CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Google cierra el proyecto de motor de búsqueda para China: reporte

'The Intercept' dice que el cierre se debe a críticas contra el proyecto por parte del equipo de privacidad en Google. El fin del proyecto es un golpe a la gestión de Sundar Pichai.

Google cierra su proyecto Dragonfly, que pretendía ser un motor de búsquedas censurado para China.

Jaap Arriens/NurPhoto via Getty Images

Google ha puesto punto y final al proyecto de crear un motor de búsqueda censurado para China mejor conocido como Dragonfly, de acuerdo con un reporte de The Intercept.

El "cierre inmediato" sucede a raíz de comentarios negativos y críticas al proyecto por parte de algunos de los integrantes del equipo de privacidad en Google, luego de enterarse de este proyecto gracias a un reporte previo del medio The Intercept y no por parte del equipo de desarrollo en Google, según el reporte.

Los ingenieros de Google a cargo de este motor de búsqueda estaban obteniendo información de los tipos de búsqueda y sitios que visitan los usuarios en China gracias al sitio 265.com, asegura The Intercept. Bajo los protocolos normales, dice el reporte, esta información debía ser verificada por el equipo de privacidad en Google antes de ser utilizada, pero el equipo de privacidad no se enteró de esta información hasta la publicación de The Intercept, desencadenando críticas y confrontaciones en Google, dice el reporte. 

El sitio 265.com funciona como un buscador chino para encontrar vuelos baratos, información de finanzas, videos, imágenes y otros sitios. 265.com es filial de Google, pero a diferencia de YouTube o Google.com, 265.com no está bloqueado en el país asiático porque solía ser de propiedad china y todos los resultados que muestra los procesa a través de Baidu, el motor de búsqueda más utilizado en China. Google obtiene la información de 265.com antes de enviarla a Baidu, dice The Intercept.

Google no dio comentarios a The Intercept.

Las disputas internas en Google comenzaron a raíz del reporte inicial de The Intercept, publicado en noviembre. En dicho despacho, el medio dio a conocer que a algunos empleados del área de seguridad y privacidad en Google no se les permitió el ingreso a reuniones relacionadas con el proyecto. 

Dragonfly se dio a conocer hace unos meses como un proyecto de Google para crear un motor de búsqueda censurado en China. Tras darse a conocer el proyecto, algunos empleados de Google firmaron una carta abierta en la que pedían a Google más transparencia sobre el proyecto. Yonatan Zunger, ex empleado de Google que participó en Dragonfly, dijo a The Intercept que el proyecto fue manejado de una forma inusual. 

Hace unas semanas, Sundar Pichai, presidente ejecutivo de la compañía, dijo ante el Congreso de Estados Unidos que la Google no tiene planes de lanzar un motor de búsquedas en China y dijo que la firma será "totalmente transparente" en cualquier plan futuro para ingresar a China.