CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Cómo hacer tu declaración de impuestos 2020 por Internet El mejor software para la declaración de impuestos Eternals Fraude por intercambio de SIM Sex Education temporada 2 Dispositivos que quieren leer tu mente

Google Stadia quiere ser el futuro de los videojuegos — también Microsoft, Sony y Amazon

El futuro del streaming de videojuegos ya está aquí, pero ¿quién te lo venderá?

20-google-stadia

¿Te preguntas dónde está la consola? No hay.

Sarah Tew/CNET

Y quedaron cuatro. Google Stadia, el nuevo servicio del titán tecnológico que te permite jugar videojuegos de la misma manera como miras Stranger Things en Netflix, fue lanzado con grandes expectativas, pero casi de inmediato surgieron las críticas por tener pocas funciones, una oferta de juegos insuficiente y una respuesta lenta en el servicio. Y el año próximo deberá enfrentar un problema adicional: la competencia.

Esto debido a que 2020 marcará el comienzo de una nueva generación de videojuegos, impulsados por la próxima PlayStation 5 de Sony y la próxima Xbox de Microsoft, cuyo lanzamiento está planeado para el otoño boreal. Y no estarán solas.

El streaming de videojuegos en cualquier dispositivo, incluidos los teléfonos inteligentes, ofrece una oportunidad para que los principales competidores del sector tecnológico ingresen al mundo de los videojuegos y se enfrenten a los pesos pesados ya establecidos: Sony, Microsoft y Nintendo.

Para Google, la puerta de ingreso es Stadia, un servicio de streaming que promete utilizar la vasta y casi mundial red de poderosas computadoras del gigante motor de búsquedas para transmitir videojuegos directamente a nuestros televisores, computadoras y teléfonos a través de Internet. Pero tras las críticas recibidas luego de su lanzamiento, hay quienes recomiendan a los jugadores mantenerse alejados de este servicio, aun cuando se puede usar Stadia de manera gratuita al comprar un juego de Google.

"Hasta que Google encuentre una manera de incorporar YouTube y desarrollar juegos competitivos verdaderamente únicos a gran escala, Stadia aún no vale la pena", dice el editor de CNET Scott Stein.

Reproduciendo: Mira esto: Google Stadia: Unboxing del servicio de videojuegos por...
4:33

Aun así, el futuro prometido por Stadia no está muy lejos.

En octubre, Sony renovó su servicio de streaming PlayStation Now lanzado hace cinco años, que ofrece acceso a más de 800 videojuegos por US$9.99 por mes, incluido su aclamado juego de acción God of War.

Y Microsoft ya ha comenzado las pruebas beta públicas de su servicio de videojuegos Project xCloud, que ofrece 50 títulos, incluido su nuevo videojuego de disparos de ciencia ficción Gears 5 y los populares videojuegos Halo. La compañía también ofrece un servicio de suscripción llamado Xbox Game Pass, que brinda a los jugadores acceso a más de 100 títulos, desde US$9.99 por mes.

Amazon es el siguiente

get-it-on-twitch-screenshot.png

Amazon ya es dueña de Twitch, una de las redes sociales de videojuegos más grandes del mundo.

Twitch

Uno de los competidores más esperados en el sector de videojuegos en la nube es Amazon. El gigante de las compras en línea ya vende videojuegos, consolas y accesorios. También posee Twitch, un servicio que te permite ver a otras personas jugar en vivo.

Pero tiene la ambición de hacer más, incluido un servicio de streaming de videojuegos para competir con Google, Microsoft y Sony, aunque aún no ha hablado públicamente al respecto.

Amazon planea anunciar su servicio el próximo año, según dos fuentes familiarizadas con los planes de la compañía. Esta ha comenzado a reclutar empleados de grandes compañías de videojuegos como Microsoft para que la ayuden con el lanzamiento, y ha iniciado un proceso de contratación para trabajar en una "nueva iniciativa" dentro de su equipo de Web Services, que según las mismas fuentes está involucrado en el futuro servicio de videojuegos de Amazon.

"Creemos que la evolución que comenzó con las comunidades de las salas de videojuegos de 25 centavos y pasó a las transmisiones en vivo y los deportes electrónicos de hoy, continuará hacia un futuro en el que todos sean jugadores y cada jugador pueda crear, competir, colaborar y conectarse con otros a gran escala", decía el anuncio para un empleo publicado este mes. Y en otro aviso para un puesto de trabajo, la compañía indicó que quiere "impulsar nuevos e innovadores casos de uso como visión artificial y streaming de videojuegos".

