CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Google añade herramientas de seguridad y Respuestas Inteligentes a su G Suite

En la conferencia Google Cloud Next, el gigante de las búsquedas pone la mira en las personas que usan los servicios de Google en la oficina.

diane-greene-svp-google-cloud-7688.jpg

Diane Greene, quien lidera la división en la nube de Google, en la conferencia magistral de Cloud Next.

James Martin/CNET

Google está tratando de atraer a más personas a sus servicios en el lugar de trabajo.

El martes, el gigante de las búsquedas anunció varias actualizaciones de su G Suite, su conjunto de aplicaciones como Google Docs y Sheets, pero diseñadas específicamente para que las personas las usen en el trabajo. La compañía hizo el anuncio durante su conferencia anual Google Cloud Next en San Francisco.

Una nueva característica es una herramienta de investigación que brinda a los administradores más control sobre los problemas de ciberseguridad. Por ejemplo, si ha habido una infracción, un administrador puede ver qué usuarios se han visto afectados o si se ha compartido información externamente. La herramienta también permite a los administradores revocar el acceso a ciertas unidades y tomar medidas sin revisar los registros de seguridad.

Google también está agregando la capacidad para que las empresas elijan dónde se almacenan físicamente sus datos, ya sea en Estados Unidos, en Europa o en otras partes del mundo.

Otras características nuevas permiten a los empleados usar las herramientas de inteligencia artificial de Google para ayudar a escribir mensajes y respuestas. Smart Reply (Respuesta inteligente), una herramienta que utiliza el aprendizaje automático para redactar automáticamente mensajes en el correo electrónico, está llegando a la aplicación de chat de Hangouts de Google. Otra función, llamada Smart Compose, ayuda a completar automáticamente correos electrónicos más largos que requieren más que solo una respuesta discontinua. El presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, lo presentó por primera vez en la conferencia de I/O en mayo. En ese momento, estaba destinado a usuarios habituales de Gmail, pero la función llega a clientes comerciales.

Google dijo que ahora hay 4 millones de empresas que pagan por usar la G Suite. Durante una llamada para inversionistas el lunes, Pichai anunció algunos nuevos clientes para su división en la nube, una victoria para la creciente organización, que ahora genera más de US$1,000 millones por trimestre. Los nuevos clientes incluyen Domino's Pizza, SoundCloud y PricewaterhouseCoopers. Target también está moviendo las "áreas clave" de su negocio a la nube de Google.

Reproduciendo: Mira esto: Este es el futuro de Google Assistant
1:58

Pero la división de la nube de Google también generó controversia. Además de crear versiones de aplicaciones en el lugar de trabajo como Gmail o Drive, Google también otorga licencias de su tecnología de inteligencia artificial a otras empresas.

Bajo Diane Greene, jefa de la nube de Google, la división ha ido tras contratos militares lucrativos. Pero los empleados han desafiado la decisión de la compañía de participar en Project Maven, una iniciativa del Departamento de Defensa destinada a desarrollar una mejor inteligencia artificial para el ejército estadounidense. Los empleados de Google estaban divididos sobre el rol de su empleador al ayudar a desarrollar tecnología que podría usarse en la guerra. Según reportes, más de 4,000 empleados firmaron una petición dirigida a Pichai para exigir a la empresa que cancele el proyecto. El mes pasado, Google dijo que no renovaría el contrato de Maven ni buscaría contratos similares.

Poco después, Pichai publicó pautas éticas con respecto al desarrollo de la IA de la compañía. Dijo que Google no crearía tecnología que se usaría para armas, pero dijo que Google seguiría trabajando con los militares.

Google Cloud ha tenido otros desafíos recientemente. La plataforma experimentó problemas la semana pasada, lo que provocó interrupciones en Google Cloud Networking, App Engine y Stackdriver. Las aplicaciones como Snapchat, Pokemon Go y Spotify, que usan la plataforma en la nube de Google para ayudar a ejecutar sus servicios, también se vieron afectadas.