Google pone su cerebro informático a trabajar en contra del virus del Zika

La gigante espera ayudar a UNICEF y a otras organizaciones sin fines de lucro a contener el virus, diciendo dónde deben enfocar sus recursos. Ah, y también poniendo un millón de dólares.

© CDC/PHIL/CORBIS
zika2btwo.png

Google está ofreciendo información sobre la enfermedad directamente en los resultados de búsquedas.

Google

Antes de que el virus del Zika, transmitido por mosquitos, golpeara con fuerza a América Latina en noviembre pasado, casi nadie fuera de la región había oído hablar de la enfermedad. Cuatro meses más tarde, la tendencia se invierte. El Zika ha aparecido en los titulares y conversaciones ocasionales en todo el mundo.

Mucha información sobre el virus sigue siendo un misterio, y no sólo para las personas que no están en el ámbito de la medicina. El Zika es difícil de identificar, mapear y de contener. Tampoco ayuda que cuatro de cada cinco personas con el virus no muestran ningún síntoma.

Pero ahora la gigante tecnológica Google ha decidido poner su enorme potencia de procesamiento de información detrás de una misión para entender la enfermedad y tratar de evitar que siga propagándose. La compañía dijo en una entrada de blog el jueves que se ha asociado con UNICEF, prestando a sus ingenieros y donando a la causa US$1 millón para apoyar el trabajo de la organización en ese campo.

En un intento por mapear el virus y anticipar sus próximos movimientos, la gigante de Mountain View, California, está utilizando su capacidad de obtener y procesar datos para analizar la enorme cantidad de información relacionada con el Zika a gran escala, y rápidamente.

En un mundo cada vez más conectado, las epidemias se propagan rápidamente. Al mismo tiempo, las nuevas tecnologías también están cambiando profundamente la forma como entendemos y luchamos contra ellas.

Ya sea que se trate del SARS, el ébola o el virus del Zika, abordar cada nueva epidemia que azota a la humanidad requiere de la cooperación de las organizaciones sin fines de lucro, la comunidad científica y los gobiernos. Las grandes empresas de tecnología también pueden jugar un papel.

En una charla TED en marzo pasado, el empresario convertido en filántropo Bill Gates criticó la ineficacia con que se manejó la crisis del ébola y señaló la necesidad de que la tecnología ayude a mejorar la respuesta a futuras epidemias.

Es exactamente este tipo de tecnología que Google busca proporcionar ahora que nos enfrentamos al Zika.

Los ingenieros de Google reunirán datos sobre el clima y los patrones de viaje para crear visualizaciones para ver adónde podría ir la enfermedad a continuación. La información se transmitirá a la UNICEF, los gobiernos y otras organizaciones sin fines de lucro que pueden utilizarla para decidir dónde enfocar su tiempo y recursos.

El objetivo es, en última instancia, ganarle la carrera al virus para tratar de detenerlo.

Al igual que con otras herramientas de alta tecnología que surgen de las respuestas a desastres, tales como el buscador de personas de Google y la función de check in de seguridad de Facebook en situaciones de emergencia, Google espera que las herramientas que está creando para combatir el zika también serán utilizadas en futuras situaciones de emergencia.

Desde que el Zika aterrizó en América Latina en noviembre pasado, Google dice haber visto un aumento del 3,000 por ciento en el interés de búsquedas globales sobre la enfermedad. Por lo tanto, la compañía añadió lo que la directora de Google.org, Jacqueline Fuller, describe como "información sólida" sobre el virus en 16 idiomas directamente en los resultados de las búsquedas.

"Esperamos que estos esfuerzos serán útiles en la lucha contra esta nueva emergencia de salud pública, y vamos a seguir poniendo nuestra parte para ayudar a combatir este brote", dijo Fuller.

Close
Drag