CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

Game of Thrones: Resumen del episodio 3 de la temporada 8

[Resumen] Nuestro 'recap' de la batalla de Winterfell en el que te contamos cómo han quedado las cosas y te damos el recuento de las muertes.

Game of Thrones
Helen Sloan/HBO

Ya sabíamos que el tercer episodio de la octava temporada de Game of Thrones  iba a estar dedicado a la gran batalla de Winterfell. Igual que en el capítulo de la semana anterior, las cosas no se han movido en ningún momento de la casa de los Stark. Los White Walkers o Caminantes Blancos, capitaneados por el Night King, y con su ejército de zombies, no-muertos, wights o espectros, han atacado Winterfell y se han encontrado con una defensa bien preparada pero incapaz de poder contenerlos. Esto ha dado de sí el episodio.

Mejor cita: Pues a ver, el episodio ha sido más bien exiguo en palabras ya que ha habido muchos silencios y simplemente una tras otra secuencia de lucha perfectamente coreografiada. Pero nos quedamos con una conversación entre las hermanas Stark. Arya, viendo que las cosas se estaban poniendo feas, le dice a Sansa que se vaya a esconder a la cripta y le da una daga de dragonglass. "No sé cómo usar esto", replica Sansa casi a modo de queja. "Tienes que clavarla por el extremo puntiagudo", le explica Arya, repitiendo exactamente las mismas palabras que le dijo Jon cuando le regaló su espada Needle.

Otro momento destacable ha sido la discusión entre Beric y el Hound. Este último estaba teniendo un ataque de ansiedad a causa de tanto fuego para tratar de contener a los espectros y Beric ha tratado de que volviera a luchar ya que lo necesitaban. "No los podemos ganar. ¡No lo ves puto estúpido! Estamos luchando contra los muertos. No se puede vencer a la muerte", le reprocha el Hound. Por suerte Beric logra hacerlo entrar en razón y ambos conseguirán salvar a Arya, algo que será providencial.

Arya tendrá también unas palabras con Lady Melisandre. "¿Qué le decimos al dios de la muerte?", le pregunta la bruja roja. "Hoy no", responde la Stark antes de salir corriendo con una misión en mente.

Game of Thrones
Helen Sloan/HBO

Momento más sexy: No podíamos anticipar que Tyrion y Sansa fueran a tener tanta química a puertas de la muerte. El ex matrimonio está esperando en la cripta de Winterfell junto a Varys, Missandei y Gilly, entre otros. Tyrion tiene la tentación de subir y ver lo que está pasando, pero Sansa le dice que están donde están porque ninguno de ellos puede hacer nada para ayudar y lo más heroico es quedarse allí. "Tal vez deberíamos haber permanecido casados", responde él ante la sabiduría de Sansa. "Fuiste el mejor de todos", le replica Sansa (cualquier cosa es mejor que Ramsay), que le explica que las cosas no hubieran acabado funcionando entre ambos porque la reina de los dragones no le acaba de caer muy bien.

El par tiene otra secuencia juntos, ambos están escondidos detrás de una tumba tratando que los espectros no los descubran, los cuales ya han logrado entrar a la cripta. Sansa se saca la daga que le ha dado su hermana. Y él le besa la mano.

Momento menos emocionante: Las cosas están muy desesperadas en Winterfell, con el ejército de los no-muertos haciendo estragos por todas partes. Dany prueba uno de esos "Dracarys" que tan buenos resultados le han dado en el pasado contra el Night King. Pero él ni se inmuta por el fuego.

Quién murió: Pues en realidad no tanta gente como creíamos. A ver, han muerto un montón de tropas de Dany y Jon. Prácticamente todos los dothraki, incluido Qhono (Staz Nair). Pero siguen quedando muchos protagonistas vivos.

El primer personaje que nos importaba (a medias) en morir es Edd (Ben Crompton), el jefe de la Guardia de la Noche. Lo hace al salvar a Sam.

Lyanna Mormont se despide a lo grande: a manos de un gigante/zombie pero asegurándose de clavarle una daga de dragonglass en el ojo al hacerlo, para así destruirlo.

Beric, después de que él y el Hound salvan a Arya. Y esta vez no está Thoros para resucitarlo.

Theon muere a manos del Night King. El Greyjoy está ya completamente redimido y hace un último gesto heroico por Winterfell y Bran Stark.

Game of Thrones
Helen Sloan/HBO

Momento del que todos vamos a hablar durante semanas o mejor momento de la noche: Arya Stark se carga al Night King y con él a todo su ejército de caminantes blancos y no muertos. Incluido el dragón convertido Viserion. Esto es algo que descubrimos en el sexto episodio de la temporada 7 de la serie, si matas al creador de una serie de caminantes, todas sus creaciones mueren. Matar al Night King tiene muchas ventajas.

Momento más emotivo: La muerte de Ser Jorah Mormont, que no deja de luchar hasta que ve que Dany ya no corre peligro. Y sólo entonces dice aquello de "Estoy herido". Ella llorará su muerte y por suerte llega el dragón Drogon para ofrecerle un poco de consuelo, rodeándola con sus alas.

Lady Melisandre es la última en morir. La bruja roja llega a Winterfell justo antes del inicio de la batalla y se apresura a decirle a Ser Davos que no es necesario que la mate, pues morirá antes del amanecer. Cumple con su misión de hechicera básicamente encendiendo fuegos y haciéndole entender a Arya que tiene un destino. Y muere. No creemos que acabe de estar redimida porque al fin y al cabo Shireen murió por su culpa, pero casi.

Nivel de violencia: Pues a ver, con todas las muertes que hemos enumerado, elevado. Aunque lo cierto es que las muertes que hemos visto desde más de cerca han sido las de los no-muertos (valga la paradoja), que tienen la habilidad de impresionar un poco menos. 

Reproduciendo: Mira esto: 5 señales de que tú también vives en Game of Thrones
3:34

Quién avanzó en su lucha por el poder: Con el Night King y todo su ejército de no-muertos destruído, las cosas se han quedado con dos facciones: la capitaneada por Dany y que cuenta con la alianza de Jon Snow y el Norte. Y la capitaneada por Cersei y respaldada por Euron Greyjoy. Pero los de Dany y Jon cuentan con muchas bajas tras la gran batalla de Winterfell.

Qué podemos esperar del próximo episodio: "Hemos ganado la gran guerra. Ahora ganaremos la última guerra", dice Dany en el avance del próximo episodio de la temporada. Y la serie en realidad, al quitarse de encima la amenaza de los White Walkers que llevan acechando desde su primer episodio de Juego de tronos, vuelve a la esencia de su título y nos demuestra que lo importante es la lucha por el Trono de Hierro.

Imaginamos que también esclareceremos dudas como qué ha pasado con Grey Worm (la publicación de una imagen del episodio 4 nos lo ha confirmado como vivo), Sam, Tormund (la publicación de otra imagen del episodio 4 también confirma a Sam y Tormund como vivos) o el lobo huargo Ghost (lo vimos al principio del episodio corriendo hacia la batalla con Jorah Mormont y los dothraki y nunca lo volvimos a ver). En el caso de Grey Worm o Sam, no habíamos llegado a volver a verlos vivos tras la muerte del ejército de los muertos, como sí pasó con Brienne, Jaime, Podrick, Ser Davos, Sansa, Gilly, Tyrion, Varys o Missandei.

El que sí deducimos que debe estar vivo es Gendry, ya que en el avance del próximo episodio vemos a Arya besando a alguien que intuimos será él.