El grafeno produce una pantalla holográfica 3D -y ¡funciona!

Una pantalla 3D holográfica con un amplio ángulo de visión a todo color se ha construido utilizando materiales basados en el grafeno.

20th Century Fox

Desde 1977, cuando escuchamos la frase Ayúdame, Obi Wan, tú eres mi única esperanza en la pantalla grande con la película Star Wars, hemos soñado con imágenes holográficas completamente en 3D. Sin embargo, el dominio de esa tecnología no es para nada fácil. Hemos visto varios intentos que aproximan imágenes en 3D, como una imagen 2D visible desde todas las direcciones, pero el mundo de la tecnología todavía no estaba listo para el desafío del verdadero 3D.

Un nuevo esfuerzo por parte de universidades australianas parece que podría estar acercarse a la oferta real, con materiales elaborados a partir del grafeno y que tiene como base el versátil carbono.

"Aunque aún queda trabajo por hacer, la propuesta es hacer que imágenes en 3D aparentemente puedan saltar fuera de las pantallas ... sin la necesidad de accesorios engorrosos como gafas 3D", dijo Qin Li, de la facultad de ingeniería de la Universidad Griffith, que llevó a cabo el análisis de la estructura del carbono para la investigación.

La pantalla de grafeno creada por un equipo de investigadores de la Universidad de Griffith y la Universidad de Tecnología Swinburne se basa en el método holográfico de Dennis Gabor, que se desarrolló en la década de 1940 y por el cual Gabor fue galardonado con el Premio Nobel de Física en 1971.

El equipo ha creado una pantalla holográfica 3D de alta definición con un amplio ángulo de visión de hasta 52 grados basada en una pantalla holográfica digital compuesta por pequeños pixeles que doblan la luz.

Los detalles técnicos son un poco complicado. (Aquí se explican en su totalidad - en inglés - por los coautores del estudio Xianping Li y Min Gu de la Universidad de Tecnología Swinburne.)

hologram.jpg
El holograma de un centímetro no tiene limitación de escalabilidad. Li et al., Nature Communications

Esencialmente, el usar pixeles más pequeños mejora el ángulo de visión del holograma creado porque la luz se dobla pasando a través del pixel.

Para crear el holograma, el óxido de grafeno (una forma de grafeno mezclado con oxígeno) pasa por un proceso llamado fotoreducción, que utiliza un láser que emite rayos rápidamente para calentar el óxido de grafeno. Esto crea el píxel que es capaz de doblar la luz para producir una imagen holográfica.

Esto, dice el equipo, algún día podría revolucionar las pantalla - con las consecuencias más evidentes en la tecnología móvil y la tecnología portátil. También podría ser utilizado para las etiquetas holográficas que combaten la falsificación y para la identificación personal.

Esto tiene sentido para una primera aplicación práctica, también: en la actualidad, la tecnología sólo se ha utilizado para producir imágenes holográficas de hasta un centímetro de tamaño. Sin embargo, Li y Gu aseguran que no hay límite a su escalabilidad, gracias a la resistencia mecánica del grafeno.

Las pantallas de fotoreducción basadas en este material también podrían en teoría ser producidas fácilmente, dado que la capacidad de modular el índice de refracción de óxidos de grafeno en múltiples niveles no requiere disolventes, ni post-procesamiento, dijo Li.

"El uso del grafeno también alivia la presión sobre la disminución de los suministros mundiales del indio, el elemento metálico que se ha utilizado comúnmente para dispositivos electrónicos. Otras tecnologías se están desarrollando en este ámbito, pero la fotoreducción del óxido de grafeno parece ser el método más prometedor y el más práctico, en particular para los dispositivos portátiles ", añadió.

Close
Drag