Google predice el futuro: hay que apostar por la inteligencia artificial

En su primera carta a inversionistas, el presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, dice que la próxima ola de la informática tendrá que ver con el aprendizaje de máquinas.

El presidente ejecutivo de Google, Sundar Pichai, destaca los esfuerzos de la compañía en el campo de la Inteligencia Artificial (IA).

James Martin/CNET

Es un hecho que lo más importante para Google -- la empresa/verbo/sitio web que es sinónimo de encontrar cosas que utilizan el Internet -- es su negocio de búsquedas. Y ahora que la empresa pone a punto su plan maestro para el futuro, Google quiere asegurarse de que el negocio sea inyectado con una buena dosis de inteligencia artificial (IA).

Al menos esa es la gran conclusión de la carta anual de Google, publicada el jueves, y escrita por primera vez por el presidente ejecutivo, Sundar Pichai, en lugar de por los co-fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin.

En lugar de que los usuarios tengan que escribir las palabras en un cuadro de búsquedas en una computadora o teléfono, Google quiere ir a buscar información y hacer cosas por ti sin que tengas que preguntar. Esto incluye cosas como empujarte a salir hacia el aeropuerto con tiempo suficiente para no quedarte atascado en el tráfico y perder tu vuelo; darte el pronóstico semanal del viaje a Madrid, o incluso ayudar a detectar el cáncer.

Todo eso requiere de una computación muy potente, realizada por máquinas que pueden aprender sobre la marcha.

"De cara al futuro, el próximo gran paso será que el propio concepto de 'dispositivo' va a desaparecer", escribió Pichai, quien asumió el cargo de presidente ejecutivo hace ocho meses. "Con el tiempo, la propia computadora -- cualquiera que sea su forma -- será un asistente inteligente que te ayude con tu día. Vamos a pasar del mundo del móvil primero a un mundo donde la IA es primero".

La ola de la IA es bastante ruidosa en Silicon Valley. A principios de este mes, Facebook creó un nuevo grupo llamado Applied Machine Learning Group, encargado de hacer avances en la IA. La compañía de Mark Zuckerberg, junto con otras como Microsoft, están invirtiendo fuertemente en chatbots, un software que responde a las preguntas y realiza tareas simples, como hacer una cita en el calendario.

La carta del jueves constituye la primera vez que un reporte sobre Google ha sido escrito por alguien además de Page y Brin, fundadores de la empresa como estudiantes graduados de Stanford en 1998. En 2,100 palabras, Pichai apuesta el doble a la misión trazada por Page y Brin en su día -- organizar la información del mundo -- y añade de su cosecha.

"Hoy estamos concentrados en una cosa por encima de todo: hacer que la información y el conocimiento estén disponibles para todo el mundo", escribió Pichai, de 43 años.

¿Qué tan importante es la búsqueda para Google? En algunos casos, Pichai capitaliza la palabra cuando la escribe, al igual que "Él" o "Señor" se escriben con mayúscula en la Biblia. Page y Brin no capitalizaron la palabra "búsqueda" en su carta de 2004 cuando la compañía salió a bolsa, incluso cuando hacían referencia a ésta como un producto.

Que Page y Brin hayan elegido a Pichai para escribir la carta no es una sorpresa. El año pasado, los fundadores anunciaron una reorganización gigante de Google, incluyendo la propia Google y otros proyectos como su servicio Fiber y su compañía del hogar inteligente Nest bajo un holding llamado Alphabet. Como parte de ese cambio, Page se convirtió en presidente ejecutivo de Alphabet y Brin, en su presidente. Pichai tomó las riendas como presidente ejecutivo de Google.

En la carta, Pichai también se refiere a los últimos triunfos de la compañía en el aprendizaje por máquinas, al igual que su software que venció al campeón humano del antiguo juego chino Go en una serie 4-1.

"Las implicaciones de este triunfo son, literalmente, un cambio en el juego, y el ganador final es la humanidad", escribió Pichai. "Este es otro paso importante hacia la creación de la inteligencia artificial que nos puede ayudar en todo, desde el cumplimiento de nuestras tareas diarias y viajes, para finalmente hacer frente a problemas aún mayores, como el cambio climático y el diagnóstico del cáncer".

La idea es extender el acceso a la información (y de paso, los servicios de Google) por todo el mundo. Pero eso puede ser un reto en Europa, donde los reguladores están examinando el motor de búsquedas de Google, así como su software móvil, Android, por ser supuestamente contrarios a la competencia.

"Para nosotros, la tecnología no trata sobre los dispositivos o productos que fabricamos. Esos no son los objetivos finales. La tecnología es una fuerza democratizadora, capacitando a las personas a través de la información", escribió Pichai. "Google es una compañía de información. Fue así cuando fue fundada y es así hoy en día".

Pero ahora, con más robots.

Close
Drag