CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Celulares

Las ganancias de Samsung se ralentizan por la baja demanda de sus Galaxy S9

Los resultados financieros del fabricante coreano se vieron afectados en este último trimestre por la desaceleración en la demanda de sus últimos teléfonos.

Sarah Tew/CNET
54-samsung-galaxy-s9-and-s9-plus

Samsung vendió menos móviles de gama alta durante el último trimestre del año pero siguió creciendo en ventas de componentes.

Sarah Tew/CNET

El gigante de la electrónica coreano reportó el lunes un aumento del 6 por ciento en sus ganancias operativas, el menor crecimiento de ganancias mostrado en el último año. El fabricante también registró un aumento del 4 por ciento en sus ingresos, debido a la fuerte demanda continua de sus chips de memoria, que se utilizan en todo tipo de dispositivos, desde teléfonos hasta servidores.

Pero sus ganancias se vieron perjudicadas por una desaceleración en la demanda de sus últimos teléfonos, el Galaxy S9 y S9 Plus, que ofrecen menos novedades que sus predecesores. Los ingresos en la división móvil de Samsung disminuyeron un 22 por ciento en el último trimestre de 2018, cerrando con un total de 22.67 billones de wones (US$20,200 millones). 

La compañía también señaló que "la situación del mercado probablemente seguirá siendo un desafío en la segunda mitad del año debido a la competencia de precios y el lanzamiento de nuevos productos" pero añadió que responderá al declive con la llegada de su nuevo Galaxy Note.

El mercado de teléfonos inteligentes ha sufrido una desaceleración en los últimos trimestres y se ha vuelto más difícil para los fabricantes de dispositivos móviles realizar grandes cambios en sus productos y diferenciarse unos de otros. 

Además, los precios de los teléfonos de gama alta han aumentado, por lo que los usuarios cada vez esperan más para cambiar de móvil.

Pero estos resultados no son ninguna sorpresa para los analistas, ya que esperaban que las ventas de teléfonos inteligentes de Samsung cayeran durante el segundo trimestre de 2018 tras reportar una desaceleración en la demanda de sus últimos teléfonos durante el primer trimestre.

De hecho, la compañía advirtió en abril que sus ganancias del segundo trimestre en la división móvil podrían disminuir secuencialmente "debido a las estancadas ventas de modelos insignia en medio de una demanda débil y un aumento en los gastos de marketing".

Samsung es famosa por ser la mayor fabricante de teléfonos y televisores del mundo, pero también vende más chips de memoria que cualquier otra compañía. El año pasado se convirtió en el mayor fabricante de semiconductores a nivel global en términos de ingresos, superando incluso al líder hasta la fecha, Intel.

Durante este último trimestre, los ingresos por este tipo de productos aumentaron para el fabricante un 33 por ciento, alcanzando 18.5 billones de wones (US$16,500 millones). Sus ventas totales de negocios de semiconductores aumentaron un 25 por ciento sumando 21.99 billones de wones (US$19,600 millones).

Samsung añadió que las ganancias en su negocio de pantallas se vieron también perjudicadas por la baja demanda de paneles OLED flexibles y la disminución de los precios de los paneles LCD. Sin embargo, la compañía espera que la creciente demanda actual de paneles OLED flexibles eleve sus ganancias durante la segunda mitad del año.

En términos generales, Samsung reportó unos ingresos de 58.48 billones de wones (US$52,300 millones) y una ganancia operativa de 14.87 billones de wones (US$13,300 millones).

Reproduciendo: Mira esto: Cómo serán los celulares en 2019 y la disponibilidad...
2:48