​El auto autónomo de Google tendrá bolsas de aire externas

Los autos tradicionales sólo protegen a las personas dentro de un auto, pero Google quiere también proteger a los peatones.

captura-de-pantalla-2015-03-25-a-las-11-52-43.png
Así se verían las bolsas de aire en el auto de Google Captura de pantalla Oscar Gutiérrez/CNET

Google obtuvo una patente llamada "Sistema de protección para las piernas de peatones en impacto con un vehículo", lo que se traduce a bolsas de aire en la parte exterior de un auto -- en el caso de Google, su auto autónomo.

La patente fue registrada por Google en 2013, y se le otorgó el martes, 24 de marzo de 2015. La descripción de la patente se describe como un sistema basado en bolsas de aire adheridas a la parte frontal de un auto, para, en caso de un accidente, el peatón no resulte tan afectado.


El auto autónomo de Google está diseñado para detectar todo tipo de elemento a su alrededor en tiempo real gracias a los sensores ubicados en la parte alta del techo del auto. Sin embargo, los accidentes siempre están presentes y pueden ocurrir por diferentes razones, es por ello que Google está buscando todo tipo de forma para proteger a las personas que podrían verse afectadas en una colisión.

Las bolsas de aire descritas en la patente no especifica el material de las que estarán fabricadas, pero sí se informa que las bolsas minimizarán el rebote de una persona al tener contacto con estas bolsas, para evitar que el peatón choque contra la bolsa, rebote y pueda caer al suelo, haciéndose más daño.

Este es la forma prototipo del auto de Google Google

Los autos autónomos de Google ya están en las calles, aunque en fase de prueba. Sin embargo, hasta ahora sólo se han reportado dos accidentes relacionados a los autos de Google, pero ninguno de gravedad -- incluso uno de estos accidentes fue causado porque el auto estaba manejado por un humano.


Extrañamente, las imágenes que representan al auto de Google en la patente no se asemejan al auto que Google confirmó que será el que llegue a las calles cuando se les permite transitar públicamente. Quizá esto es porque la patente fue solicitada hace casi dos años y Google no quería revelar su auto oficial.

Actualmente, Google y otras compañías hacen todo lo posible para que en ciudades dentro de Estados Unidos se puedan comenzar a probar este tipo de automóviles en calles y avenidas principales. En California, ya se le otorgó a la gigante de Mountain View un permiso para probar sus autos en carreteras públicas del estado.

A Google le importa que sus autos autónomos estén listos para circular sin la necesidad de un piloto lo más pronto posible. Según rumores, Google está preparando un servicio de transporte público similar a Uber, pero en el caso de Google, utilizaría autos autónomos, quitando la necesidad de contratar a choferes.

(Via Qz)

Close
Drag