CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

Industria de la tecnología

El reino de Walt Disney pone su bandera en una galaxia muy lejana

Con Galaxy's End, The Walt Disney Company integra la franquicia de Star Wars a su exitoso –pero complicado– negocio de los parques de diversiones. ¿Despegará la popularidad del Millenium Falcon en Disneylandia?

Disney

Desde que The Walt Disney Company adquirió Lucas Film en 2012, la gigantesca empresa de medios ha estrenado cuatro películas y varias series de televisión relacionadas con la franquicia Star Wars.

The Force Awakens (US$2,068 millones) y The Last Jedi (US$1,332 millones) fueron un rotundo éxito en la taquilla global, y Rogue One (US$1,056 millones) no lo hizo tan mal, tampoco. Únicamente a Solo: A Star Wars Story le fue regular, pero aún así logró recaudar US$392 millones en todo el mundo. Y eso sin contar todos los juguetes, licencias y otros esfuerzos relacionados con esos contenidos.

Si consideras que Disney pagó poco más de US$4,000 millones por las creaciones de George Lucas, el negocio ha sido redondo.

Ahora, Disney parece estar más que lista para seguir exprimiendo esta franquicia en los próximos años, la cual tendrá una fuerte presencia con su servicio de streaming Disney Plus. La serie de Star Wars más anticipada en esa plataforma es The Mandalorian, con Pedro Pascal, pero no es la única.

Pero Star Wars no se ganará las orejas de ratón como miembro oficial –e imprescindible– de la gigante de entretenimiento, sino hasta que se inaugure Galaxy's Edge el 31 de mayo en Disneyland, el parque ubicado en la ciudad de Anaheim, cerca de Los Ángeles que fue inaugurado el 17 de julio de 1955. Disney planea abrir una sección idéntica de Star Wars en Disney World en Orlando, Florida, el 29 de agosto.

disney4.jpg

El 17 de julio de 1955 llegaron 28,000 personas a la inauguración de Disneylandia, muchas más de las anticipadas.

Disney

CNET en Español estará en Disneylandia el 31 de mayo para traerte todos los detalles de la inauguración de Galaxy's Edge, cuya demanda por entrar es tal que las reservas para el primer mes se agotaron en dos horas. Incluso, la empresa planea limitar la presencia de los asistentes en esta zona a solo cuatro horas en las primeras semanas.

Según Disney, 18.67 millones de personas visitaron Disneylandia y 20.8 millones, el Magic Kingdom en Orlando en 2018. Disneylandia acumula unos 726 millones de visitantes desde que abrió sus puertas hace 64 años y, entre muchos otros datos curiosos, se estima que en Disneylandia se venden 2.6 millones de hot dogs cada año.

La historia dice que la idea de Disneylandia le vino a Walt Disney mientras sus hijas montaban un carrusel en un parque. La banca en donde estaba sentado Disney en ese momento se encuentra hoy en día en uno de los edificios en la entrada de Disneylandia, que fue construido en un huerto de naranjos.

Ese sueño estuvo a punto de convertirse en una pesadilla ese 17 de julio hace 64 años, cuando 28,000 personas se presentaron en la inauguración (se esperaba menos de la mitad de asistentes). Muchos de ellos compraron boletos falsos. Tampoco ayudó el clima, que rebasó los 101 grados Farenheit, ni la huelga del sindicato de plomeros, que forzó a Walt a elegir entre tener baños funcionando, o fuentes de agua potable. Escogió los baños.

En la actualidad, The Walt Disney Company opera varios parques de diversiones alrededor del mundo, entre ellos Walt Disney World Resort en Florida; Disneyland Resort en California y Disneyland Paris. La empresa también tiene 47 por ciento de Hong Kong Disneyland Resort y 43 por ciento de Shanghai Disney Resort. Por último, la empresa licencia Tokyo Disney Resort a un tercero. Todos estos resorts vienen acompañados de hoteles, tiendas y restaurantes.

Pero el reino de Walt sigue creciendo.

disney2.jpg

Walt Disney presentó esta ilustración de Disneyland en octubre de 1954. El proyecto se construyó en menos de un año.

Disney

Hasta ahora, Disneylandia tuvo su mayor expansión en 2001, con la construcción de California Adventure justo frente al parque original. Ahí abrió Cars Land en 2012, una zona inspirada en las animaciones de Cars en la que invirtió US$1,100 millones. En 2017 abrió una zona inspirada en la película Avatar llamada Pandora The World of Avatar y en 2018 una zona llamada Toy Story Land, ambas en sus parques en Orlando.

A diferencia de Los piratas del Caribe, un juego clásico de los parques de Disney que dio vida a una exitosa franquicia cinematográfica, ahora la empresa está sacando el mayor provecho posible a las propiedades que ha adquirido recientemente –Pixar, Marvel y Star Wars– y que son sumamente populares.

Según reportes, la expansión de Galaxy's Edge en Anaheim costará US$1,000 millones. La nueva sección viene en un momento muy bueno para el negocio de los parques de Disney, que reportaron ingresos por US$20,296 millones en 2018, un alza del 10 por ciento frente al año anterior. Una métrica importante es que el gasto por persona en los hoteles asociados a los parques creció de US$317 en 2017 a US$345 el año pasado. Los analistas dicen que esperar "enormes volúmenes de visitas" y que la empresa se beneficiará enormemente de abrir la expansión de Star Wars en los parques de ambas costas.

Galaxy's Edge contará con dos juegos: Millenium Falcon: Smugglers Run, que estará abierto a partir de su inauguración, el 31 de mayo, y al que se entra por una réplica de tamaño natural de la famosa nave espacial; y Star Wars: Rise of the Resistance, que será inaugurado más adelante este año. También contará con restaurantes y tiendas inspiradas en la Guerra de las galaxias, como botellas de Coca-Cola con forma de granadas y una tienda para diseñar y armar tu propio robot.

coke

Las botellas especiales de Coca-Cola que podrán comprar los asistentes a Galaxy's Edge en Disneylandia.

Coca-Cola

Pero así como la apertura de Disneylandia fue un dolor de cabeza para Walt en 1955, el negocio de los parques de diversiones es complejo, muy costoso y arriesgado. Disney lista un sinnúmero de riesgos a los que está expuesto este negocio en su reporte anual, como son las fluctuaciones por el tipo de cambio, el clima político y económico mundial y los altos costos de mano de la obra en establecimientos donde se requiere tener muchos empleados. Mientras que los parques representaron el 34.1 por ciento de los ingresos de The Walt Disney Company en 2018, estos representaron apenas el 28.4 por ciento de las ganancias, pues los costos de operación son más elevados.

Y tampoco todos sus esfuerzos han sido exitosos a la primera. Disney tuvo que entrar al quite en Disneyland Paris y adquirir el 100 por ciento del parque en 2017 de manos de los socios originales porque el negocio no marchó como se esperaba en los planes originales, que anticipaban muchos más visitantes. Además, el parque estaba sumido en deudas y Disney anunció recientemente que invertiría 2,000 millones de euros para darle un nuevo impulso.

Mientras tanto, Disney se alista para echar a andar un nuevo experimento en sus parques de diversiones, uno que finalmente le permitirá poner esas famosas orejas de Mickey Mouse en una galaxia muy, muy lejana.

Reproduciendo: Mira esto: Visita con nosotros Galaxy's Edge, la expansión de Star...
4:01