vizio E series (65 pulgadas por US$950): muy buen rendimiento y el mejor valor de mercado en general hacen del E series nuestra opción indiscutible para quien tiene un presupuesto ajustado. Viene en tamaños de hasta 70 pulgadas.

Pilón: el televisor Smart TV más inteligente también tiene un valor increíble, y el Roku TV de TCL es una estupenda segunda opción si su tamaño máximo de 55 pulgadas es aún demasiado pequeño para ser tu televisor principal.

Un poco mejor

El Vizio M series (65 pulgadas por US$1,500): con una excelente calidad de imagen y un valor aún mejor, el M series está disponible en tamaños de hasta 80 pulgadas. Es nuestro televisor mejor calificado del año si tomas en cuenta el previo. Y sí, es 4K.

Pilón: ¿No quieres un Vizio? Echa un ojo entonces al Samsung UNJU7100 series, disponible en tamaños de hasta 85 pulgadas.

El mejor

El LG EF9500 series (65 pulgadas por US$6,000): ¿El dinero no es un problema? Cómprate un OLED. El televisor EF9500 de pantalla plana de LG ofrece la mejor calidad de imagen que hayamos probado jamás. Viene en versiones de 55 y 65 pulgadas. Y si estás considerando una versión más pequeña, el 55EG9100, que es más barato, es una gran alternativa.

Pilón: ¿No quieres un OLED? ¿65 pulgadas son muy pocas para su señoría? Samsung fabrica el mejor TV LCD que hayamos probado jamás. Se trata del UNJS9500, y viene en tamaños de hasta 88 pulgadas.

Close
Drag

Puntos extra: cuándo, dónde y qué garantía

Todos los modelos antes mencionados son del 2015, y los televisores 2016 van a estar disponibles pronto. Entonces, ¿deberías comprar ahora o esperar a que lleguen los más nuevos?

A menos que quieras adquirir el televisor de la más absoluta alta gama, no hay razón para esperar a los modelos 2016. Entre los televisores con precios estándar, la mejora más grande en los modelos 2016 es la incorporación de la compatibilidad con el alto rango dinámico, pero no lo consideramos algo muy importante ya que el contenido HDR aún es muy escaso (y con los televisores normales, probablemente la mejora en la calidad de la imagen no será mucha, si no es que ninguna).

Los compradores que buscan un televisor de súper lujo tendrán una decisión más difícil de tomar. En el caso de los mejores televisores, funciones extras como una gama de color más amplia, imágenes más brillantes y un HDR mejorado (incluyendo Dolby Vision en los TVs OLED 2016) tal vez hagan que valga la pena esperar. Al mismo tiempo, estarás pagando los precios más altos si compras en la primavera en lugar de esperar a la temporada festiva del 2016, cuando los precios volverán a bajar. También es importante notar que, con excepción de los televisores OLED 4K de LG, todos los modelos nuevos estarán a la venta hasta mediados de año.

Tal vez también te estés preguntando si es mejor comprar tu TV en una tienda física o en línea. Ambas opciones tienen sus beneficios. Los sitios de descuento en línea como Amazon suelen tener los mejores precios, pero sitios físicos como Best Buy a veces los igualan. También tendrías la ventaja de ver el televisor en persona antes de comprarlo. Lo que sí es seguro es que, da igual dónde lo compres, no suele valer la pena pagar por la garantía extendida.

A cambiar de tele se ha dicho, y ¡que disfrutes del partido!