CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

EE.UU. expandirá el reconocimiento facial a más aeropuertos

La Administración de Seguridad de Transporte compartió un plan de acción que tiene como objetivo aumentar el número de personas que necesitarán usar su rostro para viajar por avión.

tsa-biometrics-facial-recognition

En los próximos años el reconocimiento facial se utilizará en más aeropuertos de Estados Unidos.

Administración de Seguridad de Transporte

La Administración de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (TSA, por sus siglas en inglés) redoblará, en los próximos años, el uso de la tecnología biométrica para intentar eliminar las amenazas de seguridad y mitigar las restricciones que tendrá en recursos cuando aumente el volumen de pasajeros.

Como parte de un reporte que detalla el camino que tomará para llegar a ese fin, la TSA dijo que comenzará a automatizar el uso del reconocimiento facial en más aeropuertos del país, expandiendo el uso de esta tecnología de los pasajeros con pasaportes extranjeros a residentes y ciudadanos de EE.UU. con el nivel de seguridad TSA Pre y luego a todos los viajeros en vuelos domésticos. El uso de la tecnología para identificar a los pasajeros reduciría el uso de documentos físicos y la inspección manual.

"Al ampliar nuestro uso de la biometría, TSA asegura su posición como líder mundial en seguridad de aviación y avanza los estándares de seguridad de transporte a nivel global", dijo David Pekoske, administrador de la TSA, en un comunicado de prensa el lunes. El aeropuerto internacional de Sydney en Australia ya usa el reconocimiento facial con la aerolínea Qantas.

La TSA ya está probando esta tecnología de reconocimiento facial en 14 aeropuertos con terminales internacionales incluyendo en Los Ángeles, Nueva York, Washington D.C. y Orlando.

Pero no solo serán los viajeros con pasaportes que serán sometidos a esta nueva metodología.

La TSA también utilizará las huellas dactilares en el aeropuerto Hartsfield-Jackson en Atlanta para aquellos pasajeros en vuelos domésticos que tienen el permiso TSA Pre, una autorización del gobierno adquirida después de una investigación preliminar. Los pasajeros con el permiso TSA Pre que se inscribieron antes de septiembre de 2018 podrán usar solo sus huellas dactilares para viajar -- eso hasta que se venza su permiso actual. Los que recibieron TSA Pre después de esa fecha, y los que deseen renovar, usarán sus huellas y el reconocimiento facial para poder viajar en el futuro.

Según la TSA, el aeropuerto Hartsfield-Jackson tendrá el primer terminal que utilizará el reconocimiento facial en todo momento del viaje -- desde la entrega del equipaje, en la fila de seguridad y también en la puerta de embarque. 

El gobierno continuará evaluando cómo ampliar este tipo de identificación en los aeropuertos a pasajeros en vuelos domésticos, muchos de los cuales usan normalmente una licencia de conducir estatal como identificación al momento de subirse a un avión.

En su reporte la TSA dijo que colaborará con el Departamento de Seguridad Nacional -- que gestiona el procesamiento de las REAL ID, los nuevos carnets de identificación que serán un requisito para entrar a instalaciones federales como los aeropuertos a partir del 2020 -- para evaluar cómo la información biométrica en estas tarjetas se podrán usar para viajar.