CNET también está disponible en español.

Ir a español

Don't show this again

El Galaxy Note 8 es tan bello como difícil de reparar, según iFixit

El sitio especializado en reparaciones dice que para reemplazar cualquier parte, es necesario quitar la pantalla; 4 sobre 10 en su escala de facilidad de reparación.

Celulares

El Note 8 a corazón abierto

iFixit

El Galaxy Note 8 es muy seguro, a diferencia de su antecesor, pero eso sí… muy complicado de reparar.

El sitio de reparaciones iFixit se tomó el tiempo de destazar el nuevo celular de Samsung para saber qué tan fácil -- o difícil -- es para reparar. Tomando en cuenta que 10 es la calificación para los dispositivos más fáciles de reparar, el Galaxy Note 8 se llevó una calificación de 4, es decir, que no es tan fácil de reparar.

iFixit dice que, en teoría, el Note 8 debería ser fácil de reparar porque sus componentes se pueden reemplazar independientemente y porque los tornillos son de la marca Phillips, así que son fáciles de encontrar. Además, la batería también se puede reemplazar, aunque con trabajo debido a la alta presencia de pegamento.

Todo sería así de sencillo, dice iFixit, si no fuera por la pantalla que es requisito indispensable quitarla para tener acceso al resto de los componentes. Esto, además de que la parte trasera de vidrio también se necesita quitar, complica mucho las cosas para reparar el celular. 

Las empresas complican la reparación de sus teléfonos a propósito para evitar que los usuarios reparen por su cuenta (o con la ayuda de terceros) sus dispositivos y que al final terminan haciendo más daño a sus dispositivos.

También, en repetidas ocasiones, cuando se hacen modificaciones en centros no autorizados y de terceros, se usan componentes no oficiales que a largo plazo perjudican al dispositivo. Esto ya se vivió hace un par de años con algunos iPhone que su lector de huellas Touch ID fue modificado y quedó inservible para algunos usuarios.

Close
Drag
Autoplay: SI Autoplay: NO