guía de compras navideñas

Google prepara caja de 'streaming' con software Android TV

El gigante busca competir frente a frente con Apple, Roku y Amazon en el creciente negocio de los dispositivos para conectar la web con la TV.

google-io-2014-8794.jpg
Google da inicio el miércoles a su conferencia de desarrolladores conocida como Google I/OFoto de James Martin/CNET
 

Google, después de no poder anotar un éxito con sus proyectos de televisión anteriores, no ha renunciado a la sala de estar después de todo.

La compañía con sede en Mountain View, California está trabajando con socios para producir varios decodificadores de televisión que ejecutan el software Android, dijeron a CNET personas familiarizadas con el asunto. Esos dispositivos ayudarían a los usuarios a ver contenido, escuchar música y jugar a juegos en sus televisores, dijeron las fuentes.

Google planea revelar hoy, durante su conferencia para desarrolladores Google I/O en San Francisco, al menos un decodificador y nuevo software Android para televisores. Junto con sus esfuerzos de televisión, Google también va a mostrar nuevos relojes inteligentes con Android Wear de socios como Samsung y LG, y hablará de sus esfuerzos en los autos y otras áreas.

Esta última movida para llevar Android a los televisores marca, al menos, la tercera gran incursión de Google en la industria de la televisión. Los intentos anteriores de la compañía, incluyendo sus televisores Google en 2010, no han llegado a ningún lado y su ex socio Logitech llamó incluso a Google TV "un error de implementación de naturaleza gigantesca." Muchos socios de Android - incluyendo Samsung y LG - ahora confían en su propio software para manejar sus televisores y cajas de streaming.

Para Google, sin embargo, el gran mercado de los televisores inteligentes y las cajas de streaming de medios de comunicación hace que valga la pena intentarlo otra vez. Mientras que las ventas de televisores tradicionales han sido lentas, se espera que las ventas de dispositivos que se conectan a los televisores y reproducen video y música salte a los 330 millones de unidades en 2017, el doble de la cifra del año pasado, según Parks Associates. Más del 50 por ciento de los hogares estadounidenses ya conectan su televisor a Internet de alguna manera, también dijo la firma de investigación.

El potencial del mercado está atrayendo a gigantes de la electrónica de consumo, incluyendo Apple, cuya cajita de US$99 Apple TV creció de un producto hobby en 2007 a un negocio de US$1,000 millones en 2013. Amazon anunció en abril su propia cajita, Fire TV, que también cuesta US$99.


  

Numerosos intentos de Google por trastornar la industria comenzaron con el lanzamiento de Google TV en su conferencia de desarrolladores de 2010. Google TV se comprometió inicialmente a dar acceso completo a la web y búsquedas fáciles a través de una caja de streaming conectada a televisores de empresas como Logitech y Sony. Pero eso nunca ocurrió, sin embargo, porque sitios populares como Hulu y empresas de TV tradicional como ABC bloquearon su contenido. Los televisores Google también fueron criticados por ser demasiado complicados y costosos.

Google intentó de nuevo el año siguiente, abandonando su socio inicial de chips Intel en favor de Marvell y actualizando su software para hacerlo más sencillo. La actualización del software de octubre de 2011 también ha mejorado la forma en la gente podría buscar de forma simultánea el contenido de la televisión en directo, en sitios de Google como YouTube y en sitios de streaming como Netflix. También firmó nuevos acuerdos con fabricantes de productos electrónicos como Vizio para traer nuevos aparatos de televisión impulsados por Google para comercializar en 2012. Ese esfuerzo también fracasó.

Sigue a CNET en español con toda nuestra cobertura de la conferencia de desarrolladores de Google hoy desde San Francisco.

El impulso más reciente de Google llegó el año pasado con Chromecast, un dispositivo de streaming de US$35 que se conecta a los televisores y transmite el contenido desde el smartphone, la tableta o computadora de un usuario. 

Las ventas iniciales fueron fuertes entre los consumidores, pero el uso del Chromecast está decreciendo, según datos de Parks Associates.

El intento de este año estará mejor redondeado, dicen personas familiarizadas con el asunto. Al menos uno de los dispositivos estará propulsado por un procesador Nvidia Tegra 4, sugiriendo fuertes lazos con la industria del videojuego. Ese chip se utilizó en el Nvidia Shield, un dispositivo portátil de videojuegos basados ​​en Android lanzado hace un año.

Google estaría trabajando también en otros decodificadores con Android y chips de Intel, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

Intel fue el primer socio de Google para Google TV, y Nvidia ha suministrado durante mucho tiempo chips para juegos. Una versión previa de los chips de Nvidia, el Tegra 3, impulsado la Ouya, una caja de streaming, también se dio a conocer el año pasado y ahora cuenta con más de 840 juegos en su biblioteca. El dispositivo de US$99 recibió casi US$8.6 millones en financiamiento a través de una campaña de Kickstarter. Ouya se ha convertido en un favorito de los fabricantes de videojuegos independientes y se ha ampliado para ofrecer su tienda de juegos a otros dispositivos. Sin embargo, no se han dado detalles de ventas.

La seriedad con que Google planea vender sus capacidades en la industria de videojuegos todavía no está clara. Cuando Amazon lanzó su decodificador Fire TV, ofrecía un dispositivo de juego opcional y mostró un nuevo título, Sev Zero, que fue construido por sus equipos de desarrollo interno. La compañía no ha discutido ventas ni el uso entre los clientes. Amazon no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Google no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Intel y Nvidia se negaron a comentar sobre Android TV.

Joan Solsman contribuyó con este reporte