CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Política

Gobiernos locales en EE.UU. podrían prohibir el uso del reconocimiento facial

Activistas en Estados Unidos están presionando a gobiernos locales para que prohíban el uso de la tecnología de reconocimiento facial.

face-id-recognition-5

El reconocimiento facial es usado ampliamente sin ningún tipo de regulación para mantenerlo bajo control, aseguran los críticos.

James Martin/CNET

San Francisco se convirtió este mes en la primera ciudad de Estados Unidos en prohibir a la policía el uso de tecnología de reconocimiento facial. Y hay activistas que quieren asegurase de que no sea la última ciudad en donde ocurra esto.

Con la ordenanza en San Francisco como un modelo, los activistas presionan para que legislaciones locales en todos lados prohíban el uso de esta tecnología, una forma de inteligencia artificial que compara rostros y rastrea personas. Los municipios que consideran esta prohibición incluyen a los vecinos de San Francisco, Oakland y Berkeley, además de Somerville, Massachusetts. Con el logro en San Francisco, más ciudades podrían sumarse a la lista.

Los esfuerzos no se detienen a nivel local. En California, una propuesta para prohibir el uso de reconocimiento facial en cámaras corporales ha llegado hasta el senado. Los legisladores en Washington han una ley estatal de reconocimiento facial. Dos senadores de Estados Unidos han presentado una propuesta de ley que evitaría que las compañías puedan rastrearte mediante reconocimiento facial.

"Esperamos que este tipo de legislación sea adoptada en otras comunidades", dijo Matt Cagle, abogado de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) en el norte de California, quien fuera fundamental en la redacción de la legislación de San Francisco y en la organización del apoyo de la comunidad para la prohibición. Cagle asegura que ha escuchado a legisladores estatales decir "que están interesados en ver cómo esta prohibición de la vigilancia facial podría aplicarse primero a las cámaras corporales o en las escuelas".

Reproduciendo: Mira esto: Face ID del iPhone X: Cómo funciona en situaciones excepcionales
1:39

El esfuerzo de raíz para frenar la tecnología de reconocimiento facial se genera tras los esfuerzos de la policía, tiendas y aeropuertos por instalar sistemas que les ayudan a resolver crímenes, evitar robos y permiten el abordaje rápido en vuelos y cruceros. La tecnología se ha vuelto ubicua en algunas ciudades chinas , donde incluso se utiliza para identificar a osos panda. Las grandes empresas de tecnología, especialmente Amazon, tienen interés en vender tecnología de reconocimiento facial, lo mismo que usarla en tiendas.

El rápido incremento de la poderosa tecnología ha generado una reacción negativa. Legisladores, expertos y activistas han señalado problemas de privacidad vinculados al monitoreo del reconocimiento facial, además de preocupaciones sobre las libertades civiles. El reconocimiento facial podría ahuyentar a la gente de protestas públicas si la tecnología está rastreando a las personas, advierten expertos.

"Uno podría estar en una marcha en apoyo al uso de armas de fuego o en una protesta contra la violencia por armas de fuego", dijo esta semana el legislador Elijah Cummings, presidente demócrata del Comité de Vigilancia de la Cámara Baja, durante una audiencia sobre reconocimiento facial. "En todos estos casos, el gobierno puede monitorizarte sin tu conocimiento y pasar tu rostro por una base de datos que puede utilizarse sin restricciones".

La precisión y el sesgo son dos temas que están entre las mayores preocupaciones sobre esta tecnología. Investigadores han encontrado problemas en el reconocimiento facial al reconocer mujeres, lo mismo que personas con un color de piel más oscuro. Asimismo, los investigadores han dicho que los departamentos de policía hacen mal uso de la tecnología de reconocimiento facial, frecuentemente manipulando fotografías para generar coincidencias para encontrar sospechosos.

Y hay poco en materia de supervisión al respecto, aseguran los críticos.

Quienes apoyan el reconocimiento facial aseguran que ayuda a las investigaciones de la policía y a impedir delitos. A pesar de las fallas de la tecnología, aseguran que la tecnología de reconocimiento facial puede ser útil.

