CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Internet mexicano estalla ante aparente espionaje de activistas y periodistas

Los periodistas Carlos Loret de Mola, Salvador Camarena, Carmen Aristegui e incluso su hijo, Emilio, habrían sido víctimas de ataques cibernéticos del gobierno de México, según 'The New York Times'. La lista de víctimas también incluye a defensores de derechos humanos, entre otros.

James Martin/CNET

El lunes, el gobierno de México se ganó el repudio de internautas de todo el mundo tras revelarse que, supuestamente, han intervenido teléfonos inteligentes de periodistas y activistas mexicanos que han investigado y criticado al gobierno actual.

Un reportaje de The New York Times y otros de The Citizen Lab, Artículo 19, R3D y SocialTIC, indican que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto habría gastado unos US$80 millones en un software israelí para intervenir dispositivos de periodistas como Carmen Aristegui, Carlos Loret de Mola, Daniel Lizárraga y Salvador Camarena, así como de activistas como Mario Patrón, Stephanie Brower y Santiago Aguirre. 

Los reportajes dicen que el gobierno habría hecho este espionaje y hackeos entre
2015 y 2016 con la ayuda de un software llamado Pegasus desarrollado por la firma israelí NSO Group. La firma dijo -- según los reportajes -- no poder hacer mucho para asegurarse de que los gobiernos hagan buen uso de las herramientas. El gobierno mexicano le dijo al Times que no ha utilizado el software para espiar a activistas o periodistas.

El mecanismo era muy sencillo: los activistas y periodistas recibieron varios mensajes de texto que incluían un enlace. Los mensajes estaban hechos a la medida del receptor. Algunos advertían a los destinatarios de posibles ataques, o mencionaban una noticia o información que les podría afectar o ser de su interés. Varios, como Aristegui y Patrón, sospecharon de inmediato del tipo de mensajes y no les hicieron clic. Quienes sí hicieron clic en los enlaces entregaron en ese momento el control de su celular a la entidad que les envió el SMS.

Apenas se dieron a conocer los reportajes, el hashtag #GobiernoEspía se convirtió en un tema de conversación (Trending Topic) en Twitter. Un gran número de tuits condenaron las aparentes acciones ilegales de intervención del gobierno de Peña Nieto, que ha sido catalogado como uno de los más inseguros para el periodismo en México

Los reportajes mencionan que México no sólo intentó espiar sobre Carmen Aristegui -- periodista que en 2014 detalló supuestas irregularidades en la compra de una lujosa casa por la primera dama, Angélica Rivera. Su hijo, Emilio, quien es menor de edad, también fue blanco en repetidas ocasiones de intentos de espionaje.

Esto, por supuesto, desencadenó respuestas de los mexicanos en redes sociales: 

En Facebook, varias de las organizaciones detrás de la investigación publicaron comentarios en video. El mismo lunes, The Citizen Lab y R3D realizaron una conferencia de prensa junto a algunos de los afectados. 

En vivo sigue nuestra la conferencia de prensa sobre el informe #GobiernoEspía:

Posted by R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales on lunes, 19 de junio de 2017

R3D, una organización que busca proteger los derechos digitales en México, organizó una conferencia (video insertado arriba) en la que se solicita a Peña Nieto y al gobierno de México en general, explicar el porqué del supuesto espionaje de los activistas y periodistas. 

"¿Qué pensaba hacer el gobierno de Peña Nieto con la información de un joven estudiante?", dijo Aristegui durante la conferencia. "¿Qué sigue, si es capaz de llegar al extremo de espiar a un adolescente? ¿No le parece, presidente, siniestro?". En las reacciones al video, la mayoría (más de 1,400 al momento de redacción) expresan mucho enojo por la situación. 

Hasta el momento, el gobierno de México no ha emitido un comunicado oficial. El Times dice que el gobierno ya habría aceptado el uso de este software, pero "rechaza categóricamente que alguna de sus dependencias realice acciones de vigilancia o intervención de comunicaciones de defensores de derechos humanos, periodistas, activistas anticorrupción o de cualquier otra persona sin previa autorización judicial."

Según el periódico estadounidense, la ley mexicana requiere de una orden emitida por un juez federal para poder intervenir la comunicación privada de un individuo y sólo cuando los solicitantes demuestren una razón sólida para realizar el espionaje. 

CNET en Español contactó al gobierno de México para solicitar un comentario. Actualizaremos este artículo al obtener una respuesta. 

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO