guía de compras navideñas

Google y EE.UU. llegan a un acuerdo de US$19 millones por cobros no autorizados

El gobierno de Estados Unidos dice que la gigante de tecnología cobró por cargos no autorizados en compras realizadas por niños sin la autorización de los padres.

pileofphonesmedium.png
Foto de CNET

Una suma de por lo menos US$19 millones es lo que tendrá que reembolsarle Google a los consumidores cuyos hijos compraron aplicaciones sin el permiso de sus padres, las autoridades federales anunciaron el jueves.

La Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés) llegó a un acuerdo con la gigante de tecnología tras querellas de que supuestamente Google violó, desde 2011, las leyes que prohíben los cargos comerciales hechos por niños sin autorización dentro de las aplicaciones descargadas de las tiendas digitales. En este caso las aplicaciones se compraron por Google Play y se descargaron en los dispositivos móviles Android. Según el acuerdo, Google también modificará cómo de ahora en adelante consigue el permiso explícito de los consumidores.

Pero Google no es la única en haber quebrantado esta ley. La FTC llegó a un acuerdo con Apple en enero por una suma de US$32.5 millones y demandó a Amazon en julio por la misma razón.

"Para millones de familias estadounidenses, los smartphones y las tabletas se han convertido en partes de nuestras vidas cotidianas", dijo la directora de la agencia federal Edith Ramírez. "Con la adopción de la tecnología móvil por parte de más ciudadanos es sumamente importante recordarles a las compañías que las protecciones para los consumidores que han existido aún aplican, incluyendo aquellas que dicen que a los consumidores no se les puede cobrar por compras que no autorizaron".

Los cargos en cuestión ocurren después de la descarga de la aplicación. Normalmente en los videojuegos los cargos -- que pueden tener un valor de entre 99 centavos y US$200 -- se aplicaban cuando los niños quieren acumular cosas virtuales o avanzar a un próximo nivel.

Google, con sede en Mountain View, California, supuestamente le cobraba a los consumidores este tipo de cargo sin la autorización del dueño de la cuenta, según la demanda de la FTC.

Para evitar este tipo de problema legal, Google ya implementó cambios que incluyen el tener que ingresar una contraseña más a menudo.

"Ya le hemos hecho cambios al producto para asegurarnos de que las personas tengan la mejor experiencia posible en Google Play", dijo un portavoz de la compañía. "Estamos contentos de poder poner este asunto en el pasado para enfocarnos en crear otras maneras para que las personas disfruten de las ofertas de entretenimiento que adoran".

Google comenzará a contactar a todos los consumidores afectados en los 15 días después de que se firme al acuerdo y deberá ejecutar el reembolso lo más pronto posible, dijo la FTC.

Con la colaboración de Richard Nieva.