CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Móvil

Los grandes cambios del iPhone 8 que te costarán más que nunca

La decisión de actualizarte a un nuevo iPhone se complica aún más con tres nuevos modelos, incluyendo una versión que se rumora rondará los US$1,000.

090716-apple-iphone-7-plus-iphone-7-6984.jpg

CNET

Después de tres años, el rediseño del iPhone viene finalmente en camino. Pero, este nuevo iPhone quizá no sea para ti. 

Se espera que el martes, 12 de septiembre, Apple lance su nuevo teléfono insignia. Si los rumores son ciertos, se presentarán tres modelos. Se espera que uno de los modelos — una versión cara que se ha llamado iPhone 8, iPhone X o iPhone Pro — venga con un diseño radicalmente distinto que se deshace del botón de inicio y favorece el reconocimiento facial y los controles por gestos. Se espera también que tenga una nueva pantalla OLED y costar más de US$1,000 comparado al precio inicial de US$769 del iPhone 7 Plus. 

Se espera que los otros dos modelos, que se espera que se llamen iPhone 7S y 7S Plus, incluyan procesadores más rápidos pero tendrían el mismo diseño de las tres generaciones pasadas de iPhone: el iPhone 7 y 7 Plus, el iPhone 6S/6S Plus y el iPhone 6/6 Plus. Los tres nuevos modelos, que salen en el décimo aniversario de la salida del primer iPhone, también vendrían con apps de realidad aumentada.

Esto marca un significativo distanciamiento del concepto original del cofundador de Apple, Steve Jobs, como el teléfono que necesitas. Apple empezó a dividir su línea de teléfonos insignia desde el debut del iPhone 6 y el iPhone 6 Plus en 2014, y el año pasado añadieron una función nueva — la cámara doble del iPhone 7 Plus — que sólo podías obtener en el modelo más grande. 

Y la rumorada brecha entre el iPhone 7S básico y el iPhone 8 es más amplia que nunca. 

No todos quieren invertir US$1,000 en un teléfono. La pregunta para el consumidor promedio es si Apple ha hecho lo suficiente con el iPhone 7S y el 7S Plus para que quieras actualizarte. 

"Hay espacio para ese dispositivo más caro que no será para todos", dijo la analista Carolina Milanesi, de la firma Creative Strategies. "Pero para muchos de los consumidores, lo que tienen hoy es excelente". 

Aun así, el nuevo iPhone no podía llegar en mejor momento. Más de dos tercios de las ventas de Apple son de su popular teléfono, pero las ventas del iPhone cayeron por primera vez el año pasado. Las empresas, como Apple, no han estado realizando cambios dramáticos a sus dispositivos, por lo que la gente no se ha estado actualizando tan frecuentemente como antes, y el mercado de teléfonos en general se está ralentizando. 

Este año ha sido distinto cuando de cambios dramáticos se refiere. El principal rival de Apple, Samsung, ha estado experimentando con nuevas pantallas y materiales. El Galaxy S8, que llegó al mercado a principios de este año, tiene una pantalla curva que se extiende por toda la parte frontal del teléfono. El botón de inicio físico ya no existe; Samsung ha optado por un botón virtual que aparece cuando se le necesita. También tienen escáner de iris y reconocimiento facial para desbloquear el celular. Similar a los anteriores iPhone, con los nuevos teléfonos de Samsung se puede saber cuándo alguien tiene el dispositivo más reciente con echarle sólo un vistazo. 

Y esto le pone más presión a los nuevos dispositivos de Apple, que no ha dado comentarios acerca del tema. 

Te acuerdas cuando...

Es difícil imaginarse cómo era la vida en 2006. No había Instagram, Twitter o Uber. Facebook no era tan omnipresente como hoy, y Google no era mucho más que un motor de búsquedas. Amazon Prime sólo era un servicio de entrega en dos días y Microsoft se estaba alistando para lanzar Windows Vista. 

En cuanto a los dispositivos móviles, usábamos los teléfonos de tapita como el Motorola Razr o el LG Chocolate, Nokia era la fabricante de teléfonos más grande del mundo, y los profesionales llevaban consigo un Blackberry para revisar su email cuando estaban fuera de la oficina. 

