CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Tecnología de vestir

Google y Levi's apuestan por la tela inteligente

La chaqueta Levi's Commuter Trucker, el primer artículo de ropa con la tecnología del Project Jacquard de Google, es más que un control remoto para gestionar un dispositivo, ya que tiene un enorme potencial.

projectjacquard-levis-2.jpg

Paul Dillinger, vicepresidente de innovación de Levi's, afirmó que la chaqueta inteligente puede lavarse muchas veces sin dañar la tela conductiva.

Claudia Cruz/CNET

Hay pocos momentos en la vida cuando uno puede hacerse un regalo caro y comprar la chaqueta Levi's Commuter Trucker, que cuenta con la tecnología de Project Jacquard de Google, por US$350 sería realmente un lujo para muchas personas.

¿Pero si quieres hacer un regalo distinto y novedoso en estas fiestas, esta chaqueta vale la pena? Incluso, los desarrolladores piensas que la Levi's Commuter Trucker Jacket es una inversión en la próxima plataforma digital.

La chamarra de Levi's se distingue de otras prendas que vende el fabricante de ropa porque tiene una tela conductiva, tejida en el puño izquierdo, que controla un celular mediante una dispositivo con Bluetooth. El usuario puede tocar esa parte para controlar apps como Spotify o iTunes, para escuchar la hora, direcciones o quizá contestar una llamada telefónica.

Hay quien dice que la chaqueta, que salió al mercado en octubre, es solo un control remoto, y no está muy equivocado. Sin embargo, la chamarra también puede mandarle información al usuario desde el celular, como notificaciones, lo que le da un poco más de inteligencia a este wearable.

El objetivo, explicó Ivan Poupyrev, director de ingeniería para la unidad de Tecnología y Proyectos Avanzados (ATAP) de Google, es hacer de las telas una nueva plataforma para la computación.

Reproduciendo: Mira esto: Google teje ropa inteligente con Project Jacquard
1:41

"Estamos pensando en Jacquard como una plataforma digital que con el tiempo tendrá más funciones y aunque ahora es una chaqueta, en el futuro [la tela] podría estar en vaqueros, zapatos o bolsas", explicó Poupyrev en una entrevista. "Seguiremos trabajando con las marcas de ropa porque ellos sí conocen a sus consumidores".

Al inicio, Levi's diseñó está chamarra con un enfoque en los ciclistas urbanos, quienes deben mantener sus ojos siempre atentos en el camino. Sin embargo, también puede ser útil y agradable para peatones y conductores de carros. Además, según dijo Poupyrev, las funciones e interacciones de la chaqueta irán mejorando.

"No queremos reemplazar los relojes inteligentes ni los celulares. No queremos competir con esos dispositivos", aclaró Poupyrev. "El uso [de la tela Jacquard] será algo muy, muy diferente que aún queremos descubrir".

Para descubrir el potencial de Jacquard, los comentarios de los primeros usuarios serán muy importantes, dijo Paul Dillinger, vicepresidente y jefe de innovación de Levi's Strauss & Co.

Dillinger explicó que, mayormente, la industria de ropa sólo conoce los gustos de los consumidores por la cantidad de unidades vendidas de las piezas que fabrican. No saben de qué manera usa la prenda el usuario; por ejemplo, si solo se la pone una o muchas veces, de día o de noche, de forma casual o para vestir.

"Ahora podremos realmente aprender más; por ejemplo, si se usó para navegar por las calles, para gestionar la reproducción de música o para ir a festivales y conciertos", dijo Dillinger. "Esas son cosas que ahora no solo sabrán la gente de la industria tecnológica, sino también los diseñadores de la ropa. Nosotros lo sabremos por los datos agregados y anónimos que Google nos podrá dar".

Poupyrev y Dillinger coincidieron que la chaqueta Levi's, u otras prendas con Project Jacquard, podrían tener un futuro, por ejemplo, para notificar al usuario de quién lo llama o le manda un texto, tal vez resaltando diferentes colores LED o sensores hápticos en el aparato Bluetooth. Se podría incluso usar para pagos móviles o para acceder a ciertos lugares restringidos con solo rozar la muñeca contra una caja registradora o un aparato NFC; también hasta para enviar mensajes de voz mediante aplicaciones como WhatsApp, WeChat o Line.

"Antes del lanzamiento estábamos solo enfocados en hacer que todo funcionara bien", dijo Poupyrev, "Pero ahora tendremos tiempo para comenzar la investigación de tendencias de uso de los consumidores".

En tanto, Google seguirá mejorando la forma en que los algoritmos interpretan cuando la tela conductiva se roza accidentalmente o a propósito.

A pesar del poco tiempo que la Levi's Commuter Trucker Jacket con Jacquard ha estado en el mercado, Google y Levi's confían que suficientes personas la están comprando para poder comenzar a entender cuál será su futuro.

Asimismo, las compañías entienden que es una chamarra costosa, aunque Levi's vende otras más caras, dijo Dillinger y el objetivo fue crear un artículo de ropa lujoso, duradero y con inteligencia.

Dillinger, además, enfatizó que la chaqueta se puede lavar más de las 10 veces que inicialmente había sugerido Levi's -- una cifra que muchas personas criticaron siendo que los consumidores primarios eran ciclistas urbanos que probablemente sudan mucho. En sus investigaciones de mercado, dijo Dillinger, encontraron que hasta los más ávidos usuarios no lavan sus chaquetas frecuentemente. Por lo tanto, añadió Poupyrev sobre el lavado de la prenda, han actualizado el mensaje en el sitio para aclarar que se puede lavar más de 10 veces.

Dado a que la industria de la moda y la de tecnología son propensas el contrabando y a la piratería, se les cuestionó cómo ambas empresas evitarían que esto ocurriera. "¡Qué lo intenten!", dijo Dillinger en tono sarcástico dado lo difícil que fue desarrollar esta tela conductiva. Por su parte, Poupyrev agregó que sería un reto copiar la tecnología de Project Jacquard, aunque no imposible debido a que siempre es más fácil seguirle los pasos a los innovadores que ser quien desarrolla primero una tecnología.

"Pero por eso no esperaremos que otros nos alcancen", sentenció Poupyrev.