CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

guía de compras navideñas
Internet

Ante críticas, México confirma investigación por casos de espionaje

La investigación de la Procuraduría General de la República abarca delitos de intervención de comunicaciones privadas y acceso ilícito a sistemas; los activistas no se fían de la investigación.

Getty Images

El caso de supuestos ciberataques y espionaje a periodistas y activistas mexicanos será investigado por la Procuraduría General de la República (PGR) en México, así lo anunció la propia entidad el miércoles

La investigación será llevada a cabo por la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), una división de la PGR. La investigación se da a raíz de una demanda presentada por periodistas y activistas, entre los que se encuentran Carlos Loret de Mola y Carmen Aristegui. 

"La Procuraduría General de la República rechaza enérgicamente las intervenciones ilegales de comunicaciones", dice la agencia federal en el documento. Los delitos que se persiguen son los de intervención de comunicaciones privadas y acceso ilícito a sistemas y equipos de informática. 

La apertura de esta carpeta de investigación sucede dos días después de que The New York Times y organismos que velan por los derechos digitales de los civiles dieran a conocer que el gobierno de México habría intentado intervenir los teléfonos inteligentes de activistas y periodistas por medio de un software de la empresa israelí NSO Group.

El software, conocido como Pegasus, funciona por mensajes de texto que simulan ser información de interés para el receptor y que incluyen un link o enlace a Internet. De hacer clic, el usuario otorga (sin saber) el control del teléfono como la cámara y micrófono al emisor del mensaje. La información del teléfono también se envía a servidores anónimos. 

La PGR dijo que la investigación abarca el análisis de los números de teléfono de afectados, identificar la procedencia de los mensjaes y la geolocalización de los equipos desde los que fueron enviados los mensajes. 

El organismo dijo que investigará los proveedores de la tecnología utilizada, refiriéndose a NSO Group, una empresa que afirma vender su software únicamente a gobiernos. "[La FEADLE] solicitará informen a qué dependencias federales y estatales y, en su caso, a qué empresas privadas les han facilitado este tipo de equipo de intervención", dice el comunicado. 

Activistas mexicanos habrían mostrado su desaprobación frente a la investigación de la PGR, según The New York Times. El órgano judicial es una de las agencias mexicanas que compró el software de NSO Group, de acuerdo con un reportaje (de 2016) del diario mexicano Reforma.

Asimismo, la PGR declaró secretos los archivos de compra y contratación del software Pegasus, según la edición digital del diario español El País. Estos documentos oficiales estarían disponibles para el público hasta 2021. 

El Times sentencia que la PGR es el organismo en México encargado de cubrir, entre otros, crímenes en contra de la libertad de expresión, crímenes contra periodistas y crímenes contra defensores de derechos humanos. El gobierno actual ya ha sido catalogado como uno de los más inseguros para el periodismo en México