CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Industria de la tecnología

​Google Glass 2.0 existe, y aquí están las fotos que lo prueban

Las imágenes que Google presentó ante la FCC muestran la nueva generación de este dispositivo de tecnología de vestir por dentro y por fuera.

Las Google Glass de primera generación podrían ser sustituidas pronto.

Sarah Tew/CNET

La próxima generación de Google Glass, o más bien de un dispositivo que se sujetaría de la cabeza y tendría pantalla, es real.

Una presentación de documentos ante la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), el órgano de gobierno de Estados Unidos que revisa y aprueba dispositivos electrónicos personales como teléfonos y wearables, reveló fotos del diseño exterior del dispositivo, junto con los circuitos internos (ver más abajo), así como un manual básico.

La nueva edición de las Google Glass señala una posible nueva dirección de la compañía, cuyo diseño de gafas se estancó. Es probable que su uso ahora más que un producto para los usuarios del día a día termine teniendo un uso más como herramienta de trabajo, según aseguran fuentes de 9to5Google.

Llamado GG1 en los documentos de la FCC, el dispositivo parece ceñirse estrechamente a las originales Google Glass Explorer Edition. En otras palabras, las gafas se verán como un conjunto de marcos de anteojos con una pantalla flotando por encima de su ojo.

Una patente anterior, del mes de noviembre, mostraba unas gafas que se ceñirían más a la cabeza, lo que quiere decir que Google probablemente aún está terminando de definir el diseño de las mismas.

Rumores no confirmados de 9to5 Google y The Wall Street Journal sugieren que la nueva edición de Google Glass tendrá un prisma más grande, un diseño más robusto e incluirá un procesador Intel Atom. Estas podrían ser vendidas directamente a las empresas.

Las Google Glass han tenido un camino difícil hasta ahora. En 2012 se lanzó la primera versión para desarrolladores, luego en 2013 para usuarios, aunque las gafas fueron vistas como un objeto tan caro e invasivo que los usuarios les temían porque pensaban que estaban siendo fotografiados o grabados en cualquier momento. Google dejó de vender la primera edición de las Google Glass en enero de 2015.

Google no respondió a una solicitud de comentarios sobre este informe.