Cedric Alexander, otrora presidente de la Organización Nacional de Agentes Policíacos Negros (NOBLE, por sus siglas en inglés), dijo a los legisladores que la prohibición de la tecnología podría ser un error, aunque agregó que pocas agencias policíacas cuentan con la supervisión necesaria para evitar el mal uso de la tecnología.

"No estoy seguro que una moratoria total en este tema sea la respuesta, porque aún tenemos un territorio que proteger y porque hay cierto valor en el reconocimiento facial", dijo en su testimonio Alexander, quien también fuera director de Seguridad Federal en la Agencia de Seguridad de Transporte.

Aunque hay muchos agentes encargados de hacer cumplir la ley apoyando el reconocimiento facial, los numerosos problemas de la tecnología han generado un creciente llamado a una moratoria de uso. Los estados no están esperando que el Congreso apruebe un proyecto de ley federal que regule la tecnología y muchos legisladores buscan hacer algo ellos mismos.

Muchos esfuerzos locales están basándose en el lenguaje utilizado en la ordenanza de San Francisco, que es muy similar al modelo de propuesta de ley de Control de la Comunidad sobre vigilancia policíaca (CCOPS, por sus siglas en inglés), de la ACLU. Cagle, el abogado de la ACLU, asegura que puede aplicarse a otras ciudades.

Las leyes y ordenanzas no pasarán, sin embargo, a menos de que los funcionarios de elección popular las apoyen. De esa manera, la ACLU también trabaja en un paquete de herramientas para explicar a las comunidades como pueden impulsar la supervisión de la vigilancia en sus propias ciudades. El esfuerzo será diferente en cada región debido a que las legislaturas locales tienen sus propias prioridades y preocupaciones, aseguró.

Una guía

La prohibición de San Francisco esa un impulso muy necesario para los esfuerzos de aprobar moratorias en otras ciudades, explica Jelani Drew, una activista con Fight For The Future, una organización sin fines de lucro enfocada en cuestiones tecnológicas. La organización está arengando a la gente para que se acerque con los legisladores locales y les pidan que prohíban el reconocimiento facial en su propia ciudad.

Drew dice que el esfuerzo del grupo ha ganado fuerza desde la prohibición en San Francisco.

"Estamos esperando impulsar a la gente utilizando San Francisco como punto de origen para que crean que esto en realidad puede pasar", explicó Drew. "El siguiente paso es que más gente vaya a las legislaturas y encuentre un camino general para trabajar con sus comunidades".

El esfuerzo comunitario, apuntó Cagle, es uno de los más importantes componentes para lograr que se apruebe la prohibición de la tecnología de reconocimiento facial.

Set of photos showing manipulation of facial recognition technology

Investigadores descubrieron que la policía podría editar las fotos para encontrar su correspondencia en la búsqueda de reconocimiento facial.

Georgetown Law Center on Privacy & Technology

Fight for the Future, junto con grupos como Color of Change, Electronic Frontier Foundation y Freedom of the Press Foundation, formaron parte de la coalición de ACLU en San Francisco que trabajó con funcionarios de la ciudad para aprobar la ley. Estos esfuerzos incluyeron hablar con los líderes de elección popular, asistir a reuniones comunitarias, hacer llamadas y conseguir apoyo, dijo Cagle.

"Es absolutamente necesario que haya apoyo comunitario y personas en la comunidad que quieran hacer algo al respecto", agregó. "Esto no habría pasado en San Francisco sin la diversa coalición comunitaria presente en las reuniones, haciendo llamadas".

Drew dice que Fight for the Future trabaja con activistas en todo el país para difundir la manera en que el reconocimiento facial afecta la privacidad de las personas. Pero no será sencillo. Las leyes propuestas a menudo pueden languidecer en la legislación local y el impulso no dura para siempre.

En San Francisco, la estrategia de la ACLU consistió en llegar a los funcionarios elegidos, encontrar partidarios locales y trabajar con los legisladores en la redacción de la legislación. El factor principal, sin embargo, fue la persistencia. La ACLU trabajó con los legisladores de San Francisco durante más de un año para que se aprobara la ordenanza, explicó Cagle.

"La tenacidad es algo fundamental", dijo Cagle. "Lleva tiempo y tenacidad".