CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

Google paga US$1,100 millones a HTC por talento para sus celulares Pixel

La gigante de búsquedas pagó esa cantidad a HTC para integrar a un grupo de ingenieros de la empresa de Taiwán que trabajaron en el desarrollo de los celulares Pixel.

El equipo de HTC que estuvo implicado en la creación del Google Pixel se une a la gigante de búsquedas con sede en Mountain View, California

Josh Miller/CNET

Es oficial: Google firmó un acuerdo con la fabricante taiwanesa HTC por US$1,100 millones para sumar a un grupo de ingenieros en telefonía móvil a las filas de la gigante de Mountain View. Desde hace varios días había rumores de un posible acuerdo entre las empresas.

El acuerdo abarca varios aspectos. Algunos de los ingenieros de HTC que estuvieron involucrados en el desarrollo del celular Google Pixel lanzado el año pasado se unirán formalmente a Google, en donde habían estado trabajando desde hace tiempo, según se explica en el comunicado. También, Google tendrá acceso a la propiedad intelectual de HTC. 

"De muchas formas, esta alianza es una confirmación de la historia de una década de trabajo en conjunto entre HTC y Google", dijo en el comunicado Rick Osterloh, vicepresidente de hardware en Google. 

De hecho, HTC fabricó el primer teléfono inteligente con Android, el HTC Dream; y después ambas firmas lanzaron el Nexus One de 2010, el primer celular de la línea Nexus que en 2016 se transformó en Google Pixel. 

Google también ha trabajado con fabricantes como Motorola (Nexus 5), Huawei (Nexus 6P) y LG (Nexus 5X). Pero fue con los teléfonos Pixel -- que HTC ayudó a producir -- que Google finalmente se lanzó a diseñar el dispositivo internamente, al grado de marcarlo con la insignia Made by Google y que dio pie a otros productos como la bocina inteligente Google Home.

La adquisición se había especulado fuertemente por la situación complicada de HTC. La empresa ha cedido presencia en la telefonía celular trimestre tras trimestre frente a las gigantes Samsung y Apple, así como frente a LG y toda la oleada de fabricantes chinas -- Huawei, Xiaomi y Oppo -- que han ido robándole mercado. En agosto, la agencia Bloomberg dijo que HTC había perdido hasta un 60 por ciento de su capitalización.

El acuerdo permitirá que HTC pueda enfocarse en otras áreas de interés como la realidad virtual en donde la compañía participa con una de las gafas de realidad virtual más demandadas del mercado.

En 2012, Google compró Motorola, otrora una de las más importantes fabricantes de celulares en el mundo, en un acuerdo valorado en US$12,500 millones, la mayor adquisición en la historia de la empresa. Pero en 2014, la gigante de Mountain View se deshizo de gran parte de Motorola -- con la excepción de algunos departamentos estratégicos y ciertas patentes --, al venderla a Lenovo por US$2,910 millones.

Con este acuerdo con HTC, Google vuelve a meterse más de fondo en la creación de teléfonos. Con el lanzamiento del Pixel y Pixel XL en 2016, la empresa había dado señales de su renovado interés en la manufactura de celulares y el portafolio dio señales de vida, pues según reportes se habrían vendido un millón de unidades de este celular hecho por Google

El acuerdo con HTC marca un nuevo hito en la historia de Google, que a pesar de haber tenido a Motorola bajo su portafolio de empresas no había impulsado una iniciativa de producción y creación propia de celulares sino hasta que lanzó los Pixel el año pasado. Ahora, la empresa podrá controlar más el proceso -- desde el diseño hasta la fabricación y distribución -- sin depender tanto de un tercero.

Google dijo en el comunicado que la transacción se espera finalizada con aprobación de órganos de regulación para principios de 2018.