CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

OPINIÓN

El Galaxy S8 es precioso... y eso me hace desear más al iPhone 8

[Opinión] ​Lo dijo José Alfredo Jiménez: 'No hay que llegar primero; sino hay que saber llegar'. Y si no le hacemos caso a él, ¿entonces a quién?.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO

El Samsung Galaxy S8 ya está aquí.

Uno de los primeros teléfonos con pequeñísimos biseles salió a la venta este viernes y los fanáticos de la marca surcoreana correrán a comprarlo sin titubear, al igual que otros curiosos que ya deseaban cambiar de celular. En mi caso, el teléfono me ha encantando (principalmente porque soy fan de todo aquello sin marcos, hasta en el pan); y si los rumores son ciertos, el iPhone 8 será muy similar al S8, pero más acorde a mis necesidades.

Verán... el Galaxy S8 me ha gustado mucho. Samsung ha hecho, como dice mi colega Juan Garzón, el celular más bonito del mundo. Su pantalla con costados curvos, la parte trasera de vidrio y la interfaz TouchWiz que ha mejorado bastante hacen que sea el teléfono insignia más chulo del momento.

Pero, el S8 también tiene algunas flaquezas notorias validan mi decisión por esperar a ver lo que hace Apple con su iPhone 8 en septiembre. Éstas son las debilidades del Galaxy S8:

Bixby es inmaduro

gsocho-bixby-08.jpg
Joshua Goldman/CNET

Samsung sacó la cartera en 2016 y compró Viv Labs, una compañía que estaba desarrollando un software de inteligencia artificial. Al comprar la empresa, Samsung tomó el software, lo bautizó como Bixby y lo puso en el Galaxy S8 como una de sus mayores novedades para competir con Siri, Cortana, Google Now y Google Assistant.

El problema es que Bixby no funciona en español ni en otros idiomas, no puede hacer las mismas tareas que sus rivales. Esto significa que el botón físico en un costado del S8 para invocar a Bixby es un estorbo para aquellos que quieran usar al asistente virtual.

Aunado a esto, Bixby no está presente durante el lanzamiento (llegará más adelante en la primavera) y Samsung no está permitiendo redireccionar el botón para usarlo con Google Now o Assistant, en lugar de Bixby.

Bloatware o el exceso de apps basura

gsocho-8303-001.jpg
Josh Miller/CNET

Todas las marcas modifican Android a su antojo y ponen aplicaciones basura (software conocido como bloatware o software inflado en español) que no ayudan, sino que quitan espacio útil.

Samsung es una de las empresas que más acostumbran a hacer esto. Si Android ya tiene un app para notas, Samsung hace la propia; si Android tiene app para la cámara, Samsung hace lo mismo... y así siguen.

Hay formas de quitar las aplicaciones de Samsung, pero desde un principio Samsung debería dejar los apps de Google y sanseacabó.

El lector de huellas y su ubicación

CNET

He probado teléfonos con un lector de huellas trasero, y el Google Pixel es uno de mis favoritos por ser fácil de sostener y colocar el dedo en el lector es muy sencillo y hasta natural.

En el caso del S8, el mudar el lector de huellas a la espalda del teléfono parecía buena idea hasta que Samsung decidió no ponerlo en el centro sino justo al lado de la cámara. Ubicado ahí, el lector está muy alto para manos medianas/pequeñas, y junto a la cámara, se puede confundir y acrecentar el riesgo de ensuciar la cámara al poner el dedo sobre ella.

Por qué (creo que) el iPhone 8 será mejor

martin-hajek-iphone-8-concept.png

Un concepto de cómo sería el iPhone 8.

Martin Hajek

¿Está bien hablar de un teléfono a seis meses de distancia? Quizá no. Pero qué importa: los rumores, filtraciones y reportes no cesan, y no dejan de darnos una idea general de cómo será el iPhone 8 que, si Apple mantiene su costumbre, se lanzaría en septiembre.

Parece que el teléfono tendrá un cambio drástico en diseño y representará un cambio en las prácticas de la gigante de Cupertino. Se rumora un diseño similar al del Galaxy S8 con pantalla (más pequeña de 5.8 pulgadas) OLED, sin biseles y una espalda de vidrio, o de algún metal. Algunos reportes hablan de que será un teléfono con un diseño similar al del iPhone 4, el que para mí ha sido el más bonito de todas las generaciones del iPhone.

Pero el diseño, aunque importante, no lo es todo; y lo que en el Galaxy S8 son debilidades, en el iPhone son fortalezas. Me explico.

Además de que Siri es más madura y tiene mayor experiencia que Bixby, en el tema del lector de huellas parece que Apple sortea dos opciones para las funciones en el iPhone 8: integrarlo en la misma pantalla, sin necesitar de un botón físico, o estará en la zona media de la parte trasera, facilitando su uso.

En cuanto a las aplicaciones de relleno, Apple permite borrar cualquiera de sus aplicaciones nativas desde iOS 10, así que es fácil eliminarlas y volver a descargarlas si así se requiere.

iOS 11 también tendrá mejoras que espero empecemos a conocer muy pronto -- información que procede de rumores puntuales y de la misma Apple que seguro hablará de iOS 11 en el WWDC en junio. Y si Apple hace caso a mi lista de deseos, el iPhone 8 más iOS 11 serán una combinación ganadora.

A mi parecer, iOS sigue estando muy por delante de Android, tanto en simplicidad, seguridad y privacidad como en diseño. El sistema operativo sigue siendo una razón para que el iPhone siga estando un paso por delante de cualquier otro Android, incluso comparando al Galaxy S8 y al iPhone 7 Plus, teléfonos de años distintos.

El Galaxy S8 es bonito por dentro y por fuera, es un excelente teléfono -- no lo dudo. Pero yo esperaré a ver si el iPhone 8 de Apple confirma lo dicho por José Alfredo y se convierte no en el primero, pero sí en el que sabe llegar.