CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Televisión y cine

Game of Thrones: ¿Quién ocupará el Trono de Hierro?

Ni Jon Snow, ni Daenerys Targaryen, ni siquiera Gendry Baratheon o Cersei Lannister. Te cuento quién quiero que venza en Juego de tronos y se haga con el codiciado gobierno de los Siete Reinos. Incluso después de la Batalla de Winterfell.

Game of Thrones, temporada 8

Cersei Lannister (Lena Headey) en la octava y última temporada de Game of Thrones.

Helen Sloane/HBO

Si nos basamos en el personaje que me cae mejor, me gustaría que Cersei Lannister (Lena Headey) se quedara con el Trono de Hierro al final de la octava temporada de Game of Thrones. Pero, eso ya no es posible en vista de lo pasado en el penúltimo episodio. 

Este es el momento perfecto para advertirte que si no has visto el episodio 1, episodio 2episodio 3episodio 4 y episodio 5 de la octava temporada de Game of Thrones, este artículo puede contener spoilers.

gendry-1920.jpg

Gendry (Joe Dempsie).

HBO

En cuanto a Gendry (Joe Dempsie), el único hijo bastardo vivo del fallecido rey Robert Baratheon, no creo que tenga muchos adeptos dispuestos a verlo sentándose en el Trono de Hierro. Más allá de ser hijo de quien es, sus opciones de gobernar son mínimas. Aplaudo que haya sabido aliarse con Jon Snow y Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) y admiro su buen gusto escogiendo pareja (que ya le ha dicho que no, no quiere ser su dama), pero dudo que en ningún momento se le suban los genes a la cabeza y le dé por reclamar la herencia al trono.

Luego están los seguramente preferidos por la mayoría de espectadores de Juego de tronos: Dany y Jon (que en realidad es Aegon Targaryen). Lo de ver a Jon/Aegon en el trono me parece una idea nefasta. Da igual que sea el hijo legítimo de Rhaegar Targaryen (hijo mayor del Rey Loco Aerys II Targaryen) y Lyanna Stark, y eso lo ponga muy por arriba en la línea de sucesión. Sigue siendo un Stark, por parte de madre, y ya hemos visto en repetidas ocasiones que los Stark hombre tienen tendencia a no saber navegar bien el intrincado juego de tronos y acabar asesinados por ello. Y estoy de acuerdo con Sansa que, si Jon y Daenerys comparten el reinado, él hará exactamente lo que ella le diga.

Reproduciendo: Mira esto: 5 señales de que tú también vives en Game of Thrones
3:34

Lo cual nos deja a Dany. Sin duda ha demostrado con creces que gobernar sí se le da bien y además mira tanto por sus intereses como por los de sus discípulos. No sólo tiene un dragón y un ejército, ha liberado esclavos, ascendido de la práctica nada, ejercido prudencia, mostrado carisma y hasta sabe rodearse de los consejeros adecuados (véanse Tyrion Lannister; los recientemente fallecidos Jorah Mormont y Missandei; o Varys). Y en realidad estoy de acuerdo que Daenerys de la Tormenta de la Casa Targaryen, heredera legítima al Trono de Hierro, reina de los Ándalos y los Primeros Hombres, protectora de los Siete Reinos, madre de los dragones, Khaleesi de los dothraki, la que no arde, rompedora de cadenas ha evidenciado que sería la reina ideal para los Siete Reinos. Ni que sea por todos los títulos que ha ido acumulando a lo largo de la serie. Pero se me ocurre una opción mejor. Al menos para acabar la serie de la manera perfecta.

game-of-thrones-s7e6-3
HBO

Y es que hace tiempo que estoy de acuerdo con esa teoría (sobre la que ha reflexionado el mismo George R. R. Martin) de que los caminantes blancos de Game of Thrones son una especie de metáfora sobre el cambio climático que acecha nuestro planeta: es fácil ignorarlo, hay quien finge no darse cuenta, todo el mundo tiene otras prioridades, pero al final no se puede hacer oídos sordos a la amenaza más importante que acecha a la humanidad.

Así que mi candidato preferido a acabar en el Trono de Hierro es el Rey de la Noche

Ya sé, ya sé. Esto de que Arya se haya cargado al Night King en el tercer episodio de la octava temporada de la serie echa mi deseo por tierra. No necesariamente. Una de las teorías favoritas de los fans estos últimos años ha sido la de creer que Bran Stark era de hecho el Rey de la Noche. Los parecidos son más que razonables. Aunque el episodio en cuestión demostrara que no son la misma persona, no hay que perder la esperanza. La serie lleva tratando la importancia y amenaza de los White Walkers desde su primer episodio. Han tenido demasiado papel como para que realmente el problema haya desaparecido con tres episodios todavía por emitir. Por mucho que Arya sea la mejor asesina que jamás hayamos visto.

Así que, quién sabe si igual que los Hijos del bosque crearon a los caminantes blancos una vez, sucede algo similar (no creo que todos los Hijos del bosque murieran en la sexta temporada por culpa de Bran). Y la serie termina con Bran sentado en el Trono de hierro con los ojos cerrados y al abrirlos los tiene, como no podía ser de otra forma, de color azul. Y no, Bran no contaría como hombre Stark no demasiado afilado, porque en estos momentos es más Cuervo de Tres Ojos que cualquier otra cosa.

Por un lado sería un gran final para una serie que nos ha demostrado en más de una ocasión que no tiene sentimentalismos y sabe sacrificar a sus protagonistas cuando la trama lo exige. Por otro lado, terminar la octava temporada de la serie de HBO con el Night King sentándose en el Trono de Hierro sería la moraleja perfecta. Y tal vez hasta nos da por ponernos a reciclar en serio, pasarnos a la energía solar o tratar de no abusar de los plásticos de un solo uso.

Nota del editor: Este artículo se publicó originalmente el 10 de abril de 2019 y se actualizó el 13 de mayo.