​Google a Europa: 'Frenar Android afectará a todos, menos a nosotros'

La compañía respondió el jueves a los cargos exigidos por la Comisión Europea ante las sospechas de posición dominante del sistema operativo.

Google respondió a Europa por los cargos de supuesta posición dominante de Android.

Stephen T. Shankland/CNET

MADRID -- Google ha respondido oficialmente a la Comisión Europea sobre los cargos que le acusan de tener una posición dominante con el sistema operativo Android.

La compañía dijo en un comunicado que, desde el nacimiento del sistema operativo en 2007, ha trabajado con la premisa de hacerlo libre, y que no considera que limitarlo le afecte directamente, sino que lo haría a todo el ecosistema a su alrededor.

"Android no ha causado daños a la competencia, sino que ha hecho que ésta aumente. Android es la plataforma móvil más flexible que hay, equilibrando las necesidades de miles de fabricantes y operadoras, millones de desarrolladores de apps y más de mil millones de consumidores. Alterar este equilibrio haría que los precios suban, obstaculizaría la innovación, reduciría las variedad y limitaría la competencia", dijo Kent Walker, vicepresidente y consejero general de Google, en el comunicado enviado a CNET en Español este jueves.

¿De qué acusa Europa a Google y Android exactamente?

  1. De dar licencias del software libre Android a los fabricantes a cambio de la instalación de Google Search.
  2. Impedir la venta de dispositivos con otros forks -- interfaces abiertas basadas en Android y que a su vez incluyan apps de Google.
  3. Incentivos financieros a los fabricantes para que incluyen Google Search.

Google explica ahora que básicamente su trabajo desde 2007 ha consistido en crear normas para evitar una fragmentación -- aún mayor -- del sistema operativo, que terminaría ocasionando problemas a los usuarios y a los fabricantes. La empresa ilustra los problemas de una plataforma libre en un video (abajo) lanzado únicamente para demostrar su inocencia en este caso.

Para la empresa, la distribución de productos como Google Search en combinación con Google Play, le permite ofrecer su paquete de aplicaciones de manera gratuita, en vez -- por ejemplo -- de cobrar una tarifa de licencia por adelantado, que para la compañía simplemente significaría el aumento de los precios en general y un gran problema para fabricantes y usuarios.

"Esta distribución gratuita es una solución muy eficiente para todos, ya que reduce el precio para los fabricantes de teléfonos y para los consumidores, permitiéndonos al mismo tiempo seguir realizando inversiones importantes en Android y Play", explicó la empresa en el pliego entregado a la Comisión Europea.

Google aseguró que ningún fabricante estaba obligado a preinstalar ninguna aplicación en el teléfono, aunque desde luego sí ofrecen el paquete de apps para que cuando compres un dispositivo nuevo, tengas un conjunto de servicios básicos conocidos. "La competencia de Android, incluyendo el iPhone de Apple y el Windows de Microsoft, no solo hacen lo mismo sino que brindan muchas menos opciones en las aplicaciones que vienen preinstaladas en los dispositivos", aseguró la empresa.

"El punto de vista de la Comisión podría afectar el equilibrio y enviar una señal involuntaria para favorecer a las plataformas cerradas frente a las plataformas abiertas. Esto significaría menos innovación, menos alternativas, menos competencia y unos precios más altos. Ese no sería un mal resultado para nosotros. Sería un resultado negativo para desarrolladores, para fabricantes de teléfonos, para operadores y, lo más importante, para los consumidores", puntualizó la compañía.

Este año Google ha recibido en Europa acusaciones de priorizar su servicio Shopping por encima de la competencia en las búsquedas y por otras quejas también relacionadas con su sistema de anuncios.

Close
Drag