CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Los mayores fracasos de Google I/O

La conferencia anual para desarrolladores de Google funciona como trampolín para muchos éxitos de la empresa, pero también ha tenido un buen número de fracasos.

Sarah Tew/CNET

El miércoles, 17 de mayo, comienza la conferencia anual para desarrolladores Google I/O en Mountain View, California. En ocasiones, la empresa usa el evento como punta de lanza para mostrar nuevos proyectos y productos. Muchos de ellos se vuelven un éxito, como el sistema operativo Android y las tabletas Nexus 7.

Pero también varias de estas innovaciones no logran generar mucho entusiasmo y al tiempo fracasan. Aquí recordaremos algunas de ellas.

Google Wave (2009)

Wave era una plataforma que combinaba Gmail, Docs y Gchat en un solo espacio. Podías enviarle mensajes a tus amigos, colaborar en la edición de textos y compartir fotos, además de publicar blogs directamente desde Wave.

A pesar de haber generado un interés inicial, su interfaz resultaba demasiado complicada y abrumadora para algunos. Al año siguiente, Google dijo que ya no lo seguiría desarrollando como proyecto único. En la actualidad, varios de los elementos de Wave han aparecido en otros de los servicios de la empresa, como por ejemplo la capacidad de ver las ediciones en tiempo real de todos los colaboradores en Docs.

google-glass-bridget.jpg

Las gafas Google Glass nunca despegaron.

Sarah Tew/CNET

Google Glass (2012)

Las Google Glass llegaron con bombo y platillo a I/O cuando un paracaidista se lanzó desde un avión, le entregó un par a un motociclista, y éste se las llevó al cofundador de Google Sergey Brin al interior del Moscone Center en San Francisco. Las gafas podían activarse con la frase "OK, Google" además de mostrarte información, mapas y tu correo.

Glass tenía un aspecto futurista, incluso bajo estándares actuales, pero su edición "Explorers" original costaba unos ridículos US$1,500. Y aunque generó mucha curiosidad y atención, también desató inquietudes de privacidad y seguridad, además de que dejaba mucho que desear cómo se veía la gente con ellas puestas. Al final, Google puso en pausa el proyecto en 2015, canceló el programa Explorers y dejó de fabricar el prototipo.

Nexus Q (2012)

La Nexus Q

El Nexus Q (y su caja) se veía muy bien, pero era muy costoso.

Josh Miller/CNET

El Nexus Q era un reproductor de contenidos digitales que reproducía materiales desde Google Movie, Music y Play, así como YouTube, hacia tu televisor. También fue el primer proyecto de hardware de Google desarrollado y creado internamente.

El Q tenía un aspecto sofisticado y adorable al mismo tiempo, y su diseño llamó mucho la atención. Pero, a US$300, era muy costoso y tenía competidores como el Apple TV y las cajas Roku que hacían más por menos. Después de un retraso en su lanzamiento, Google regaló los Q a la gente que los pidió por adelantado y dejó de vender la caja en 2013. Mucha de la tecnología de los Q acabó en el Chromecast.

Project Ara (2014)

Aunque el interés en Project Ara comenzó en 2013 cuando Google compró Motorola, aumentó cuando la empresa mostró un prototipo en Google I/O de 2014 (aunque éste no funcionó correctamente en el escenario). Ara era un concepto de teléfono que permitía a los usuarios intercambiar los componentes de hardware más importantes, como la cámara o la batería, una propuesta del muy imaginado y deseado teléfono modular del que se habla desde hace años.

Posteriormente, Google anunció que Ara estaría disponible para desarrolladores para 2016 y para los consumidores en 2017. La empresa luego mostró más prototipos, cambió el logo y lanzó un nuevo video promocional. Cuando las cosas parecían en camino, en septiembre de 2016 se anunció que el proyecto se pondría en pausa, indefinidamente. Google nunca explicó oficialmente las razones, y el grupo que trabajaba en el proyecto en ATAP, la división de proyectos locos de Google, se salió de la empresa y muchos de ellos acabaron en la división Building 8 de Facebook, donde aparentemente trabajan en algún dispositivo.

Reproduciendo: Mira esto: 10 cosas que sabemos del Project Ara de teléfonos modulares...
1:10

Las ventajas del fracaso

A pesar de que estos servicios y productos fracasaron y no llegaron al mercado o no tuvieron el impacto deseado, siempre existe la posibilidad de que los veamos en otra forma dentro de otros proyectos de Google. Para crédito de la empresa, la libertad que permite que proyectos como estos fracasen es lo que le da a Google el espacio para explorar e innovar. Ya sea que se vuelvan éxitos -- 0 no -- hay que aplaudirle a Google el esfuerzo.