En otro anuncio de trabajo, Amazon dijo que planea integrar su nueva iniciativa con Twitch y otros servicios de la compañía.

El sitio Web The Information informó a inicios de año sobre los planes de Amazon (enlace en inglés), citando un posible lanzamiento el próximo año. Amazon no respondió de inmediato a nuestra solicitud de un comentario.

Los expertos del sector creen que los planes de Amazon para un futuro servicio de videojuegos son un resultado inevitable, a pesar de las dificultades que enfrentaron sus estudios de desarrollo de videojuegos, donde hubo despidos a principios de este año. En cambio, estas fuentes citan el imperio de suscripciones al servicio Prime, de US$119 por año, que ya incluye streaming de música, elogiados programas como The Man in the High Castle, entrega gratuita de comestibles y más.

"Las posibilidades de que Amazon permita el lanzamiento de Scarlett y la PS5 sin estar presente son nulas", dijo Michael Pachter, analista de Wedbush Securities, refiriéndose a la próxima Xbox de Microsoft y la próxima PlayStation de Sony.

untitled09.jpg

OnLive comenzó en gran medida de la misma manera en que lo hizo Stadia, con la promesa de videojuegos que pueden jugarse en Internet, lo que reduce el hardware de videojuegos a un televisor conectado a Internet y un mando.

Sarah Tew/CNET

El concepto de streaming de videojuegos ha existido durante casi una década. En un inicio, la tecnología fue impulsada por empresas emergentes como OnLive y Gaikai. Ambas demostraron que dicho servicio era técnicamente factible, pero a la larga ninguna funcionó. Gaikai fue vendida a Sony en 2012, y OnLive se declaró en quiebra y transfirió la mayoría de sus activos a Sony en 2015.

Además de PlayStation Now de Sony, que se lanzó en 2014, y otros competidores más pequeños como GeForce Now de Nvidia, no se habló mucho sobre el streaming de videojuegos sino hasta marzo de este año, cuando Google anunció el lanzamiento de Stadia.

"Nuestra ambición va mucho más allá de un solo videojuego", dijo en ese momento el vicepresidente de Google, Phil Harrison. Más bien, agregó, la compañía ve la oportunidad de dar a los jugadores "acceso instantáneo" a un juego haciendo clic en un enlace. "El poder del acceso instantáneo es mágico y ya ha transformado las industrias de la música y el cine".

Aún no está claro si Google podrá cumplir esta promesa. Los analistas dicen que tiene aproximadamente un año para arreglar las cosas antes de que la competencia realmente se intensifique.

Dos puntos de mejora que la compañía debería considerar en primer lugar son el precio y la cantidad de ancho de banda de Internet que requieren los videojuegos. En octubre, Nielsen's SuperData Research realizó una encuesta sobre videojuegos en la nube, y quienes respondieron indicaron que esas dos cosas eran las que menos los entusiasmaban, por delante de otros temas como la oferta de títulos o la facilidad de uso.

"Es una evidencia real de cuánto tienen por aprender las plataformas tecnológicas", dijo Joost van Dreunen, jefe de SuperData. Señaló que, si bien las primeras reseñas sobre Stadia han criticado cuestiones técnicas y de producto, como problemas de velocidad y precios, a la larga las personas se preguntarán qué es lo que Stadia les permite hacer con sus amigos que no pueden hacer a través de las redes sociales de videojuegos Xbox Live de Microsoft o PlayStation Plus de Sony.

"Debe tener una capa social para ser una plataforma exitosa, y Microsoft y Sony tienen una marca mucho más fuerte en este sentido", dijo Van Dreunen. "Es lo mismo que sucedió con Google Plus", agregó, refiriéndose a la fallida red social de Google que cerró este año.

El típico espíritu de Silicon Valley de diseño iterativo de productos no funciona tan bien cuando tienes que entretener a las personas desde el primer momento, como en el caso de los videojuegos. Y eso, dijo, es donde los competidores tienen una ventaja real, incluso si aún no cuentan con un servicio de streaming como Stadia. "Google claramente se apresuró en entrar al mercado para ser el primero", dijo. Pero "es un lanzamiento realmente decepcionante".

Reproduciendo: Mira esto: Llega Google Stadia: La enfrentamos con Apple Arcade
9:11