CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Google pagó US$90 millones a Andy Rubin pese a su mala conducta sexual

Google emite una declaración donde comparte que un total de 48 personas han sido despedidas por acoso sexual en los últimos dos años. Rubin, por su parte, renunció de la empresa en 2014.

gettyimages-524250272.jpg

Andy Rubin, el creador del sistema operativo Android, no se fue de Google voluntariamente. Se fue porque lo acusaron de acoso sexual, según un reporte de The New York Times

Kim Kulish, Corbis vía Getty Images

Andy Rubin, el llamado "padre de Android" y actual presidente ejecutivo de Essential, recibió una despedida multimillonaria de Google, a pesar de que su salida de compañía en 2014 se debió a una acusación de mala conducta sexual hacia una empleada, reportó The New York Times.

Después de una investigación tras la cual Google encontró creíble a la mujer que acusó a Rubin de forzarla a darle sexo oral, el Times dijo que la empresa no despidió a Rubin. En lugar de eso, Larry Page –uno de los cofundadores de Google– pidió su renuncia. Además, Google le dio unos US$90 millones que se los ha estado pagando a plazos en sumas de US$2 millones al mes por cuatro años.  

El explosivo reporte del Times, que dice basarse en entrevistas con "más de tres docenas de ejecutivos y empleados actuales y anteriores" de Google, ofrece algunos de los primeros detalles sobre la rumorada relación inapropiada que supuestamente tuvo Rubin con una empleada y que resultó en su salida de Google. Estos rumores pudieron haber sido la razón por la cual Rubin tomó licencia de Essential en noviembre 2017. En ese momento, Mike Sitrick, portavoz de Rubin, dijo que la relación fue consensual, y ni Google ni Essential le dieron comentarios a CNET. Rubin no estuvo disponible para comentar. Rubin regresó a Essential al mes siguiente.

Este reporte se suma a otros del año pasado relacionados con el acoso y la mala conducta sexual de ejecutivos en las compañías de Silicon Valley (incluyendo varios de Uber), y de otras empresas del área del entretenimiento, política y medios.

En una declaración mutua a los empleados de Google (y recibida por CNET en Español de la mano de un portavoz), Sundar Pichai, el presidente ejecutivo de Google, y Eileen Naughton, la vicepresidenta del departamento de recursos humanos, admitieron que el "artículo de hoy en el New York Times fue difícil de leer". 

"Nos tomamos muy en serio el poder proporcionar un lugar de trabajo que es seguro e inclusivo. Queremos asegurarles que revisamos todas las quejas sobre acoso sexual o conducta inapropiada, las investigamos y tomamos medidas"

Sus investigaciones, confesó por primera vez la compañía, resultaron en el despido de 48 personas por acoso sexual en los últimos dos años, incluyendo 13 que eran gerentes y ejecutivos de alto rango.

"Ninguna de estas personas recibió un paquete de salida", dijeron Pichai y Naughton.

La investigación del Times también encontró que a pesar de estar casado, Rubin sí tuvo varias relaciones consensuales con otras mujeres en Google. La mujer que acusó a Rubin comenzó a salir con él en 2012, pero para 2013 ya quería romper con la relación. Fue en marzo de 2013 que Rubin la invitó a un hotel donde ocurrió el incidente que finalmente terminó la relación y por el cual fue acusado.

Según el portavoz de Rubin, Sam Singer, Google nunca le dijo al desarrollador del sistema operativo Android que había sido acusado y que Rubin se fue de Google por su propia voluntad. Singer reiteró que la relación entre Rubin y la mujer fue consensual. 

Previó al paquete de US$90 millones que Google le pagó a Rubin cuando éste finalmente renunció, la junta directiva había aprobado un regalo de US$150 millones en acciones. El Times dijo que no está claro si la junta directiva y Page –quien aprueba las compensaciones para los ejecutivos de alto rango– sabían sobre la investigación de mala conducta sexual contra Rubin.

Nota del editor: Este artículo se actualizó a las 1:15 p.m. hora del Pacífico con el comentario de Google.