Luego, Apple hizo el iPhone. 

Cuando el presidente ejecutivo de Apple, Steve Jobs, presentó el dispositivo de US$499 el 9 de enero del 2007, lo llamó "un producto revolucionario y mágico que está literalmente cinco años adelantado de cualquier otro teléfono móvil". Un teléfono móvil, un reproductor de música y un dispositivos conectado a Internet todo en uno, el iPhone era algo que el mercado nunca había visto. Cambió de forma dramática la manera en la que vivimos, creó nuevas industrias y dio paso a un sinnúmero de copias. 

Las actualizaciones anuales del dispositivo nos mantenían cautivos con cambios constantes al diseño y funciones grandes y pequeñas. ¿Te acuerdas de cuántos aplausos despertó la función de cortar y pegar?

Adelantémonos 10 años. El iPhone sigue siendo el modelo de teléfono móvil con más ventas del mundo, pero ahora nos cuesta más emocionarnos. Los teléfonos, en general, y en particular la línea premium de empresas como Apple y Samsung, son suficientemente potentes que es difícil justificar actualizarnos. 

El año pasado marcó el momento de la tasa de crecimiento más lenta de la industria de los celulares, y las ventas del iPhone decayeron durante cuatro trimestres consecutivos. El número total de unidades distribuidas subió sólo 2.5 por ciento a 1,4700 millones, de acuerdo con IDC, y para este año se espera que aumente sólo 1.7 por ciento. La firma de investigación espera que la distribución de teléfonos siga creciendo hasta 2021, pero los días de bonanza han acabado. 

"Aunque vemos volúmenes geniales, el crecimiento [anual] será pequeño", dijo el analista Ramon Llamas, de IDC. 

El dilema de la actualización 

Es un poco inusual ver a Apple lanzar tres modelos distintos del iPhone. La empresa solía presentar solamente un iPhone cada año hasta 2013, cuando empezó a vender el iPhone 5C, que es más barato y hecho de plástico, junto a los teléfonos premium iPhone 5S. El iPhone 5C no tuvo éxito, y Apple nunca hizo un producto sucesor. El iPhone SE, presentado a principios de 2016, es el único teléfono pequeño que ha fabricado desde 2013. 

En cuanto a su modelo insignia, no fue hasta que Apple añadió la función de la doble cámara en su iPhone 7 Plus que la empresa vio la demanda por su teléfono de mayor tamaño subir. 

Todo esto dificulta saber cuál modelo del iPhone quieres. O si lo quieres del todo.

No hay tantos rumores ni emoción en torno a los iPhone 7S y 7S Plus, como sí en torno al iPhone 8. Los primeros dispositivos podrían tener carga inalámbrica, componentes más rápidos y nuevas opciones de color, según los rumores. 

El que estas funciones sean suficientes para que te actualices dependerá mucho del teléfono que ya tengas. Si tienes un iPhone 6 de 2014, no puedes acceder apps de realidad aumentada y no tienes un diseño resistente al agua. Pero puedes realizar la mayoría de las otras tareas. 

"Si solo uso Facebook, reviso mi email, navego por la Web, mi teléfono de hace dos años se desempeña bien", dijo Ian Fogg, analista de IHS Markit. "Hace cuatro años, ese no era el caso".

Si los cambios del iPhone 7S y 7S Plus son mínimos — y el iPhone 8 es demasiado caro y demasiado experimental para los consumidores promedio — Apple podría ver más clientes que antes en optar por dispositivos más antiguos en lugar de sus modelos más recientes, dijo Toni Sacconaghi, analista de Bernstein.

"Será interesante ver si Apple tomará acciones deliberadas para diferenciar aun más al 7S Plus del 7... y si las funciones del iPhone 8 son suficientemente atractivas para que los consumidores opten por el modelo con el más alto precio", subrayó. 

Pero, si estás pensando comprarte el iPhone 8, debiste empezar a ahorrar desde ayer.