CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Empleadas de Google enfrentaron represalias por organizar protesta: reporte

Las organizadoras le dijeron a la revista 'Wired' que Google les avisó meses después de las protestas que sus puestos iban a cambiar.

Google Walkout Me Too Protest

Los empleados de Google protestaron la manera en que la empresa lidió con casos de acoso sexual en noviembre.

James Martin/CNET

Dos empleadas de Google que ayudaron a organizar en noviembre una protesta mundial en la compañía dijeron que han experimentado represalias por sus acciones, reportó Wired el lunes 22 de abril. 

Meredith Whittaker, jefa del equipo de investigación Open Research, y Claire Stapleton, una gerente de marketing para YouTube, dijeron que le habían dicho que sus puestos cambiarían en los meses después de las demostraciones. Más de 20,000 empleados y contratistas dejaron de trabajar en protesta a cómo Google gestionaba las quejas de acoso sexual. 

Dos meses después de la protesta, Stapleton supuestamente escribió por un email que se la había comunicado que le bajarían el rango de su puesto y que ya no supervisaría casi la mitad de su equipo. Ella llevó el asunto a recursos humanos y sufrió más represalias, según Wired

"Mi gerente comenzó a ignorarme, mi trabajo se le dio a otras personas y me dijeron que tenía que tomar una baja médica a pesar de no estar enferma", ella escribió, según el reporte. Stapleton contrató a un abogado y después de una investigación, pudo mantener su puesto, pero ella le dijo a Wired que "considera irse todos los días" por el ambiente hostil que dice seguir viviendo.

Por su parte, después de que Google a principios de abril cerró su consejo de ética para la inteligencia artificial, Whittaker escribió, en foros internos, que le avisaron que su posición "cambiaría dramáticamente". Según ella, Google le había dicho que si deseaba continuar con la compañía necesitaría dejar de trabajar en el tema de ética en AI, incluso también en el instituto del cual es cofundadora en la Universidad de Nueva York.

Ni Whittaker ni Stapleton contestaron inmediatamente a nuestra solicitud por un comentario. Según Wired, las dos tendrán una junta el viernes en Google donde otros empleados podrán compartir sus experiencias con cualquier represalia que hayan enfrentado. 

Una portavoz de Google negó que haya habido alguna represalia y dijo que los cambios en los puestos son parte de la rutina.

"A los empleados y los equipos, con regularidad, se les asignan nuevos proyectos, o son reorganizados para mantenerlos al paso de los cambios en el negocio", dijo en un email. "No han habido represalias aquí". 

Reproduciendo: Mira esto: Los cinco fracasos más sonados de Google
4:42