​Gobierno de EE.UU. lanzará ley sobre vehículos autónomos

El objetivo de esta nueva legislación es facilitar la introducción responsable de los autos que se conducirán solos por tu ciudad.

Una imagen del carro autónomo de Google en una calle junto con otros autos.

Picasa

El gobierno de EE.UU. dará a conocer este martes una nueva legislación que cubrirá de forma global las prácticas relacionadas con los vehículos de conducción autónoma y semi autónoma.

El objetivo de esta nueva legislación, según explicó el Departamento de Transporte (DOT, por sus siglas en inglés) en una conferencia de prensa, es crear una política compatible que siente les bases generales y deje a los estados encargarse de otro tipo de responsabilidades.

Así, la legislación tendrá cuatro secciones en las cuales se pretende facilitar las pruebas "responsables" y el despliegue profesional de vehículos auto conducidos. Para poder poner en marcha un vehículo en las calles la ley tiene previsto que primero se cumplan 15 puntos que llama "Evaluación de Seguridad", y que los fabricantes deben firmar y presentar cuando el auto autónomo esté listo para la vía pública. Este apartado cubre temas como los métodos de validación, la privacidad, el comportamiento posterior al choque y la resistencia a los impactos.

La nueva ley, que el gobierno pretende actualizar al menos una vez al año según la evolución de las nuevas tecnologías, sienta las bases de una política coherente para el ámbito estatal, delimitando las responsabilidades federales y estatales, lo que evitará que cada estado cree una ley similar.

De esta forma mientras la ley federal cubre las normas de seguridad, su cumplimiento, retorno de unidades a los talleres y educación pública, los estados se centrarán en dar permisos para las pruebas, y hacer leyes y reglamentos que puedan aplicarse a la concesión de licencias.

Por otro lado, la ley da poderes a la Administración Nacional de Seguridad Vial (NHTSA, por sus siglas en inglés), la cual podrá examinar y pedir modificaciones del diseño y otros parámetros de los vehículos, teniendo en cuenta para ello cada caso de forma separada.

Un detalle importante es que la legislación también tendrá en cuenta la retirada de vehículos semiautónomos que de forma reiterada se vean envueltos el situaciones de riesgo, un mal presagio para vehículos como el Tesla Model S, que ya ha sufrido varios accidentes riesgosos en los que se investiga la culpabilidad del sistema de conducción automática.

Esta misma semana Lyft, el servicio de choferes a pedido, dio a conocer su plan para el futuro. La empresa cree que de aquí a cinco años la mayoría de sus vehículos serán autónomos y que en 2025 nadie querrá comprarse un auto, lo normal será que pidas uno que por cierto, ya no tendrá conductor.

Close
Drag